Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

con cinemateca, mirador o restaurante y una inversión de 5,9 millones

Así será 'La Valona', un moderno edificio cultural para la UMH y un hito arquitectónico para Elche

4/08/2020 - 

ELCHE. Uno de los grandes proyectos de la legislatura del actual equipo directivo de la Universidad Miguel Hernández (UMH) era el de construir un nuevo inmueble en el campus de Elche, 'La Valona' —en homenaje a la copa de las palmeras—, un ágora cultural de cinco pisos que ya estaba previsto levantar la pasada legislatura con Jesús Pastor aún como rector. Sin embargo, el proyecto ya está en marcha, dado que esta torre de diseño innovador, que puede suponer un hito arquitectónico para la ciudad así como un edificio emblemático del campus, ha salido a licitación para su construcción. La inversión máxima, impuestos incluidos, será de 5.944.494,26 euros y un plazo de ejecución de 18 meses.

El inmueble estará ubicado junto al edificio Quorum, en la esquina entre la Avenida Unesco y la Avenidad de la Universidad, en una parcela en la que se ocuparán 1.260 m2 de suelo. Dispondrá de sótano, planta baja y otras otras cinco encima; en total, 24 metros de altura. Las zonas libres de la parcela alrededor del edificio se destinarán a espacios libres de paseo y estanciales, ajardinados con vegetación autóctona, y en la zona norte que linda con el CEIP Clara Campoamor se prevé dejar espacio para un futuro pequeño aparcamiento si el edificio lo necesitase.

Salas de exposiciones, oficinas, cinemateca, restaurante, mirador, ludoteca y tiendas

La planta baja estará destinada al almacenamiento de obras, mobiliario y/o material para salas de exposición y productos UMH, una bodega en la que se guardará el patrimonio de la universidad y que servirá como núcleo de comunicación con ascensores y escalera. Ya en la planta baja se incluirán los accesos peatonales, acceso principal y accesos a la cafetería (30 personas), así como otros espacios destinados a relación, public space de reunión, hall de información y exposiciones. Incluye asimismo la tienda‐librería con punto de conserjería y control, y otras zonas como la sala de Petit Comité (para 25 personas), la sala Rectángulo para exposiciones y una ludoteca para juego de unos 20 niños.

En la primera planta se desarrollará el volumen a doble altura del Public Space de planta baja, con un aforo total para 440 personas para grandes eventos. En su perímetro, existirá una galería de continuación de exposición del Public Space que volcará sobre el gran espacio central. Se genera una terraza exterior para exposiciones al aire libre, de esculturas, o eventos de gran tamaño, y una zona destinada a instalaciones. Además, una tercera escalera conectará la terraza con la planta baja por el exterior. La siguiente planta, la segunda, estará destinada principalmente a espacios de oficina y reunión. Incluirá la Oficina de Cultura y Extensión Universitaria con 3 despachos de dirección y salas de trabajo, gran sala de trabajo común a la oficina, sala de formación 1 como un espacio polivalente, sala de reuniones y almacén.

En cuanto a la tercera planta, en ella estará la Cinemateca (a la izquierda) de doble altura con zona de cabina, back stage, escenario, camerinos y entre planta, una sala de formación y almacén. Será de 724 my contará con 110 butacas y 23 plazas en el palco. Por su parte, en la cuarta planta habrá dos salas de exposiciones/actividades, como la Sala Negra de exposiciones temporales y la sala de catas de productos gastronómicos (para 25), además del nivel superior de la cinemateca/teatro de la planta inferior. Por último, en la quinta altura estará el restaurante‐bar (con capacidad para 125 comensales) y la terraza‐mirador (para 88 personas), con la cocina en el centro del espacio, un pequeño almacén, y un comedor reservado con terraza privada. En total, 4.400 metros cuadrados útiles.

Diseño innovador y sostenible

En cuanto al diseño del inmueble, ha sido obra del arquitecto madrileño Antonio Arrechea Fúster, de Arquivir Arquitectos. El edificio se ha proyectado adaptándose a las características y situación privilegiada de la parcela, fachada ventilada de chapa perforada y otros elementos como aluminio lacado. El cruce de avenidas en esta esquina como situación estratégica en el entorno urbano, con afluencia en la circulación de coches y movimientos de personas y la relación directa con el entorno residencial y educativo, condiciona la integración con los alrededores. "Todo ello con el máximo respeto por los valores ambientales de la zona y la preservación de la sostenibilidad medioambiental", explica el proyecto. Se ha optado por una solución formal innovadora, en la que se consigue que el tándem diseño‐funcionalidad quede equilibrado.

A ese respecto, el edificio persigue cumplir los objetivos que permitan obtener un alto nivel de sostenibilidad y eficiencia energética, buscando que el impacto del proceso constructivo sea lo menor posible y que la edificación una vez concluida conlleve una reducción en los costes de explotación. Además de la introducción de especies autóctonas como palmeras en el entorno, con la reducción del agua destinada a riego mediante el uso de especies autóctonas en el ajardinamiento que requieren menos cantidad de agua.

También se instalarán sistemas que reduzcan la contaminación lumínica, se reducirá el consumo de agua mediante el uso de griferías con limitadores de caudal y sanitarios con necesidades reducidas de suministro de agua. Se instalarán equipos de alta eficiencia energética y en la propia cubierta del edificio se instalarán paneles fotovoltaicos de 45 módulos hasta una potencia total de 15,30 kW de potencia nominal. Para la construcción del inmueble se reutilizarán materiales y se proveerán otros de la zona. Para mejorar la calidad ambiental interior se incrementará la ventilación, habrá control y filtrado del aire exterior y se utilizarán materiales de baja emisividad.

Integración en la ciudad

En la actualidad, las instalaciones dedicadas a las actividades culturales y de extensión universitaria son muy limitadas, responden a espacios no pensados con tal fin adaptados provisionalmente a dicho objeto, y por tanto desde la universidad entienden que es razonable que se aborde la construcción de instalaciones que puedan satisfacer esta demanda. Además, dicho edificio pretende dar servicio no solo a la comunidad universitaria, sino al tejido social ilicitano, "y servir de bisagra entre ambas". Una cuestión que durante las elecciones rectorales y después estuvo candente, y sigue siendo un debate abierto en la ciudad, el de avanzar hacia una mayor integración de la universidad con la ciudad. Algo que podría facilitar este edificio con sus dotaciones, pero sobre todo un hipotético alquiler del Aula de la Cam en la Glorieta o la residencia universitaria en el vacío albergue municipal construido hace años. 

Noticias relacionadas

next
x