Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

se reserva también espacio para una ampliación del estadio

Así será el centro comercial del Martínez Valero: tendrá cinco edificios, tres de ellos de cuatro alturas

13/01/2020 - 

ELCHE. La cuenta atrás para que empiecen las obras en el entorno del Martínez Valero está cada vez más avanzada. Después de la aprobación del proyecto de urbanización el 31 de octubre, se ha estado trabajando en el borrador del estudio de detalle del Área de Reparto 78 en la que iría ubicado, para la reordenación de volúmenes, aunque la alternativa elegida en cualquier caso consta de cinco edificios alrededor del coliseo franjiverde; tres de ellos con cuatro alturas. Además, en el proyecto se reserva el espacio de un anillo perimetral para una posible ampliación del estadio en el futuro. Tras los trámites para el cálculo de estos volúmenes, los promotores esperan conseguir la licencia de obra para el próximo mes de febrero.

La obra tendrá lugar sobre una parcela de 107.354 m2, dividida en dos zonas, una propiedad del Elche —zonas B y C—, y otra la de Astonquer —zona A—, mercantil que promueve el proyecto y que es propiedad de los Astondoa, quienes recientemente recibieron el permiso para la demolición de los estadios anexos en los que se construirán tres inmuebles, entre ellos el más grande. Asimismo, dentro de esta empresa se encuentran también los Quereda Ferre —fundadores de las boleras Ozone y grupo Hispabowling, propietarios de Lonimare, que compraron el derecho de superficie a los Astondoa, que a su vez lo había comprado al club ilicitano. Además de los inmuebles, como contó Alicante Plaza, se ampliarán dos avenidas, José Esquitino Sempere y Manuel Martínez Valero, que pasarán a ser de doble carril para cada sentido y contarán con dos grandes glorietas

De toda la parcela, la edificabilidad es de 74.232 m2 y la ocupación final será de 59.386 m2. La zona de Astonquer tendrá una ocupación de 15.456 metros cuadrados y en ella se levantará un inmueble de cuatro alturas (planta baja y tres pisos) de 15 metros en total. Entre este y el estadio se construirán dos edificios de planta baja y un piso, con una ocupación total de 11.262 m2. Asimismo, en la parte propiedad del club ilicitano en el fondo sur, las dos edificaciones también serán de unos 15 metros al constar de planta baja y tres pisos, con una ocupación de 1.106 m2. Por otra parte, el proyecto también tiene en cuenta futuro espacio para una hipotética ampliación del estadio, un anillo perimetral porticado en planta baja, para evacuación del estadio. Este tendría un tamaño de 10.200 m2. No obstante, hay que tener presente que cuando se remodeló el estadio por Eiffage Los Serranos se convino en que sobra un 25% de hormigón, considerando que la misma estructura se podría haber hecho con menos cemento.

También habrá un carril bici para el acceso

Con todo, todo el conjunto de edificios tendrán que ser retranqueados para con las avenidas y acceso de la zona, junto a la ronda Este. En cuanto a otros permisos, tan solo queda la licencia de obra que a priori podría estar lista para febrero, ya que el proyecto no tendrá incidencia sobre las servidumbres aeronáuticas y en agosto de 2019 se recibió el informe favorable de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa). También se plantea que no es necesario un plan de movilidad ateniéndose a las características del proyecto, a no ser que se realizara un proyecto único que prevea superar los 1.000 puestos de trabajo. Lo que sí se contempla es que se habilitará un carril bici por la calle José Esquitino Sempere y que el 10% de las plazas de aparcamiento de cada manzana se destinarán a la bicicleta. En ese sentido, la actuación también intenta fomentar el espacio para el peatón y el desplazamiento en bici, así como crear calmados de tráfico y compatibilizar estas actuaciones con otros transportes como el bus urbano. 

Así pues, todo parece estar encarrilado para que empiecen las obras del flamante centro comercial en los primeros meses de este año. Como ya adelantó este medio, en principio la superficie contará con un restaurante de comida rápida, una bolera y un parque infantil como parte de su oferta lúdica, además de otros servicios. Muy posiblemente cine entre ellos. 

Noticias relacionadas

next
x