X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

alternativas para la llegada de la multinacional

Pavón admite la instalación de una tienda de Ikea en el sector de Rabasa si no afecta a las lagunas

El edil de Urbanismo insiste en que existen otras ubicaciones disponibles ya preparadas para acoger a la tienda de muebles que agilizarían su llegada

15/10/2016 - 

ALICANTE. El vicealcalde de Alicante y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, de Guanyar, ha afirmado este viernes que podría aceptar la ubicación de la multinacional Ikea en el barrio de Rabasa siempre que no perjudicara a las lagunas que existen en el entorno. Pavón ha hecho esta referencia a las gestiones para la implantación de Ikea en Alicante durante el debate sobre el estado de la ciudad, en el que ha admitido abiertamente lo que sólo había insinuado en sus últimas manifestaciones públicas: que "en Rabasa podría estudiarse pero dentro del Plan General de Ordenación Urbana y no invadiendo las lagunas".

Otra de las premisas sería que no se "beneficiara" al constructor Enrique Ortiz, investigado en la rama del caso Brugal sobre el plan urbanístico de Rabasa, y de quien ha señalado que tiene la "desfachatez" de reclamar ahora a la Generalitat y al Ayuntamiento 20 millones de euros de indemnización para la incorrecta tramitación de la ya extinta Actuación Territorial Estratégica (ATE) de Alicante Avanza, con la que preveía el desarrollo de 1,5 millones de metros cuadrados para la instalación de una tienda de la multinacional sueca y un macrocentro comercial de 85.000 metros.

En todo caso, Pavón ha señalado que hay "suelos disponibles" y urbanizados en la ciudad para ofrecer a la multinacional que, bajo su punto de vista, serían más idóneos para la apertura de la tienda del mueble, y ha afirmado su rechazo a que "con dinero público" se compren terrenos para la implantación de Ikea.

Su compañero en el tripartito y portavoz municipal, Natxo Bellido, ha ratificado su deseo de que venga Ikea "pero desterrada del pasado del proyecto ligado a la corrupción" y desligada de "pelotazos". Bellido ha defendido una negociación con la multinacional "presencial y transparente" y siempre "mirando que su acompañamiento en superficie comercial sea asumible por la ciudad" y, en la línea de Pavón, "respetando nuestros espacios naturales".

La falta de transparencia

El popular Luis Barcala, quien ha opinado que las palabras de Pavón sobre Ikea han constituido un "viajecito" de éste al alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, ha señalado que en torno a Ikea el ayuntamiento está "empantanado", ante lo cual el conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, parece que "vendrá a poner paz en el tripartito".

Ha hecho hincapié en la falta de transparencia del proceso negociador y ha instado a "saber dónde se reúnen" con los directivos de Ikea ya que cree que el gobierno local "ha sustituido la luz y taquígrafos por la oscuridad y los intermediarios".

Por Ciudadanos (C's), Yaneth Giraldo ha recriminado al alcalde que no haya convocado la comisión creada sobre la llegada de Ikea y ha dicho que esto supone un "ejemplo de la falta de transparencia" del tripartito.

Además, ha lamentado que los socios del gobierno local no hayan consensuado una postura común: "Pónganse de acuerdo y no dejen que Ikea se vaya", ha añadido antes de vaticinar que si finalmente la multinacional se fuera, por ejemplo, a Elche, seguramente el tripartito "echaría la culpa a los demás".

Por su parte, la no adscrita Nerea Belmonte, que al pasar a los no adscritos dejó en minoría al tripartito, ha dicho en un momento dado de debate que defiende "sí a Ikea". 

Noticias relacionadas

next
x