nuevas parcelas, zonas verdes y áreas dotacionales

Así se planea esponjar el barrio de San Antón de Elche: la siguiente fase, de cuatro edificios, y uno previo antes

24/01/2022 - 

ELCHE. El barrio de San Antón ha vuelto a primera línea estos días. Además de la visita sin declaraciones del presidente del Gobierno, este viernes la Junta de Gobierno aprobaba la adjudicación de 61 de las nuevas viviendas en el segundo y tercer bloque. Quedan por colocar 13 del segundo inmueble y 29 del tercero. Como adelantó este medio, se buscará un alquiler social para una treintena de propietarios que quieren entrar a los nuevos pisos pero no tienen recursos. Por tanto, esta primera fase está ya en su último tramo; de hecho Pimesa ya piensa en la próxima, que tendrá cuatro edificios. También se mostró a Pedro Sánchez algo que hasta ahora no se había hecho público, el plano de cómo quedará el barrio tras toda la operación.

Lo que se mostró a Sánchez, además del nuevo bloque —el tercero— es precisamente el plano de cómo quedará el barrio cuando finalice  toda la operación de los diferentes Arru (Área de Renovación y Regeneración Urbana). Se derribarán 14 de los actuales 16 edificios antiguos construidos en los años 60, porque el 15 lo rehabilitó el antiguo Ivvsa, tan solo interviniendo en la pintura, estructura y balcones, mientras que el 16 lo rehabilitaron los propios vecinos con su dinero. En el caso del reformado por el Ivvsa, fueron dos años de obra en el que los vecinos fueron realojados en otras viviendas hasta que finalizaron las obras, eso sí, sin adecuarse a criterios de accesibilidad y sin ascensor. No obstante, desde Pimesa apuntan a que en el caso de que las comunidades de sendos inmuebles solicitasen entrar en un Arru, se podría estudiar.

Por lo pronto, lo que hay planeado es pasar de los actuales 16 bloques —contando los dos inmuebles que no se tocan en principio—, a 14 nuevas parcelas. No en todas irán los nuevos edificios, en algunos casos sí, y en otros no. De hecho, con el actual PRIM (Plan de Reforma Interior Modificativo) que es el que genera estas parcelas, se pensó que para la primera fase de traslados harían falta cuatro edificios, pero han bastado tres. Por tanto dado que se está jugando con la edificabilidad permitida, al construir inmuebles de bastantes alturas como los que se han hecho, no hará falta levantar otros 14 edificios. Se intercalarán con más zonas verdes y se destinarán tres parcelas a zonas dotacionales y de equipamientos; cuatro teniendo en cuenta el nuevo centro social que está ya en licitación. 

Antes de la siguiente gran fase de cuatro edificios, un nuevo bloque

Asimismo, cambiará también la fisonomía viaria, ya que con algunas actuaciones irán aparejadas peatonalizaciones, como es el caso del cuarto nuevo edificio, diseñado por Gea Arquitectos, y que construirá Orthem por 4,1 millones de euros. A él entrarán los vecinos del antiguo bloque 6. Tras levantar este inmueble, no obstante, se quiere poner en marcha otro edificio, el quinto, que estaría en el lado opuesto de la parcela. Por tanto en la misma se encontrarían los nuevos bloques 3, 4 y 5. Lo que plantean desde la empresa municipal es que con las viviendas que queden libres del cuarto nuevo edificio y este quinto, se podrían derruir dos edificios antiguos más. 

Ya en la siguiente fase planeada, se construirían cuatro bloques que se levantarán sobre el terreno en el que se encuentran los actuales bloques 11, 12, 13 y 14, que a priori son los que se demolerán a finales de este 2022. Eso sí, se cambiará la orientación de estos nuevos pisos. Un proceso que se irá replicando en siguientes fases hasta renovar todo el barrio y ejecutar ese 'esponjamiento' que se dice en jerga urbanística: la generación de nuevos espacios. 

Noticias relacionadas

next
x