X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

alternativas para el diseño del plan 

Armando Ortuño (UA): "Se debe apostar por un buen proyecto con colaboración público-privada"

16/10/2016 - 

ALICANTE. ¿Cómo y quién debería diseñar y desarrollar el proyecto urbanístico para facilitar la hipotética llegada de Ikea a Rabasa? El profesor de Urbanismo y Territorio de la Universidad de Alicante (UA), Armando Ortuño, considera -en respuesta a la consulta de Alicante Plaza- que lo fundamental en este momento es "definir un buen proyecto, que aporte valor añadido y que se base en la colaboración público-privada". "Ahora no toca pensar en cuál es el instrumento de gestión, en si la administración debe o no asumir la compra de suelo público para promover un PAI de gestión directa; lo que importa es planificar bien qué se debe hacer atendiendo a la singularidad de un suelo que es el mejor emplazamiento de toda la provincia", asegura.

En su opinión, a la vista de las primeras informaciones que han trascendido sobre la nueva alternativa que barajaría la multinacional, "estaríamos ante más de lo mismo; no parece que se apueste por una especialización ni por darle un valor añadido", insiste. Y en ese proceso se debería dar participación a todos los agentes implicados que tengan algo que decir y poniendo de manifiesto siempre de quién se trata. "Debe haber la máxima transparencia, que se identifique a esos actores implicados", remarca.

En esta línea, el profesor universitario -responsable de las alegaciones presentadas por el pequeño comercio contra la propuesta de ATE ya desestimada de Alicante Avanza- insiste en que la definición del instrumento de gestión del sector es un asunto secundario. Es más, estima que la tutela del proyecto no tendría por qué recaer necesariamente sobre una empresa pública, sino que se debería instaurar un modelo de colaboración público-privado. "La administración no tiene por qué entrar en el desarrollo del proyecto, pero sí debería entrar en su diseño", apostilla.

Noticias relacionadas

next
x