de casi 16 hectómetros cúbicos, en el término de crevillente

Así es el proyecto de desaladora de Riegos de Levante para mejorar su agua de riego y de El Hondo

11/12/2019 - 

ELCHE. Riegos de Levante planea construir una desaladora en Crevillente para poder surtir de mejores aguas a sus 22.000 regantes en las 26.000 hectáreas de propiedad, además de mejorar la calidad del agua que va hacia el Parque Natural de El Hondo. Una mejora colateral que llegaría con la propuesta de reutilizar el agua internamente entre los embalses para generar una mayor eficiencia y sostenibilidad. El proyecto, que se lleva sondeando desde 2015, cuando entró el actual presidente, Javier Berenguer, se decidió tras ganar la sentencia por la cual la Generalitat les abonó 11 millones de euros como compensación por la prohibición de la caza. Se sufragará con esa cantidad en un principio. Ahora mismo, el documento de inicio por el impacto ambiental está en trámite, ya presentado en el Ayuntamiento crevillentino además de en la Generalitat. Tras unas correcciones realizadas, esta semana tienen previsto reunirse con los técnicos autonómicos para abordar todo lo referido los vertidos, que es la cuestión más delicada y compleja, e ir adelantando el procedimiento. 

Falta de agua y agua de baja calidad

Asimismo, el proyecto ya cuenta con la compatibilidad urbanística puesto que el suelo de la ubicación era de tipo rural. El lugar elegido es la quinta elevación, donde la comunidad de propietarios tiene la estación de filtrado, el centro neurálgico de distribución del agua —hacia los embalses, El Hondo, para canalizar el agua del trasvase o al embalse de Crevillente para acumularla—. Como apunta Berenguer, hay problemas con el suministro del trasvase Tajo-Segura, pues ha llegado menos agua de la esperada y sigue habiendo incertidumbre. "Estuvimos 11 meses sin agua del trasvase entre 2017 y 2018", apunta. Por eso se pensó en alguna alternativa para complementar los aportes que no llegan. Ahora mismo están utilizando agua de la desaladora de Torrevieja, a un precio alto, de 60 céntimos como mínimo el m3, "y es muy complicado, ahora mismo no tenemos ni tuberías para recibir el agua de Torrevieja". Así que se planteó la opción de desalar agua del río Segura, que es la del Hondo, y que tiene entre 3.000 y 4.000 de conductividad —la cantidad de sales; a partir de 2.000 sólo la toleran algunos cultivos—, mucho más barato que desalar agua de mar, con índices de conductividad de más de 50.000 puntos. Al ver la planta del Mar Menor se estudió la posibilidad y se vio viable. 

En ese sentido, ahora mismo Riegos tiene ahora mismo una concesión de agua de trasvases de 77 hm3 al año, pero en los últimos 10 años la media de recepción ha sido inferior a unos 35, por lo que apenas llega a la mitad. De hecho, en 2018 recibieron 28 hm3, el año que estuvo cortado el trasvase de enero a abril. "Así que esa planta que hemos diseñado para nosotros, sería de 15,75 hm3 de agua neta, limpia, que si conjugamos con otras aguas que tenemos en los embalses tendríamos 30 hm3 a 1.500 de conductividad". Se podría llegar a esos 30 hectómetros de calidad óptima para los cultivos de la zona; un complemento importante "para que la gente sepa que en el peor de los casos va a tener agua y cultivos todos los años". Por tanto, junto a las aportaciones anuales se podría llegar a cubrir el 100% de necesidades que tiene la comunidad. 

Beneficio en el ecosistema de El Hondo

Asimismo, en cuanto a la afección en El Hondo, señala Berenguer que va a suponer una mejora "bestial". El embalse de Levante es el que más utilizan para el regadío —de unos 4 hm3—, que no suele tener más de 4.000 de conductividad, mientra que el de Poniente tiene 7,5 hm3; es donde está todo el ecosistema con la flora y fauna protegidas. En él el agua se va a los 7.000 puntos de conductividad, por lo que no se utiliza para regadío. Como no 'necesitan' ese agua, esta no se 'recircula' y se acumula, por lo que los índices van subiendo. Es una de las cuestiones que asegura el presidente asevera que están viendo con los ecologistas y las partes implicadas "por el beneficio que va a suponer que el agua se reutilice, ya que al no utilizarla, se acumula y la conductividad sube". Explica que renovando ese agua de los embalses se mantendrá una mejor calidad.

Pone como ejemplo que el año pasado se hizo un vacío terapéutico del embalse de Poniente en colaboración con la Generalitat porque ya se había eutrofizado, era de baja calidad por la conductividad y la oxigenación. Se volvió a llenar, "pero al final es agua que se pierde", especifica. Así que con esta circulación entre embalses se evitarían estos vaciados "y es un beneficio importante ambientalmente por esa circulación, tanto para la fauna como la flora". Señala que sería una calidad óptima para todo, para el riego y para el ecosistema. 

Los vertidos, la parte más delicada

En cuanto a los vertidos, la propuesta de Riegos de Levante es que el vertido vaya a las charcas adyacentes a El Hondo que tienen falta de agua. Están en torno a 12.000 de conductividad y hay muchas charcas sin agua —incluso hay dos de la Generalitat—, pero en las que hay, la conductividad es superior a las aguas que llegarían de los vertidos. Con esta propuesta señala Berenguer que se formaría un filtro verde, natural, porque las aguas de esas charcas se depositarían en azarbe como el Azarbe de Dalt, que va al mar y no tiene usuarios. "Cuando llegue allí se soluciona el problema de los nitratos y que los azarbes hacen de filtro natural", apunta. Además, los propietarios de las charcas vecinas estarían interesados en esta propuesta porque necesitan el agua y su conductividad sería superior a la del vertido. Eso sí, estas charcas no son para riego, son privadas y generalmente destinadas a la caza.

Con todo, el proceso hasta ver la planta será lento. Es de gran capacidad, de casi 16 hm3. Con el trabajo que se está haciendo, reuniones con Generalitat, se confía en que el año que viene estén los permisos y empezar a construir, pero por los trámites urbanísticos, desde Riegos de Levante entienden que es posible que no se inicie hasta 2021.

Noticias relacionadas

next
x