Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

sostenibles y presupuesto de 2021, a la espera del decreto que libera el remanente

El bipartito de Alicante recupera la negociación para destinar 5 millones a medidas frente al covid 

2/10/2020 - 

ALICANTE. El bipartito de Alicante (PP y Cs) recupera los contactos políticos con los grupos que ejercen funciones de oposición para negociar la cuarta modificación del presupuesto de este año, con la que se debía abordar al menos parte de las 105 medidas pactadas en la comisión de la reconstrucción, el pasado julio. Por lo pronto, la propuesta que los dos socios de gobierno pusieron sobre la mesa este jueves solo contempla un primer paquete de entre 4,9 y 5,3 millones para impulsar actuaciones que se considera esenciales, de modo que el grueso de las iniciativas pactadas por entidades sociales y asociaciones empresariales para mitigar los efectos de la crisis sanitaria quedaría aplazada a la elaboración del presupuesto de 2021. Además, se trata de medidas que PP y Cs consideran realmente ejecutables en el plazo de tres meses que resta para completar el ejercicio. 

¿De qué tipo de medidas se trata? Básicamente, de una continuación de las iniciativas que ya se adoptaron en cuanto se declaró la crisis sanitaria: la consignación de un millón de euros para ayudas de emergencia social; otro millón para ayudas a pymes y autónomos; otro millón para adquirir material de prevención sanitaria; y cerca de un millón más para sufragar parte del coste del refuerzo especial en el servicio de limpieza de colegios para prevenir riesgos de contagio por coronavirus. A ese conjunto de iniciativas, se le añadiría la dotación de casi otro millón más para ejecutar tareas de mantenimiento de las escena urbana, como el reasfaltado de determinadas calles.

Así lo concretaron fuentes municipales tras la cita mantenida entre la edil de Hacienda, Lidia López (PP), el edil de Deportes, José Luis Berenguer (Cs), y los ediles socialistas Paco Sanguino y Miguel Millana. Al término de ese encuentro, se concretó que el PSOE formularía una relación de propuestas para que se pudiesen tener en cuenta, después de que sus representantes considerasen que no se trataba estrictamente de medidas para reactivar la ciudad.

Sea como fuere, el bipartito prevé trasladar el contenido de su propuesta a Unides Podem y Compromís en sendas reuniones previstas para el próximo lunes, en las que también se solicitará la presentación de alternativas. A priori, Vox sigue excluida de esa ronda de contactos, después de que anunciase que no participaría en esa negociación mientras el bipartito no recortase los fondos destinados a la concesión de ayudas a entidades sociales y al área de cooperación internacional.

PP y Cs defienden el pago de 19 millones a los bancos para cancelar deuda y sostienen que podrían volver a pedir préstamos, si lo necesitasen, con condiciones más ventajosas

Al mismo tiempo, el equipo de Gobierno continúa inmerso en la planificación del presupuesto de 2021, después de que el Ejecutivo central haya anunciado que los ayuntamientos podrán hacer uso de sus remanentes (dinero presupuestado pero no gastado en el ejercicio de 2019) y de que se suspenderán las reglas fiscales de déficit y deuda para 2020 y 2021. A la espera de que se concrete el contenido detallado de esas decisiones, PP y Cs confían en que se confirme la posibilidad de ejecutar las llamadas inversiones financieramente sostenibles de 2019 a lo largo de 2020, lo que permitirá poner en marcha proyectos que habían quedado retrasados, entre otros motivos, como consecuencia de la declaración del estado de alarma. Se trata de iniciativas como las obras de reurbanización de Padre Esplá o la pasarela ciclopeatonal prevista entre la Avenida de Elche y el acceso a Urbanova.

Fuentes del bipartito insistieron en lamentar el retraso en el desbloqueo de esos ahorros municipales que ha impedido avanzar en la toma de decisiones. Así, insistieron en que todavía se desconoce si se podrá usar el remanente para financiar el déficit del servicio de transporte público o si el Gobierno facilitará ayudas específicas con ese fin. De igual modo, las mismas fuentes defendieron el acuerdo adoptado en julio para cancelar el 100% de la deuda municipal contraída con entidades bancarias, por una suma de 19 millones. Para PP y Cs, en contra de las críticas sostenidas por la oposición, la decisión deja al ayuntamiento en una posición de ventaja en la medida en que podría volver a solicitar préstamos en condiciones más favorables para el interés público en el caso que resultase necesario. Con todo, incluso después de esa cancelación, el ayuntamiento continúa disponiendo de 29 millones en ahorros para ejecutar inversiones.

Noticias relacionadas

next
x