X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de agosto y se habla de PPCV pspv corrupción ismael belda GERARD FULLANA Compromís

investigación de la fiscalía

Barcala niega contactos con Belmonte e insta al PSOE a explicar qué negoció

10/05/2018 - 

ALICANTE (AP/EFE). El alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, ha expresado este jueves su respeto a la decisión de la Fiscalía se abrir diligencias para esclarecer el supuesto  ofrecimiento de un sueldo de 3.500 euros a la exedil de Guanyar, Nerea Belmonte, que ella desveló en el pleno ordinario de abril. En esta línea, ha reiterado que él ya había manifestado que el PP no había mantenido ningún contacto con la tránsfuga que acabó facilitando  su investidura como nuevo primer edil, al ser el candidato de la lista más votada. 

Así, pese a que ha dicho desconocer qué se va a investigar en esas diligencias ni para qué, ha señalado que quizá el PSOE debió haber explicado antes en qué consistió su negociación con Belmonte y qué es lo que planteó. "Posiblemente, si lo hubiese hecho no estaríamos en esta tesitura", ha dicho. El primer edil ha explicado que se debe dejar trabajar a la Justicia, aunque ha deseado que "las cosas vayan con rapidez para que queden aclaradas".

Como ha publicado Alicante Plaza, la Fiscalía ha abierto diligencias de investigación sobre ese presunto ofrecimiento a instancias de la denuncia presentada por dos particulares, José Luis Valdés y Francisco García, que aspiran a ser elegidos en el nuevo Consejo ciudadano local de Podemos. Al margen de las valoraciones de Barcala, la apertura de esas diligencias ha provocado una cascada de reacciones políticas por parte de representantes de otros grupos municipales.

La portavoz municipal del PSOE, Eva Montesinos, también se ha referido a la apertura de esas diligencias para afirmar que su partido no se personará en la investigación abierta por la fiscalía Anticorrupción, puesto que no siente "aludido" en este asunto. Montesinos ha insistido en que el PSPV-PSOE "no ha ofrecido nada que no sea un pacto de gobierno" a Belmonte durante las negociaciones previas a la sesión plenaria de investidura.

Ha apuntado que tanto ella como los portavoces de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, y Compromís, Natxo Bellido, firmaron un documento donde se comprometían a impulsar la modificación del Reglamento Orgánico del Pleno (ROP) para que los no adscritos como Belmonte pudieran ver restituidos sus derechos políticos y económicos. De esta forma, ha insistido en que los socialistas se circunscribieron a unas "negociaciones políticas" y "no tienen nada que esconder", por lo que si la Justicia les llama ofrecerán su "colaboración".

Pese a ese compromiso para restituirle sus derechos políticos y económicos, Montesinos ha afirmado que a Belmonte "no le pareció suficiente", lo que, en su opinión, le llevó a "perder la coherencia y credibilidad" al haber sido elegida por una formación de izquierdas y facilitar la vuelta del PP a la alcaldía, con Luis Barcala. "Lo importante es que el PP dirige el ayuntamiento y que ella les permitió que gobernaran", ha lamentado.

También se ha pronunciado sobre la apertura de la investigación el grupo municipal de Ciudadanos (Cs). Su portavoz adjunto, Antonio Manresa, ha sostenido a través de un comunicado que "después de que la Fiscalía haya tomado cartas tras la denuncia del presunto soborno a Nerea Belmonte, la concejala debe también una explicación pública ante la ciudadanía ante un hecho tan grave". Manresa ha matizado al mismo tiempo que "lo que no puede hacer Belmonte es lanzar la piedra y esconder la mano, instrumentalizando el pleno municipal como escaparate para deslizar un acusación tan grave que podría tipificarse como de un intento de cohecho".

"Es muy triste que hayamos pasado de un mini-gobierno del PSOE a otro del PP y que sigamos saliendo en los noticiarios nacionales por temas relacionados con la corrupción, como es un presunto intento de comprar un voto para investir un nuevo alcalde; algo está fallando gravemente en Alicante", ha puntualizado Manresa. "Ni salimos del barro ni salimos de los juzgados, una muestra evidente de que las maneras de hacer de la vieja política ya no sirven, están creando hartazgo entre la ciudadanía"."Luis Barcala ha accedido de forma legítima a la Alcaldía, y así lo marca la ley, pero con el apoyo de una ex militante de Podemos, lo cual debiera conducirle a recorrer este año que queda de mandato con realismo y buenas dosis de modestia", ha concluido el portavoz adjunto de Cs.

Noticias relacionadas

next