X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el alcalde alude a un agravio comparativo con valència

Barcala defiende su bloqueo al convenio de Renfe: la firma supone "eliminar Avant"

1/04/2019 - 

ALICANTE. 'No es no' sobre la adenda al convenio sobre la deuda de las obras del AVE y la urbanización de los terrenos de Renfe liberados de las vías. El Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Alicante insiste en no moverse ni un ápice en su posición de rechazo a la adenda planteada por el Gobierno Central, pese a que el pleno aprobase el pasado jueves una declaración institucional en la que se instaba a la firma de ese acuerdo, gracias a los votos de PSPV-PSOE, Ciudadanos y Compromís. El alcalde, el popular Luis Barcala, ha vuelto a defender este lunes que no se puede plantear "un acuerdo más perjudicial para los alicantinos", en la medida en que supone un compromiso a diez años. A su juicio, en el caso de que el ayuntamiento firmase la propuesta, se estaría comprometiendo a un acuerdo "a diez años que implica la supresión de inversiones para la ciudad de Alicante y eso como es obvio no se puede firmar".

En esta línea, ha remarcado que el PP va a mantener su postura: abrir vías de negociación. "No discutimos las fórmulas de financiación que se proponen, discutimos las infraestructuras", ha dicho. Así, ha insistido en que "la adenda, en los términos en los que está escrita, no permite la ejecución del parque central" reivindicado y proyectado sobre los terrenos liberados del ferrocarril. "Permite solo la construcción de una parte de ese parque central y a cambio de eso, suprimimos y renunciamos a todas las infraestructuras necesarias para la ciudad de Alicante", ha abundado.

Es más, el primer edil ha recalcado que "si la adenda significa suprimir esas infraestructuras, la esencia de la sociedad Avant desaparece", en alusión a los fines sobre los que se acordó su constitución en el convenio original de 2003, para propiciar las obras de la llegada del AVE y el soterramiento de las vías, entre otras infraestructuras. "¿Cómo va a firmar Avant esa adenda que supone renunciar a su objeto social?", se ha cuestionado.

Por último, ha remarcado el argumento del agravio comparativo que, a su juicio, supone la propuesta de acuerdo respecto a otros convenios. "Eso solo pasa en el caso de Alicante, en el caso de València pasa lo contrario, infraestructuras que ya estaban previstas y otras que no, se incorporan; allí se comprometen todos a ejecutarlas, aquí ocurre lo contrario y no lo voy a permitir", ha concluido.

Como ya ha informado Alicante Plaza, el Ayuntamiento ya ha cursado una petición oficial para que se celebre una próxima junta general de la sociedad Avant para tratar sobre la propuesta de adenda al convenio de 2003, aprobada por el consejo de ministros hace diez días. Esa propuesta se acordó en el consejo de Avant en julio de 2017 con el fin de cubrir la deuda que arrastraba la sociedad con motivo de la ejecución de las obras de la llegada del AVE. Tanto el Ministerio de Fomento como el ente Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) vienen defendiendo que el convenio es un primer paso que no supone renunciar a las infraestructuras previstas desde 2003. Con todo, lo cierto es que en el borrador de esa adenda no figuran de manera expresa. El borrador del acuerdo se remitió al ayuntamiento hace casi un año pero la controversia no se ha planteado hasta ahora, a un mes de las próximas elecciones generales y autonómicas, y a dos de las municipales.

Noticias relacionadas

next
x