Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

defiende el límite de 125.000 metros del plan de comercio ante los minoristas

Climent promete 'blindar' Alicante de macrocentros como el de Ikea y revisar las aperturas en festivos

29/10/2019 - 

ALICANTE. No habrá margen de maniobra para la construcción de macrocentros comerciales como el proyectado junto a Ikea en los terrenos de Rabasa ni en Alicante ni en resto de la Comunitat. Esa será una de las medidas centrales contempladas en el Plan de Acción Territorial Sectorial del Comercio de la Comunitat Valenciana (PATSECOVA) que el conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent, confirmó en un encuentro de trabajo mantenido con representantes del Colectivo de Comerciantes por Alicante, este lunes. 

Climent precisó, en concreto, que ese documento de planificación -previsto desde el año 2014 y, ahora, de inminente aprobación, tras la publicación de su segunda versión preliminar- establece que el Consell no podrá conceder autorización para la implantación de ningún centro comercial que supere los 125.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable. Ese es, según fuentes de Economía, el tamaño máximo al que se dará cabida tras tomar como referencia para el conjunto de la Comunitat las dimensiones del complejo de Nuevo Centro, en València ciudad. Es decir, que no tendrá encaje ninguna propuesta similar a la que se promovió a través de la ATE Alicante Avanza, impulsada por el empresario Enrique Ortiz, en la que se preveía desarrollar un complejo de 280.000 metros cuadrados, con una gran superficie de Ikea, entre otros establecimientos de distintas enseñas.

En respuesta a la inquietud de los minoristas, Climent insistió en que, en todo caso, su departamento sería partidario de que la multinacional del mueble se asentase en la ciudad, "pero con un formato y un modelo comercial, distinto a la fórmula del pelotazo" que, a su juicio, se planteaba con la ATE de Ortiz, ya archivada tras su desestimiento, en 2016. En esta línea, el conseller contempló otro concepto: el de una mediana superficie.

Lo cierto es que, en la actualidad, no existe ninguna propuesta firme por parte de la multinacional sueca para implantar en Alicante una de sus tiendas de gran formato ni a corto ni a medio plazo. Como informó este diario, la compañía sigue apostando por potenciar la venta multicanal y continúa explorando nuevos modelos para adaptarse a las necesidades del consumidor con la apertura de establecimientos urbanos. Entre ellos, las tiendas Ikea Diseña como la inaugurada en el centro comercial Gran Vía de Alicante hace un mes.  

Sea como fuere, en su encuentro con los comerciantes, Climent también abrió la puerta a que se pudiese tramitar la declaración de Alicante como "ciudad saturada" de superficies comerciales, de modo que se evitase el asentamiento de nuevos complejos. No obstante, dejó claro que esa tramitación debía iniciarse desde el ámbito de la Administración local.

Pacto estable sobre las ZGAT 

Igualmente, a preguntas de los comerciantes, el conseller también se refirió a la posibilidad de revisar el régimen de horarios de apertura (las Zonas de Gran Afluencia Turística) que se acordó en enero de 2018 (aunque no entró en vigor hasta abril de ese año), con hasta 38 festivos hábiles para la práctica comercial por lo que respecta a la ciudad de Alicante. En esta línea, señaló que el compromiso alcanzado entonces era revisar ese pacto autonómico cuando se cumpliesen los dos años de su vigencia, de modo que confirmó que se acometería una evaluación sobre cómo ha funcionado y se redactarían los estudios necesarios para analizar los nuevos formatos existentes y, así, poder concretar si resulta necesario realizar una posible modificación. 

Eso sí, destacó que "estamos en un momento de pacificación del comercio y parece que no existen demasiadas discrepancias, aunque es evidente que el comercio de proximidad sería partidario de que se abra menos festivos y el gran comercio lo que querría es que no se cierre ningún día del año y que se abriese las 24 horas". "Por el hecho de haber llegado a un acuerdo que funciona desde el máximo consenso, yo esperaría a tener esa evaluación y entonces tomaríamos las decisiones oportunas", concluyó.

Portavoces del Colectivo de Comerciantes por Alicante, presidido por Vanessa Cárdenas, añadieron, además, que durante la reunión con el conseller también se planteó la necesidad de que se recuperase la regulación de las campañas de rebajas y que se delimitase su duración temporal "para tener una venta normalizada periódica, además de resultar atractivas para los consumidores y rentables para el comercio". Según las mismas fuentes, la directora general de Comercio, Rosana Seguí, les manifestó que se había recibido la misma petición por parte de todos los sectores del comercio.

Por último, los minoristas apuntaron que Comercio también se comprometió a lanzar "nuevas ayudas de promoción y dinamización del sector" para que pueda producirse una recuperación de las ventas y que la actividad actúe como "elemento dinamizador que tire de la economía".      

 

Noticias relacionadas

next
x