X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

puesta en servicio del nuevo tramo de 1.470 metros el día 18 

Así es el 'último túnel' del Tram que los trenes cruzarán en menos de 3 minutos

14/12/2018 - 

ALICANTE. La empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) y los operarios de las empresas adjudicatarias ultiman los detalles para la puesta en servicio del nuevo túnel del tranvía bajo el macizo de la Serra Grossa, por el que discurrirán desde el próximo martes día 18 todas las líneas conectadas con la zona de Playas y con el resto de municipios del litoral abrazados a la red Tram: desde El Campello pasando por La Vila o Benidorm hasta llegar a Dénia.

La trascendencia de su estreno será doble. La más evidente, que será perceptible desde su misma inauguración, es la mejora de la seguridad. El nuevo tramo, de 1.470 metros de longitud y 9,30 de amplitud, no solo presenta un trazado mucho menos sinuoso y accidentado que el trazado actual, que discurre en paralelo al frente litoral. También incorpora todos los sistemas de control y vigilancia asociados a la explotación tranviaria y al metro, como el sistema de frenado automatizado (ATP) que bloquea la marcha de los convoyes en caso de que se supere la velocidad máxima prevista para el trayecto.

En esta línea, el nuevo recorrido contará además con cámaras de vigilancia controladas desde el Centro Técnico de Control de toda la red, sistemas de comunicación interna, sensores infrarrojos, sistema de ventilación forzada para extracción de humos en caso de incendio, hidrantes, extintores, pasillos de evacuación y una salida de emergencia en el centro del túnel que conecta, precisamente, con el trazado actual, que quedará cerrado a partir del mismo martes.

La segunda ventaja adicional respecto al sistema actual será la rapidez del servicio. El túnel discurre en su mayor parte con un trazado en línea recta que permite que los tranvías alcancen una velocidad máxima de 100 km/h. Con esa capacidad, en las pruebas de funcionamiento desarrolladas a lo largo del último mes se ha podido constatar que los trenes podrían cubrir todo su recorrido en un tiempo próximo a los tres minutos: en concreto, se registraron viajes de 2 minutos y 40 segundos.

La implicación directa de esa ventaja es la mejora de las capacidades de explotación. O lo que es lo mismo, la posibilidad de ampliar horarios de paso: más frecuencias. Eso sí, para que pueda abordarse y concretarse se deberá esperar como mínimo hasta la segunda mitad de 2019, cuando ya hayan entrado en servicio las dos vías del tramo en túnel, se haya completado un tiempo mínimo de rodaje en esas nuevas condiciones y, en su caso, se haya contratado nuevos maquinistas para poder cubrir esos hipotéticos nuevos servicios.

La operativa hasta marzo

Como viene informando Alicante Plaza, la puesta en servicio del tramo en túnel, cuya construcción quedó suspendida en octubre de 2013 por problemas de disponibilidad presupuestaria de la Generalitat, será solo en una de sus dos vías (la que discurre en el lado montaña, ya conectada con el resto del trazado) por razones puramente operativas de finalización de obra. Así, desde el primer recorrido, antes de las 7:00 horas del día 18, los trenes ya transitarán sobre esa única vía en doble sentido: Playas-Centro, Centro-Playas.

Con esa vía ya en funcionamiento, se concluirán los trabajos de conexión de la segunda vía (la que discurre en el lado más próximo al frente marítimo) con obras en horario nocturno, cuando la circulación de trenes esté interrumpida. La previsión es que el entronque de esa segunda vía esté finalizado a principios de marzo. Y será entonces, tras la fase de pruebas, cuando pueda ponerse en servicio. A partir de entonces, esa segunda línea acogerá los desplazamientos en sentido Centro-Playas, y la vía que se estrena el martes, los de dirección Playas-Centro.

La ejecución de esas obras de entronque de la segunda vía aún pendientes son las que continuarán retrasando por el momento la reapertura de la parada de Isleta. Después, quedará el acondicionamiento externo de las bocas del túnel y la retirada de las vías actuales. Como adelantó este diario, la propuesta que sigue sobre la mesa de la Conselleria de Infraestructuras es acondicionar todo ese trazado primigenio como una suerte de vía verde, con recorrido para bicicletas.            

Noticias relacionadas

next