Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

puig pide abrir el debate de la reforma constitucional con la cogobernanza como ejemplo

'El abrazo' y Paca Aguirre para pedir un nuevo sistema autonómico sin "macrocefalia ineficiente"

7/12/2020 - 

ALICANTE. A falta de contacto físico (que provocó algunos malentendidos en la recogida de galardones), el cuadro 'El abrazo' de Juan Genovés (fallecido en mayo) presidió, proyectado sobre el telón del Teatro Principal de Alicante, buena parte del acto para conmemorar el Día de la Constitución organizado por el Consell. El cuadro, icono de la transición, sobrevoló varios de los discursos pronunciados durante la celebración, especialmente los de los hijos de Manuel Broseta y Ernest Lluch, reconocidos a título póstumo por sus valores constitucionales, junto a la ong Save the Children.

El acto comenzó y acabó con dos pequeños recitales de poemas musicados de la alicantina Paca Aguirre, fallecida en 2019 un año después de recibir el Premio Nacional de las Letras, y el olivense Francisco Brines. 'El abrazo', 'La tarde imaginada' (Brines) y 'Detalles' (Aguirre) construyeron el clima para que los participantes en la celebración pusiesen el acento en sublimar los puntos de encuentro, más que en acentuar las diferencias, como suele ser habitual en esta efeméride. Pero celebrar la Constitución no implica considerarla inmutable, como sucede en otras latitudes ideológicas, y así se encargaron de subrayarlo tanto el jefe del Consell, Ximo Puig, como su vicepresidenta, Mónica Oltra.

El presidente de la Generalitat, que alternó en su discurso el valenciano y el castellano, defendió que frente a lo que propugna el neoliberalismo, "nadie es una isla", para destacar el componente "social" del texto constitucional. "Las cuestiones patrióticas no salvan vidas ni permiten llegar a final de mes", dijo Puig, al considerar que en el debate en torno a la vigencia de la Carta Magna "hay demasiada víscera y poca razón". "A una tierra hay que quererla como es, no como a uno le gustaría que fuera".

Pero tras poner en valor las virtudes de una Constitución que, a su juicio, ha permitido a la sociedad española enfrentar mejor la pandemia y sus consecuencias sanitarias y socioeconómicas, Puig también advirtió de que su arquitectura "precisa un ajuste, es insensato que nos paralice el miedo a actualizar un BOE de 1978". Para abrir ese debate, el presidente valenciano puso como ejemplo al que aspirar la 'cogobernanza' que se ha dado en la segunda ola de la pandemia, y pidió "no caer en la trampa bipolar de los independentismos centralistas y periféricos".

Puig marcó los cinco retos que, a su juicio, deben enfrentarse para lograr el ansiado ajuste constitucional. El primero, "superar la "España macrocefálica del centralismo ineficiente", y el segundo, crucial para la Generalitat, "lograr la España equitativa de la financiación justa y la armonía fiscal". El tercer reto, ya expresado en el preámbulo de su discurso, sería establecer un sistema de cogobernanza como el que ha guiado las últimas decisiones de la Administración para enfrentar la segunda ola de la pandemia. También incluyó "atender la España invisibilizada de tantas tierras olvidadas" y "oxigenar la España despoblada".

Recital de poemas musicados de Paca Aguirre y Francisco Brines

Menos explícita que Puig respecto a la necesidad de cambiar la Constitución fue Mónica Oltra, la primera en intervenir como conductora del acto. "Hace 42 años, los valencianos votaron una Constitución que creaba un estado social y democrático, por ese orden, y no por ningún otro", subrayó antes de recordar algunos de los artículos que han diseñado el estado de bienestar español. El año 2020 "nos ha puesto a prueba, y hemos descubierto nuestra fragilidad y lo que es verdaderamente esencial, como cuidar y alimentar". Más allá de la arquitectura social puesta a prueba durante la pandemia, Oltra reclamó en base al artículo 40 ("una distribución de la renta regional y personal más equitativa") que se acometa la reforma de la financiación autonómica para sostener los servicios sociales.

Del "acierto colectivo" a "superar el pasado"

Pablo Broseta, que recogió el galardón concedido a título póstumo a su padre, asesinado por ETA en València en 1992 cuando acudía a la universidad a impartir clase, recordó que el cambio que trajo la Constitución "durante mucho tiempo no tuvo vencedores y vencidos, hasta que se ha empezado a cuestionar". En este sentido, Broseta consideró que la Carta Magna es "nuestro mayor acierto colectivo", antes de que la "memoria selectiva" haya comenzado a distinguir entre "buenos y malos españoles". Por ello, pidió a los políticos presentes seguir el ejemplo de su padre o el de Ernest Lluch y renunciar a sectarismos ideológicos en pos del proyecto común. Rosa Lluch, que recogió el galardón concedido a su padre (ministro de Sanidad con Felipe González y también asesinado por ETA, en 2000), reivindicó el "pasado común" que no hay que olvidar, pero que también pidió "superar".

El Consell en pleno asistió sobre el escenario a los discursos y la entrega de premios

La concordia que debe presidir esta efeméride estuvo representada tanto sobre el escenario (con el teniente general Fernando García-Vaquero, del cuartel de alta disponibilidad de Bétera, y el presidente de la Diputación de Alicante, el popular Carlos Mazón, junto a los miembros del Consell) como en los asientos del patio de butacas del Teatro Principal, con el aforo limitado para cumplir las medidas de prevención frente a la pandemia: la síndica de Vox, Ana Vega, asistiendo al acto mientras sus compañeros de partido se concentraban para protestar contra el Gobierno, o el concejal popular Toño Peral asistiendo complacido ante la alusión de Puig al patrón de Alicante, San Nicolás, que también se celebraba este domingo. 

Eso sí, mientras los mensajes emitidos durante toda la jornada desde el lado socialista apostaban por revisar la Constitución (al discurso de Puig se sumó un comunicado en la misma línea de la delegada del Gobierno, Gloria Calero), los representantes populares hacían de frontón. Mazón defendía, en un canutazo al término de la celebración, que además de conmemorar la Constitución hay que "defenderla de los ataques que está recibiendo". El popular consideró que "se está permitiendo que algunos la ataquen", en alusión a Unidas Podemos y los partidos nacionalistas, y celebró que "afortunadamente, la Constitución va cumpliendo años. Seguimos teniendo el instrumento que mejor nos une y que mejor nos coordina y que mejores logros ha dado en la historia de España".

Noticias relacionadas

next
x