Hoy es 18 de julio

El rincón de Alicante mola mucho

Breve resumen de la historia de la Santa Faz de Alicante

8/04/2024 - 

ALICANTE. Con la finalización de Semana Santa, la peregrinación al Monasterio de la Santa Faz está a la vuelta de la esquina. Dicha peregrinación es, sin duda, la fiesta más alicantina que hay, incluso por encima de nuestras queridas Hogueras. Por todos/as es conocida la costumbre de recoger a primera hora de la mañana la caña en el Ayuntamiento y recorrer la avenida de Denia hasta llegar al Monasterio, pero ¿sabéis la historia de esta tradición tan arraigada? 

A continuación, paso a detallaros los hitos más relevantes de su historia (espero que algunos os sorprendan tanto como a mí): 

- Según cuenta la historia, una mujer denominada Verónica limpió el rostro ensangrentado de Jesucristo en un velo quedando grabado en tres dobleces de aquella tela. Una pieza de aquel paño se encuentra en Roma, otra en Jaén y la tercera, y última, en Alicante. 

- La gasa de lino llegó a la Terreta a manos de Pedro Mena, cura de San Juan, quien, tiempo después (concretamente el 17 de marzo de 1489), tras una larguísima sequía y por voluntad de los más devotos, decidió sacar en peregrinación el lienzo de la Santa Faz con tal de paliar la angustiosa falta de agua. En dicha peregrinación, aconteció un suceso que marcaría para siempre la historia de nuestra ciudad: en un momento dado, el sacerdote que portaba la Santa Faz en sus manos sintió un desvanecimiento, no pudiendo aguantar el lienzo por su peso. En esos momentos, una lágrima salía del ojo derecho del rostro de la Santa Faz y, al poco tiempo, aconteció un nuevo milagro: por fin, comenzó a llover. - Desde aquel momento, la veneración a la Santa Faz se extendió rápidamente por toda la provincia. De esta forma, en el año 1490 se erigió un nuevo templo de grandes dimensiones para la custodia de la Santa Faz, el cual fue derruido años después (concretamente, en 1748), dando paso al actual cuya construcción concluyó en 1766.

 - Tal y como narra la historia y la tradición, los prodigios de la Santa Faz continuaron. 1 Una muestra de ello es que durante la pandemia de peste en 1648 se llevó a cabo la Procesión del 5 de agosto, en una rogativa donde junto a la imagen de la Patrona Virgen del Remedio iba también la Santa Faz y, conforme iban recorriendo las calles la pandemia iba desapareciendo. O, en 1804, cómo el brote de fiebre amarilla surgido en Alicante se extinguió al portar el lienzo de la Santa Faz a la ciudad. 

- Pese a que, como he narrado anteriormente, el primer milagro se produjo un 17 de marzo, desde hace muchos años, la festividad de la Santa Faz no se celebra ese día, sino el segundo jueves de Pascua. ¿El motivo? El cambio de fecha se ordenó el 29 de abril de 1663, en el III sínodo de Orihuela. En aquella junta se transfirió la festividad “para el Jueves inmediato después de la Dominica in albis”, aunque no fue hasta el año 1752 cuando se llevaría a cabo el cambio de fecha. 

- Hay que destacar que este 2024 es un año muy especial para la Santa Faz, ya que se cumplen 535 años desde que tuvo lugar el ‘Milagro de la Lágrima’. 

Personalmente, tengo muchas ganas de que llegue el día y celebrar la jornada más alicantina con mis seres queridos. ¿Y vosotros/as?

Noticias relacionadas

next
x