X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en la candidatura del pp en orihuela

Bascuñana reclama concentrar apoyos en una presentación entre pullas y amagos de unión 

10/05/2019 - 

ORIHUELA. Varias fueron las referencias, durante la presentación de la candidatura de Emilio Bascuñana como alcaldable, que aludieron anoche, a la "gran familia" que conforma el PP de Orihuela. El mismo candidato así lo transmitió, e incluso el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, le definió como "padre de familia". Lo que el partido buscaba transmitir en este acto era la unión de la formación, pero es sabido que, siguiendo el símil, en toda familia también hay riñas, peleas y separaciones. Y eso también ocurrió y se captó anoche. El lema elegido para esta campaña: "A la altura de Orihuela".

El PP de Orihuela aprovechó la misma noche de la pegada de carteles para presentar, en el Aula de Cultura de la CAM, ante un público de más de 450 personas, al equipo que le acompañará en la lista con la que pretende llegar a la Alcaldía en las elecciones del próximo 26 de mayo. De entre esas 450 personas hubo sonadas ausencias, como las de las ediles Sofía Álvarez, Begoña Cuartero o de Francisco Sáez. Personas que no estarán en la canditatura pero que siguen formando parte del equipo de gobierno, aunque ya anden desmarcándose, bien de forma implícita, o bien explícita, como Cuartero, que ha manifestado su descontento al no figurar en la lista e incluso ha pedido sancionar a Adrián Ballester, coordinador del PP en la Vega Baja y persona que presentó la lista final, enviada por Génova, recibido media hora antes de que acabara el plazo par la presentación de candidaturas. No obstante, otra de las ausencias de la nueva candidatura, Noelia Grao, sí que acudió al acto de presentación de candidatura y se sentó en la parte media de las butacas. 

La familia local también estuvo disgregada en varios puntos más. Dámaso Aparicio, número tres de la formación en la lista recién presentada para el 26-M, recibía a militantes y afines a las puertas del salón de actos del Aula de cultura de la CAM, siempre algo alejado y sin mediar palabra con sus compañeros de lista, Rafael Almagro o Sabina Goretti Galindo o con el coordinador comarcal, Ballester. Tampoco hubo mucho feeling entre Aparicio y el presidente de la Diputación, César Sánchez, cuando este hizo acto de presencia antes de entrar en el salón de actos. Un frío y escueto apretón de manos que contrataba con las conversaciones o abrazos con otros asistentes. 

No obstante, para ser justos, también ha habido acercamientos entre Dámaso Aparicio y otros miembros de la candidatura. Y es que, a raíz de un enfrentamiento y enfado con en el ocho de la lista, Víctor Bernabeu, un ex PP que vuelve a la familia popular tras su paso por el Foro Democrático, en el encuentro previo, han tenido ocasión para hacer las paces. 

Además, durante el evento previo, Almagro, Ballester y Sánchez también hicieron durante un buen rato un corrillo en conjunto, que aunaba a sectores, si bien ya afines, de la provincia, la comarca y el PP local. 

Ya en harina, el acto comenzó entre una gran ovación con la entrada de Bacuñana, el diputado provincial, Adrián Ballester y más candidatos a la lista local que marchaban en un pasillo tras el alcaldable. De fondo, la banda sonora de Gladiator sonaba para tratar de dar un tono épico a la noche. 

Cada uno de los candidatos fue presentado, un por uno, en línea ascendente comenzando por la última candidata, y recibiendo ovaciones que fueron, en varios casos remarcables. La número 21, María Victoria Cartagena, Pablo Lorenzo Bragante, el número 13, así como Víctor Valverde o Sabina Goretti.

"El partido no está muerto"

El responsable del PP en la comarca, Adrián Ballester, tras la presentación de candidatos, subió al escenario para animar a apoyar, (aún no se podía pedir oficialmente el voto a esas horas), al Partido Popular. Los motivos, para "demostrar que el partido no está muerto, está más vivo que nunca". En referencia, claramente, a la sangría de votos que tuvo el PP en las anteriores elecciones autonómicas y generales y que ha dejado al PP en el Parlamento con 67 escaños y en el Consell con 20. Para Ballester "Orihuela tiene que ser el puntal y contrapeso de una extrema izquierda en la Comunitat Valenciana y una izquierda en el país". 

