X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

las dos zonas de descanso en el tramo alicantino generarán casi 50 millones

El área de servicio de Benidorm, la más rentable de toda la AP-7 con un negocio de 33 millones

21/11/2019 - 

ALICANTE. La liberalización de la AP-7 entre Tarragona y Alicante, que entrará en vigor en algo más de un mes, ha activado la licitación de las nueve áreas de descanso (con estaciones de servicio, restaurantes y tiendas) que salpican el trazado en el que se van a levantar las barreras. Una licitación en la que, tal como ha contado Alicante Plaza, el Gobierno pide a los nuevos adjudicatarios un canon del 6,5% de los ingresos anuales estimados. Y ese cálculo de los ingresos ha revelado una circunstancia que se podía estimar de forma intuitiva, pero que ahora está negro sobre blanco: el área de servicio de La Marina, situada entre las salidas hacia La Vila y Benidorm, es la más rentable de todo el trazado.

Según esta estimación de ingresos, la zona de descanso localizada en el kilómetro 655 de la AP-7, a ambos lados de los carriles de circulación (una reconocible pasarela cubierta con planchas metálicas de color azul permite a los peatones cruzar de un lado al otro por encima de la autopista), generará un negocio de 33,5 millones de euros durante los próximos 5 años, periodo para el que se otorgará la concesión, por lo que Fomento exige un canon mínimo de 322.000 euros. El cálculo lo ha realizado la ingeniería del Ministerio, Ineco, en su informe de viabilidad del contrato de las nueve áreas de servicio para sacarlas a licitación, y se basa en el tráfico estimado que circulará por cada zona de descanso a partir de la liberalización.

En cuanto a la segunda área de servicio localizada en la provincia de Alicante, la de San Antonio (junto a la salida hacia Dénia), el volumen de negocio estimado por el Ministerio es de 14,98 millones anuales, con un canon mínimo a pagar por el nuevo adjudicatario de 157.000 euros. Unas cifras que la sitúan como la menos rentable de las nueve, por lo que el tramo alicantino de la AP-7 presenta los dos extremos: el área más transitada y la que menos. En conjunto, las dos zonas de servicio de la provincia generarán un negocio estimado de cerca de 50 millones (48,5) de euros en los próximos cinco años.

Por lo que respecta al resto de áreas liberalizadas y licitadas, las dos de la provincia de Tarragona supondrán algo más de 50 millones de euros de negocio en los próximos cinco años; las tres de Castellón (Benicarló, La Ribera y La Plana), casi 75 millones; y las dos de la provincia de Valencia (Sagunt y La Safor), otros 46 millones de euros en el mismo periodo. En total, el valor estimado para el contrato de las nueve zonas de descanso de la AP-7 liberalizada asciende a 217,5 millones de euros durante el próximo lustro.

Aumento de tráfico, menos gasto por coche

Ineco ha estimado un aumento del tráfico del 1,44% anual, incluso entre 2019 y 2020, cuando en la carretera ya no habrán barreras. Este incremento es "un punto de vista conservador", tal y como reconoce la propia ingeniería en el estudio de viabilidad que acompaña a la licitación. Pero lo establece así porque no hay "un estudio de tráfico que cuantifique" el aumento de la circulación que se va a producir con la eliminación de los peajes. En su estimación de gastos que se van a producir tras la liberalización, Ineco también afirma que los usuarios de autopistas son más propensos a realizar gastos que aquellos que circulan por autovías sin peaje, lo que induce a los técnicos a prever un "menor ingreso por vehículo".

El concurso por el que se licitan las áreas de servicio se produce "por la reversión" de la carretera al Estado, tal y como se cita en el informe de viabilidad, de forma que las concesiones de la actual gestora de la carretera, Aumar, no son válidas para el futuro. Pero la cercanía de la liberalización del próximo 1 de enero obligará a Fomento a dejar que las firmas que gestionan las áreas de servicio en la actualidad continúen durante varios mese, con la incógnita del canon que deberán pagar. Y es que el plazo de obtención de los pliegos para presentar las ofertas (cada área sale a concurso de forma individual) finaliza el 14 de febrero próximo y las ofertas técnicas, las últimas, no se abrirán hasta el día 24 de ese mismo mes. 

Noticias relacionadas

next
x