X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el bipartito muestra imagen de unidad con el asunto

Aparcisa solicita derribar el Mercado Central de Elche; el bipartito lo rechaza por estar "negociando la rescisión"

17/10/2019 - 

ELCHE. Como ya había manifestado en otras ocasiones, la concesionaria del Mercado Central, Aparcisa, quiere demoler el viejo inmueble y ahora es cuando lo ha solicitado, indicando que es necesario para poder excavar en el interior del edificio con seguridad. Una tesis que ya han planteado en anterioridad en referencia a la cuarta fase de las catas, que se debe realizar entre otros puntos, entre la fachada del inmueble y los Baños Árabes, arguyendo que no hay seguridad para excavar en esa parte. Sin embargo, desde el bipartito rechazan la petición al señalar que no es oportuno porque se está negociando la rescisión.

Ante esta solicitud, los dos partidos del gobierno, PSOE y Compromís, señalan que "no es pertinente ni oportuno en un momento en el que se está trabajando en buscar una solución negociada para la rescisión del contrato". A pesar de que la mercantil todavía no ha respondido oficialmente al ofrecimiento que hizo el alcalde hace unas semanas de crear una comisión mixta para estudiar una rescisión consensuada del contrato

Una posición y solicitud que llega justamente el día después de la reunión entre miembros del equipo de gobierno con representantes de los placeros, en la que se les transmitió que son "pieza clave" en el conflicto, por lo que un replanteamiento de su posición podría dar salida al enquistamiento. Si ellos ceden, Aparcisa podría dar su brazo a torcer y renunciar al proyecto, según las tesis municipales y lo que deja entrever la mercantil. Según señalan desde el bipartito, ahora mismo se encuentran "en vías de negociación con todas las partes con el fin de buscar una solución consensuada a un problema que se está enquistando y que tiene su origen en una adjudicación por parte del PP que nunca se debió llevar a cabo".

Asimismo, en su comunicado, el equipo de gobierno incide en que no se va a derruir el edificio porque "la única solución que el equipo de gobierno contempla en estos momentos es la rescisión del contrato con la empresa adjudicataria. Una decisión que el alcalde ya ha comunicado al gerente de la empresa". Así pues, las posiciones siguen en punto muerto: los placeros van a una con la empresa, que quiere seguir adelante con el proyecto, y el gobierno insiste en buscar una solución "que satisfaga a la empresa, a los placeros y al conjunto de la ciudadanía".

Noticias relacionadas

next
x