El presidente de la Diputación, César Sánchez, tuvo unas palabras de ánimo, antes de comenzar, hacia Alfredo Pérez Rubalcab, a quien mandó "nuestro cariño y afecto, que pasa por unos momentos difíciles". Ya, dentro de su discurso, hizo un alegato de la ciudad oriolana y destacó que es la ciudad que más ha visitado en sus cuatro años en la Presidencia. Un total de diez veces. 

El de Sánchez fue un alegato para cerrar filas en torno a Emilio Bascuñana y pedir unión en el sentido de voto. "Tenemos que trabatar estos 15 días porque se lo merece Orihuela". Y subrayó que, tras el varapalo de votos y apoyos del 28-A, Bascuñana, cuenta con el respaldo del PP a nivel nacional, provincial y regional y deseó una victoria en Orihuela "con mayoría absoluta". 

Recopilar los votos de Cs y Vox

Los mensajes para que los votos perdidos del PP vuelvan a su saca, fueron más que repetidos. Utilizando las palabras apropiadas para no pedir el voto directamente, antes del comienzo de la campaña, los representantes del PP mandaron varios mensajes, tanto "a quienes, del centro derecha no nos han votado", asegurando, por parte del presidente de la Diputación, "es sumamente importante que ganemos elecciones para mantener viva la llama del pp" y achacó los malos resultados anteriores a "malas rachas", pero de la que se levantan. , que puede ser que pasemos malas rachas pero nos levantamos.

Sánchez, así, defendió que el voto útil para que gobierne el PP en las instituciones el de Emilio Bascuñana, y no el de Cs o Vox . Pidió la vuelta al redil de los votantes, aunque advirtió de que "es legítimo si alguien ha votado otra cosa, y hay que ser respetuoso con el voto diferente, pero no podemos permitir mas experimentos".

Espantada y pullas

Cuando llegó el turno del alcaldable, Emilio Bacuñana, hubo gente del salón de actos que se levantó de sus sillas y abandonó el auditorio, unas decenas de personas que no se quedaron a escuchar las palabras del alcalde, una pequeña espantada que, sin embargo, no pareció afectar a Bascuñana.

En su discurso aprovechó para agradecer a los y las ediles que ya no repetirán en la lista su trabajo y nombró a todos ellos, Francisco Sáez, Begoña Cuartero, Sofía Álvarez, Begoña Grao o Miguel Ángel Fernández. Pero se centró en los que no estaban para recordar que no están en la lista o por asuntos familiares o por "tensión", y que "todos cometemos errores, yo el primero", pero que agradecía su labor en el mandato. 

Y, de sus nuevos compañeros, de los que siguen, asegura que "seguimos siendo los mismos, pero con más experiencia y con más ilusión". 

Pero Bacuñana también tuvo palabras para sus socios de gobierno, y no buenas. Las palabras de Juan Ignacio López-Bas en el acto de presentación de candidatura de José Aix para la formación naranja, en las que dijo "el cáncer es la candidatura del PP y por eso, Ciudadanos vamos a tomar las riendas", sentaron muy mal en el seno del PP y Bascuñana no ha querido dejar pasar la ocasión en su acto de candidatura para responderle que "hay partidos garrapata, que chupan de los demás". Y, aunque no mencionó explícitamente a Ciudadanos, aclaró que hablaba de ellos al añadir que "hay que ver, algunos partidos con tres personas o que se piensan que hacen, según oí en una presentación de candidato". 

Bascuñana pidió recabar los apoyos a su candidatura y dejar fuer a Vox o Ciudadanos porque "hay partidos que viven en los mundos de Yupi pero nosotros tenemos la experiencia, sensantez y veracidad".

Y así se cerró el acto, de nuevo con música épica de Gladiator, escenificando unión,  sobre todo de cara a aunar votos, pero con las guerras latentes aún circulando por el tablero de los populares. Y así, se fueron a la pegada de carteles que dio comienzo a una campaña electora que se presume intensa. 

Noticias relacionadas

next
x