Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Para que se dispute sobre césped natural y cumpliendo un protocolo 'Covid free'

El Alcoyano aboga por un 'play-off' de ascenso a Segunda B en el Rico Pérez o el Camilo Cano

26/05/2020 - 

ALICANTE. El estadio José Rico Pérez de Alicante o el Olímpico Camilo Cano de La Nucía son dos de las instalaciones que propone el Alcoyano como sede para la disputa del 'play-off' de ascenso a Segunda División B.

Intercity Sant Joan, Alzira y Atzeneta son los otros tres conjuntos que disputarán el mismo, de acuerdo con lo comunicado este lunes por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) al declarar la Jueza de Competición como definitiva la clasificación del grupo VI de Tercera División tras 28 jornadas disputadas.

A diferencia del equipo de Vicente Parras, los otros participantes en la fase de ascenso juegan sus partidos como local sobre un terreno de juego de césped artificial, la misma superficie con que cuenta El Clariano de Ontinyent, el primer escenario que se puso sobre la mesa tras el ofrecimiento del consistorio de la capital de la Vall d'Albaida a la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana (FFCV). De ahí la postura del club que preside Juan Serrano

Protocolo 'Covid free'

Ahora bien, las objeciones del Alcoyano a jugar en Ontinyent no se agotan precisamente en el tipo de terreno de juego de El Clariano (el conjunto blanquiazul llegó a plantear disputar el 'play-off' sobre el césped natural de El Collao), también guardan relación con otras cuestiones ligadas precisamente a algo en lo que la RFEF, por medio de sus circulares 70 y 71, incidía este lunes de cara a los entrenamientos de preparación del 'play-off' y a la celebración de este: las medidas ligadas a preservar la salud durante la disputa del mismo de los participantes (jugadores, cuerpo técnico, auxiliares), además de colectivo arbitral, delegados federativos y del comité de árbitros, etc. A juicio del Alcoyano, las características de El Clariano, en lo que a dependencias se refiere (tamaño de los vestuarios, sin ir más lejos), complican lo anterior.

A través de las citadas circulares, por un lado la RFEF daba traslado a los clubes de Segunda B y Tercera de las directrices del Consejo Superior de Deportes (CSD) respecto a la vuelta a los entrenamientos grupales de preparación de las diferentes fases de ascenso y de un escrito del director general de Deportes, Mariano Soriano, en el que ante incumplimientos de los requisitos mínimos que exige el Ministerio de Sanidad (no se establece un protocolo específico) se descarga toda responsabilidad en el titular de la instalación en la que el equipo en cuestión entrene (la inmensa mayoría son de titularidad municipal y sin uso exclusivo), al tiempo que se exige a los clubes que remitan al CSD un "formulario obligatorio" en el que declaran bajo su responsabilidad que cumplen todas las obligaciones exigidas por Sanidad y el CSD (su "Protocolo básico de actuación para la vuelta a  los entrenamientos y el reinicio de las competiciones federadas y profesionales")

Además, respecto a la inscripción en la fase de ascenso, en la circular 71 la RFEF también obliga a los clubes a suscribir entre otros documentos uno "de sujeción voluntaria a las normas de competición y de los 'play-off' de ascenso" en cuyo clausulado se dice expresamente: "El club conoce las circunstancias excepcionales actuales, los protocolos y las normas establecidas para garantizar la salud y seguridad de todos los participantes antes, durante y con posterioridad a la disputa del 'play-off' (...) Dicho lo anterior, siendo interés de esta parte su participación, y habiéndose tomado todas las medidas al efecto, exime de forma expresa la RFEF de cualquier responsabilidad que traiga causa de la situación sanitaria existente". 

En ese mismo formulario que acompaña a la circular 71 se hace referencia a la necesidad de someter a test serológicos a plantilla y cuerpo técnico con carácter previo al inicio de los entrenamientos grupales (el Intercity Sant Joan, por ejemplo, ya ha realizado estas pruebas (test serológico y PCR , concretamente) detectando un positivo asintomático en su plantilla y presencia de anticuerpos en otros dos futbolistas) y al de la fase de ascenso. Mientras que los primeros test corren por cuenta de los clubes, el coste de la segunda tanda lo asume la RFEF.

Huelga decir que los jugadores que den positivo en los primeros test no podrán entrenar junto a sus compañeros (tendrán que ser aislados en sus domicilios), mientras que aquellos que lo hagan en los segundos no podrán participar en un 'play-off' de ascenso a Segunda B que, en principio, se disputará del 18 al 25 de julio; el formato será de dos semifinales a partido único (Alcoyano e Intercity por un lado y Alzira y Atzeneta por el otro) en las que el empate favorecerá al equipo mejor clasificado en la Liga regular) y una final (en la que también el conjunto con mejor derecho deportivo resultará vencedor en caso de empate).

El césped del Rico Pérez

El estado del terreno de juego del José Rico Pérez actualmente dista mucho del que presentaba en marzo cuando se interrumpió la competición en Segunda B (en gran medida por el calor, hasta el punto de que será necesaria una resiembra este verano) por lo que las opciones de que sea el elegido se reducen. 

Por su parte, el estadio Olímpico de La Nucía no solo tiene un césped en mejor estado a día de hoy, también cuenta a su favor con la existencia de los vestuarios contiguos de Camilo Cano, un factor de mucho peso en las actuales circunstancias.

Noticias relacionadas

next
x