Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

resultados del primer semestre de 2020: pierden un 6% de patrimonio

Así les fue a las 10 principales sicavs del empresariado alicantino en plena pandemia

31/08/2020 - 

ALICANTE. Los mercados de valores tampoco han sido ajenos al impacto de la crisis del coronavirus, con la consiguiente devaluación de incontables inversiones. Y las sicavs, el vehículo escogido por muchas de las fortunas alicantinas para dirigir sus inversiones en bolsa, han sufrido como el resto. Así, las diez principales sicavs del empresariado alicantino no solo han sufrido una baja (el cierre de Syriane Capital, resultante de la fusión de las dos antiguas sicavs de los dueños de Pikolinos y ahora en liquidación), sino también una reducción generalizada de su patrimonio.

Así, según los resultados del primer semestre remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y consultados por Alicante Plaza, las principales sicavs en las que están invertidos los más destacados empresarios de la provincia redujeron su capitalización un 6% en términos globales, y ninguna terminó el periodo sin ver reducido su patrimonio respecto al cierre de 2019. Un comportamiento en el que, al margen de decisiones particulares, pesa el impacto de la pandemia, pues la tendencia de estos vehículos de inversión colectiva al finalizar el ejercicio anterior era justo la contraria, con un incremento de su patrimonio cercano al 10%.

Como siempre, las dos sicavs más poderosas de la provincia (y con mucha diferencia) son las que lideran los empresarios alicantinos Juan y Pedro Alcaraz, fundadores de la empresa de alquiler de vehículos sin conductor low cost Goldcar y ahora al frente del family office Aligrupo y la promotora Alibuilding. Los hermanos Alcaraz son los principales inversores de las sicavs Marjami 2 e Inversiones Financieras Jupedal, que suman un patrimonio conjunto de casi 126 millones de euros. No obstante, esta cifra supone un ligero retroceso (3%) respecto a hace un semestre, cuando ambas sumaban 129,8 millones de capitalización. Así, Marjami 2 pasa de 65,8 a 64,4 millones, e Inversiones Financieras Jupedal retrocede de 64 a 61,4 millones.

A estas sicavs las sigue, aunque a mucha distancia, Compass Inversiones. Se trata de una sicav controlada por Perfecto Palacio de la Fuente, padre del actual presidente de la CEV, Perfecto Palacio López. Al frente de su consejo de administración, de hecho, se halla una de las empleadas de su grupo empresarial. Compass, que se liquidó en 2018 para refundarse a principios de 2019, cerró el último ejercicio con 10,1 millones de patrimonio, que al finalizar el primer semestre de este año, en plena pandemia, se había reducido a 9,6 millones, casi un 5% menos.

Gaspar Serrano, el que más pierde

Uno de los empresarios de la provincia que más claramente ha apostado por estos vehículos de inversión colectiva (las sicavs deben superar por ley los 100 accionistas, aunque habitualmente uno de ellos controla en torno al 80% de las acciones) es el ilicitano Gaspar Serrano (miembro de la conocida familia de empresarios de Los Serranos, ahora propiedad de Eiffage, aunque no vinculado directamente a su negocio). Serrano controla nada menos que tres sicavs, Azsevi Inversiones, Marvikum Investium y Cisevi Inversiones. La primera ha pasado de 8,8 a 6,9 millones; la segunda, de 6,5 a 4,4 millones; y la tercera, de 5,5 millones a 4,3. Así, las sicavs controladas por el ilicitano siguen sumando un patrimonio conjunto de 15,6 millones de euros, un 25% menos que hace un semestre (20,8 millones entre las tres).

Salvia de Inversiones, controlada por los Navarro Sirvent, propietarios del grupo turronero Confectionary Holding (dueño, entre otras, de las marcas El Lobo y 1880), fue una de las sicavs que menos retroceso experimentó en su patrimonio. El vehículo declaraba una capitalización de 5,6 millones de euros en diciembre de 2019, y seis meses después esta cifra se ha visto reducida a 5,3 millones de euros. Es decir, un 5%. En los mismos volúmenes se mueven las dos sicavs de la familia Navarro Pertusa, propietaria de la zapatera Gioseppo: Nice Day Investment pasa de 6,4 a 6 millones de euros este semestre, y Tabaya Inversiones de 2,7 a 2,5 millones. Así, el patrimonio conjunto de las dos sicavs de los Navarro Pertusa retrocede un 6,6%.

La décima sicav de la lista debería ser Syriane, pero como ha venido informando este periódico, durante 2020 sus inversores han retirado el capital y han comenzado su proceso de liquidación. Syriane era una sicav 'abierta' donde invertían varios empresarios ilicitanos, que finalmente han optado por otras fórmulas. Además de esta, resultado de fundir las dos antiguas sicavs de los Perán Bazán, otros vehículos de inversión colectiva con 'dni' alicantino han desaparecido en los últimos tiempos: han cerrado sus sicavs empresarios como el dueño de Panama Jack, Antonio Vicente, que retiró su patrimonio en 2017, o el fundador de Inaer (hoy Babcock) Luis Miñano, que ha cerrado una de las tres sicavs que tenía. Con todo, siguen cotizando al menos una veintena de sicavs vinculadas a empresarios alicantinos.

Noticias relacionadas

next
x