Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

impacto del coronavirus en el tejido empresarial alicantino

Casi 7 de cada 10 empresas familiares de Alicante ha tenido que reducir o parar su actividad

20/04/2020 - 

ALICANTE. El 67% de las empresas familiares alicantinas, casi 7 de cada 10, han visto reducida su actividad debido a la actual crisis económica generada por el Covid-19, según los datos facilitados por la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (Aefa). Este dato se sitúa por debajo de la media nacional que cifra la reducción de la actividad de estas compañías en un 86%. Así se desprende de los datos recabados por Aefa para incorporarlos al estudio sobre el impacto de la crisis en las empresas familiares, promovido por el Instituto de Empresa Familiar y que ha contado con la colaboración del Banco de España.

En el caso de Alicante, el 34% de las empresas familiares encuestadas han apuntado que su actividad se ha reducido en más de un 60% y en un 33% se han visto obligadas a tener que detener incluso su actividad. En el plano nacional, solo el 42% de las empresas familiares han tenido caídas superiores al 60% o han parado su actividad. En relación con los beneficios que esperan registrar las entidades españolas, un tercio de ellas creen que disminuirán por encima del 80%. En este sentido, consideran que el impacto de la crisis viene motivado principalmente por la fuerte disminución de la demanda y la paralización de la actividad como consecuencia del estado de alarma.

A pesar de estos indicadores económicos, el estudio demuestra el compromiso de la empresa familiar a la hora de sostener el empleo y minimizar el impacto de la crisis en el ámbito laboral. De ahí que casi la mitad de ellas haya conseguido reducir la caída del empleo por debajo del 20%. Entre las medidas adoptadas para afrontar este escenario se encuentran la reducción de las inversiones y contrataciones programadas, la puesta en marcha de ERTEs y el teletrabajo.

En lo que se refiere a las empresas alicantinas se decantan igualmente por fórmulas como los ERTE o las reducciones de jornada. En este punto, el 32% de ellas han tenido que aplicar esta medida hasta en un 20% de su plantilla. Por otro lado, algunas de las compañías han tenido que recurrir al despido, aunque en un 75% de los casos encuestados el ajuste de la plantilla ha sido mínima, en un 10%.

En términos generales, la mitad de las empresas familiares españolas creen que podrían aguantar esta situación hasta seis meses de duración. De la encuesta nacional se percibe que no todos los sectores se están viendo igualmente afectados y se extrae, además, que los sectores más afectados son la hostelería, turismo, industria y comercio minorista.

Cuando el estudio se adentra en las medidas adoptadas por el Gobierno la mayoría de las empresas españolas las consideran insuficientes, con más de un 92% de las empresas encuestadas. Entre las medidas más valoradas destacan las facilidades para el ajuste temporal de empleo, las líneas especiales de financiación (ICO), la línea de avales y garantías públicas y el aplazamiento de deudas tributarias.

Las encuestas realizadas por las Asociaciones Territoriales a sus socios durante las dos últimas semanas (última de marzo y primera de abril). Han conseguido 455 respuestas sobre los efectos de la crisis sobre su actividad, las medidas que está llevando cada empresa para afrontar la crisis y la valoración de las medidas del gobierno. En la encuesta realizada por Aefa se ha recopilado datos de 73 entidades en total.

La presidente de Aefa, Maite Antón, ha recalcado “el esfuerzo de las empresas familiares en sostener el mayor número de empleos en los momentos de crisis” y ha incidido en la importancia de mantener “el mayor número de empresas en activo para que podamos evitar la destrucción de empleo y un agravamiento en la crisis económica que estamos sufriendo”. Para ello, la directiva ha recordado que “se debe apoyar a las empresas familiares para que tengan liquidez y puedan superar esta crisis”.

Noticias relacionadas

next
x