Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

introduce la tecnología de navilens mediante lectura de códigos 

Alicante facilita el acceso a El Postiguet con un sistema pionero de información en 33 idiomas

30/10/2020 - 

ALICANTE. Alicante reafirma su apuesta por la modernización en los servicios turísticos de la Playa de El Postiguet con la puesta en marcha de una nueva herramienta que, además de proporcionar información sobre el estado del arenal a los turistas en hasta 33 idiomas distintos, mejora la accesibilidad de las personas con discapacidad visual. Se trata de la introducción de la tecnología desarrollada por la alicantina Navilens, que permite obtener información escrita o locutada en el móvil de los usuarios, previa descarga gratuita de su aplicación. 

El sistema, que ya se encuentra disponible en la red de autobuses urbanos, supone un paso más en la colaboración entre el Ayuntamiento de Alicante y Vectalia "para transformar esta playa urbana en accesible digitalmente a través de una aplicación gratuita de móvil, gracias a tecnología alicantina patentada que ya está operativa en numeroso países, desde Estados Unidos hasta Holanda o Japón", según ha concretado la vicealcaldesa y edil de Turismo, Mari Carmen Sánchez (Cs).

En esta línea, ha destacado que "El Postiguet es la primera playa del mundo totalmente digital e inclusiva. Si en el siglo XXI hablamos de Turismo, hay dos vías que debemos recorrer: la primera, la digitalización del destino. Con la segunda, debemos avanzar en inclusión". Así, en esta primera experiencia, se han instalado códigos de lectura en 13 accesos de la playa del Postiguet. Cualquier usuario podrá descargarse de manera gratuita la aplicación en su smartphone para disponer, en tiempo de real, de toda la información referente a los servicios disponibles e incluso sobre su grado de ocupación.

Sánchez ha explicado que este proyecto "pionero en España y que convierte al Postiguet en la primera playa inteligente, ofreciendo datos de los servicios y de su accesibilidad". Así, ha subrayado que Alicante forma parte de la red de Destinos Turísticos Inteligentes de la Comunidad Valenciana desde el año pasado. Este nuevo concepto de destino "inteligente" engloba varios ejes como la accesibilidad y la inclusión social.

En esta línea, fuentes municipales han indicado, a través de un comunicado, que "el Patronato Municipal de Turismo viene realizando esfuerzos por transformar la ciudad y sus recursos en un destino accesible e inclusivo a la vez, prueba de ello son los servicios que se vienen prestando en las playas, como el servicio de asistencia al baño adaptado, presente todas las temporadas de verano en las playas del Postiguet, San Juan y Urbanova. Igualmente, este servicio incluye un área de atención para la discapacidad cognitiva.

Ahora, con la tecnología Navilens, que ya se implementó en la flota de los autobuses urbanos de Alicante, permitirá ahora a los visitantes de la playa tener en su teléfono información en tiempo real sobre protocolo covid-19, calidad del agua, calidad del baño (bandera verde, ...), temperatura del agua, temperatura ambiente, índice UV, viento y ocupación de la playa.

Tecnología Navilens

Según las mismas fuentes, los códigos Navilens, característicos por sus colores llamativos, eliminan también las barreras idiomáticas, puesto que toda esta información se ofrece en uno de los 33 idiomas habilitados en la aplicación en función de la configuración del teléfono móvil del usuario. El modo de empleo es muy sencillo y ya se ha puesto a prueba en estaciones y otros equipamientos de San Sebastián, Barcelona o Murcia, donde la empresa desarrolladora, Neosistec, junto a la Universidad de Alicante, tiene la sede.

Basta con tener instalada una de las dos aplicaciones gratuitas que habilitan la lectura de los códigos (NaviLens y NaviLens GO) y enfocar con el móvil que puede detectar el código hasta a 15 – 20 metros de distancia y con un ángulo de lectura de 160º. En ese momento, la aplicación emite un sonido que avisa al usuario de que se ha encontrado un código, basta con agitar el móvil ligeramente -un shake- para que la locución con la información se reproduzca.

"Se trata de una tecnología disruptiva basada en complejos algoritmos de visión por computador que conjugan unos sistemas que permiten hacer accesible cualquier espacio para personas con discapacidad visual, así como un guiado visual a personas que pueden ver", añade el comunicado. La aplicación también elimina las barreras lingüísticas para todos los usuarios al ser mostrada la información de la señalética en el idioma del dispositivo móvil de usuario.

Noticias relacionadas

next
x