Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

cruce de críticas entre el bipartito y la oposición

El desbloqueo del remanente reabre la pugna política por el presupuesto de Alicante

1/10/2020 - 

ALICANTE. El anuncio sobre el desbloqueo en el uso de los remanentes municipales confirmado este miércoles por el Gobierno central ha avivado la pugna política en el Ayuntamiento de Alicante sobre el uso de los ahorros municipales, la negociación de la cuarta modificación de crédito del presupuesto de 2020 y la confección de las cuentas para el próximo ejercicio. Por el momento, el bipartito de Alicante, compuesto por PP y Cs, sigue trabajando en la planificación de ambas propuestas, a la espera de que puedan negociarse con los grupos de la oposición.

En cualquier caso, el primero en pronunciarse sobre esa decisión del Ejecutivo central fue el alcalde, el popular Luis Barcala, el mismo miércoles. A través de un comunicado, el primer edil se sumó a la posición de los primeros ediles populares en la Federación Española de Municipios para mostrar su satisfacción por "el viraje del Gobierno al suspender las reglas fiscales para el año 20 y el 21, lo que demuestra que había un plan B y que la ministra de Hacienda nos quería engañar diciéndonos que no había otra solución que arrebatándonos los ahorros de los alicantinos". 

Así, consideró necesario "que también se aprueben los fondos de ayudas incondicionadas de 5.000 millones de euros y el específico para el rescate del transporte urbano de 1.000 millones de euros, puesto que son vitales para que podamos afrontar con más garantías las consecuencias sociales y económicas que nos ha traído el covid-19". Barcala apuntó que "el Gobierno ha hecho perder a los municipios un tiempo vital en la batalla que todos mantenemos contra la pandemia, puesto que la suspensión de las reglas fiscales que permitirá a las Entidades Locales emplear su superávit en las necesidades de sus vecinos y no a amortizar deuda debía haberse tomado hace meses. Hemos perdido mucho tiempo y eso ha ido en detrimento de nuestros vecinos, que necesitan las ayudas para dinamizar la economía y generar empleo".

Pese a celebrar la rectificación, Barcala advirtió que "el PP en la FEMP va a estar vigilante ante la letra pequeña del acuerdo del Consejo de Ministros que refleje la suspensión de las reglas fiscales para los años 20 y 21". A su juicio, resulta imprescindible que la decisión del Gobierno "no esconda ninguna trampa, como podría ser ligar el uso de los ahorros municipales a la entrega de las ayudas que se otorguen al Ayuntamiento de Alicante".

Por su parte, el grupo municipal del PSOE ha reaccionado al desbloqueo de los remanentes este jueves para criticar la decisión adoptada por el bipartito (PP y Cs) de dedicar 19 millones de euros a la cancelación de toda la deuda municipal contraída con los bancos. "El pago adelantado de la deuda bancaria acordado por Barcala nos ha supuesto la pérdida a todos los alicantinos de 19 millones de euros. Los hechos demuestran que Barcala se precipitó de manera irresponsable entregando a los bancos casi veinte millones en lugar de proteger a los vecinos", han apuntado fuentes del PSOE, a través de un comunicado.

"A Barcala le interesaba más la apariencia de oposición al Consell y al Gobierno de España que su propia ciudad.
Solo con el 10% de esa cantidad se podría haber renovado un convenio con entidades de ayuda social como Cruz Roja para los meses de incertidumbre que vienen", incide el comunicado. "Ya podemos decir que la labor de Barcala de oposición a Ximo Puig y a Pedro Sánchez nos ha costado, por el momento, 19 millones de euros a los alicantinos. Nos gustaría saber qué piensa Ciudadanos de la pérdida de fondos de siete cifras en concejalías tan sumamente estratégicas como Turismo por la irresponsabilidad de Barcala. Nos preguntamos si Ciudadanos no piensa reaccionar frente a esta pésima gestión", añade el comunicado.

Además, el PSOE insiste en que con esos fondos "se podría haber dedicado dos millones de euros para familias cuya capacidad de alimentarse es mínima o ninguna; esa cantidad es más de lo que ha invertido el gobierno de Barcala en alimentar a las 3.000 familias que vieron comprometido su sustento en los meses de marzo a mayo. Eso demuestra el nulo interés de Barcala por los vecinos mientras los vecinos se organizan como puntos de abastecimiento del Banco de Alimentos o para denunciar la suciedad en Alicante, como anunciaron ayer casi una veintena de asociaciones".

Por su parte, el portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, también ha mostrado su satisfacción por la resolución del Gobierno Central de suspender las reglas fiscales para todas las administraciones en 2020 y 2021. "Es una buena decisión que desde llevaba exigiendo Joan Baldoví hace semanas. Nos alegramos que la ministra Montero haya recapacitado y rectificado, después de llevar semanas asegurando que era imposible hacerlo y no había segundas oportunidades", ha apuntado.

En esta línea, ha recalcado que "esto abre un nuevo horizonte para hacer frente a la pandemia y sus consecuencias, para poner recursos públicos al servicio de los objetivos de recuperación de la crisis". No obstante, ha apuntado que "deja también desnudo, sin excusas, a Barcala para actuar en la ciudad y dejar de mirar a València o Madrid para justificar la inacción e incapacidad de su labor de gobierno". "Por eso, exigimos a Barcala que lidere, que actúe de alcalde, que no mire tanto al Botànic o a Madrid que al final le va a entrar tortícolis, y nos convoque a la oposición para pactar el destino de los nuevos recursos que vamos a poder aprovechar para luchar contra la pandemia y sus consecuencias socioeconómicas". Así, ha sostenido que "el dictamen de la comisión para la reconstrucción de Alicante debe servir de guía para alinear medidas frente a la covid-19".

Noticias relacionadas

next
x