X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el hércules no gana en el mini desde 2012

De los peores rivales para jugársela

El Hércules no vence al filial del Barça desde el 24 de febrero de 2012 cuando ambos militaban en Segunda A y le derrotó en el Mini por la mínima, merced a un gol en propia puerta de Armando.

8/05/2019 - 

ALICANTE. El 'play-off' del Hércules arrancó el pasado 22 de diciembre. Ese día los blanquiazules, entonces cuartos en la clasificación, recibían en el Rico Pérez al Barça B, quinto a cuatro puntos, en un encuentro con el que despedían el año futbolístico.

La importancia de ese choque no solo venía derivada por la cercanía en la tabla de los azulgranas, también porque el Hércules de Lluís Planagumà empezaba a ofrecer síntomas de agotamiento (se acababa de empatar en Cuenca contra diez un duelo que se ganaba al descanso, por ejemplo), haciendo ya la goma respecto a una primera plaza que había perdido mes y medio antes. El partido finalizó con empate a cero y los blanquiazules se fueron de vacaciones de Navidad además como terceros gracias a la derrota en Lleida de un Baleares que, eso sí, en el primer partido de 2019 pasó por encima del Hércules en Son Malferit y casi desde entonces se muestra intratable (como local ya era más que temible a esas alturas del curso). 

El meneo de los de Manix Mandiola supuso el inicio de un mes y medio de competición con el equipo del Rico Pérez llegando a estar fuera del 'play-off' varias semanas (fue incluso sexto) y Planagumà muy cuestionado: aunque se derrotó a los filiales de Villarreal y Espanyol, no fue hasta la victoria sobre el Cornellà cuando se recuperó la cuarta plaza (dejando a los cornellanenses como quintos y a dos puntos) y se serenaron los ánimos. Ahora el Hércules aspira a arrebatar sobre la línea la primera posición al Baleares, pero para que lo anterior sea posible, además de pinchar los palmesanos con el Lleida, los blanquiazules han de ganar su partido en el Mini...

Solo tres equipos han ganado allí

El Hércules se volverá a ver las caras el domingo con el filial azulgrana que todavía tiene alguna opción de disputar el 'play-off'. El equipo que entrena García Pimienta descendía el pasado curso y ha protagonizado una campaña muy irregular: solo ha estado dos jornadas entre los cuatro primeros, pese a que su objetivo es disputar la fase de ascenso. 

El pasado fin de semana vencía en Lleida, aumentando a 14 su número de victorias; de las anteriores, ocho han sido como local, mientras que ha empatado siete y perdido tres encuentros ante su público: el Ejea en la segunda jornada, por 0-1; el Conquense en la 24, por 1-2; y el Espanyol B en la 29, por 0-1, son los únicos conjuntos que han logrado esta campaña la victoria en un Mini donde, además, el Hércules no gana desde febrero de 2012, cuando ambos equipos militaban en Segunda A. 

Tres derrotas y dos empates en esta etapa en Segunda B

El Barça B se le viene dando mal a los blanquiazules que desde que cayeron a Segunda B no han sido capaces de vencerle: tres derrotas y dos empates son los resultados cosechados por el Hércules ante el Barça B, de los que un empate (0-0 en la jornada seis de la 2015/16) y una derrota (2-0 en la jornada 21 de la 2016/17) son los obtenidos en un Mini donde los blanquiazules solo han ganado en tres ocasiones en toda su historia.

'Factor primer equipo'

En Alicante se recibió con satisfacción el hecho de que la jornada unificada en Segunda B se fuera a disputar media hora antes que en Primera porque se contaba con que muchos futbolistas del filial entrasen en la lista de Ernesto Valverde para recibir al Getafe. Sin embargo, el 'factor primer equipo' está por ver que vaya a tener tanta incidencia finalmente.

Entre la derrota en Vigo del fin de semana pasado y especialmente el petardazo en Anfield Road del martes, la crisis se ha instalado en 'Can Barça' cuyo primer equipo todavía tiene pendiente la final de Copa. No parece que Valverde se pueda permitir más sonrojos en este final de curso, pero el nivel al que llegan sus mejores hombres igual le obliga a darles algo más de descanso. El pasado fin de semana, el portero Iñaki Peña, el lateral Wagué y los mediocentros Puig y Collado viajaron con el equipo a Vigo.

Noticias relacionadas

next