se plantea ubicar en su lugar otro monumento

El bipartito de Elche aprovechará la rehabilitación de Germanías y el refugio para eliminar la cruz

29/03/2021 - 

ELCHE. Tres años después de que se conociera que el equipo de gobierno iba a poner en valor el refugio de Germanías, actualmente el más grande y que se encuentra en mejor estado, a principios de marzo salía a licitación la propuesta museística que se ha planeado para el mismo, así como la reurbanización de la plaza. El coste de la actuación será de 900.000 euros y estará financiado con los fondos Edusi. Sin embargo, hay una cuestión que no está contemplada en el pliego pero que el bipartito planea hacer: aprovechar la reurbanización para eliminar la cruz.

De hecho, sobre la históricamente conocida como 'Cruz de los Caídos' —en un primer momento se iba a ubicar en Eres de Santa Llúcia—, inaugurada en agosto de 1944 bajo la alcaldía franquista de Jesús Melero Almela, el pliego reseña sobre la misma en esta plaza lo siguiente: "Destaca la escultura de la Cruz existente en el centro de la plaza, en su día como símbolo conmemorativo de los caídos en la guerra y hoy, ya democratizada e integrada en este espacio". Sin embargo, en el seno del bipartito entienden que sigue siendo un monumento franquista a pesar de que ya no lleve placa ni inscripción alguna. También, por otra parte, que en todo caso, no tiene sentido mantener la misma si se va a reurbanizar la plaza. Junto a la cruz, en estado de deterioro desde hace años. 

Una plaza rehabilitada y puede que con otro monumento

A este respecto, la edil de Urbanismo, Ana Arabid, asevera que "en una remodelación completa tan deteriorada y con la antigüedad del Paseo de Germanías no tienen mucho sentido elementos de este tipo". Y adelanta que una vez se adjudique el contrato serán los redactores los que tendrán que redactar su propuesta, pero recibirán las indicaciones correspondientes por parte del Ayuntamiento con este asunto. Asimismo, desde el Ejecutivo local se plantea como opción viable otro tipo de instalación o monumento, "aprovechando que el refugio se va a dedicar a los Derechos Humanos", aclara la concejala. "Quizá algún monumento que evoque los valores constitucionales", explica, aunque estarán abiertos a lo que proponga el equipo redactor en este sentido. 

Por otra parte, cabe recordar que cuando se anunció en 2018 el proyecto del refugio, no se contemplaba tocar la cruz, si bien es cierto que tampoco el reurbanizar la plaza. En opinión del historiador Miguel Ors, director de la Cátedra Pere Ibarra, "lo que la cruz tuvo en su origen ya no lo tiene", y señala que no ve necesario su derribo, aunuqe entiende que si es en el contexto de remodelar la plaza, sí que procedería. También opina que en cualquier caso, aunque ya no hay placas ni inscripciones, "también es cierto que el nacionalcatolicismo se ha apropiado de las cruces y estos elementos", apunta. 

Sea como fuere, hace casi justamente una década, en 2011 la Asociación Preeminencia del Derecho remitió un escrito a la subdelegación del Gobierno de Alicante exigiendo la retirada del monumento porque entendían que sigue sigue siendo una cruz de la dictadura y que invocando la Ley 52/2007 de Memoria Histórica cabía su demolición. Algo que finalmente no se llegó a ejecutar y que suscitó polémica entre al menos parte de los vecinos, que se mostraron en contra. Con todo ello, habrá que esperar cómo queda el asunto los próximos meses con la adjudicación del proyecto y la ulterior redacción. Eso sí, desde el Ayuntamiento quieren derribar la cruz y plantean otro tipo de monumento para una zona reurbanizada, aunque están abiertos a las propuestas y se verá con los adjudicatarios de la musealización. 

Noticias relacionadas

next
x