Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

propuesta formulada por la británica 'Freij world attractions'

Alicante exigirá que la noria turística sea "un hito" y plantea que se instale en la terminal de cruceros

3/03/2020 - 

ALICANTE. El Ayuntamiento de Alicante será exigente antes de autorizar cualquier proyecto que pretenda instalar una noria capaz de ofrecer vistas panorámicas sobre la ciudad, como la que sopesa la empresa de origen británico Freij World Attractions, a la manera del conocido London Eye de la capital de Reino Unido. Como mínimo, así lo expresó este lunes el edil de Urbanismo, Adrián Santos Pérez (Cs), a preguntas de Alicante Plaza, para precisar que, si la compañía mantiene su propósito y persiste en ejecutar sus planes,  "solicitaremos que se presente un diseño arquitectónico singular de modo que la noria se convierta en un hito singular, capaz de convertirse en un icono de la ciudad". "En todo caso, lo que no vamos a admitir es algo que se se asemeje a un concepto de noria tradicional", enfatizó. 

Sobre los emplazamientos que podrían resultar adecuados para su implantación, el regidor incidió en que ya comunicó a los representantes de la empresa -en el transcurso de los primeros contactos mantenidos hasta ahora- que la ubicación que podría ofrecer mayor atractivo tanto para la propia compañía como para el interés general de la ciudad sería el extremo del dique de Levante, "junto a la terminal de cruceros". ¿Por qué motivo? Según Santos Pérez, por una cuestión puramente visual, ya que desde esa ubicación se dispondría de una perspectiva del Puerto y de toda la fachada marítima de Alicante, además de la oportunidad de contemplar también el Castillo de Santa Bárbara. En ese punto, además, se evitaría que la propia estructura de la noria se situase en otro punto en el que pudiese representar un obstáculo para presenciar cualquiera de esos otros elementos que gozan de interés turístico.  

Eso sí, según admitió el propio responsable de Urbanismo, ese emplazamiento -además de lograr el visto bueno de la Autoridad Portuaria- debería superar una limitación relacionada con una cuestión de pura accesibilidad: sería necesario favorecer los desplazamientos hasta ese extremo del dique, dotando de contenido al paseo de la conocida hasta ahora como Zona Volvo para que quedase abierto al público con actividades que generasen un flujo continuo de visitantes.

Hasta el momento, el planteamiento sigue siendo solo una propuesta en fase de estudio, que todavía no se ha plasmado en un proyecto concreto. En las primeras conversaciones mantenidas hasta ahora, Freij World Attractions sí ha esbozado la posibilidad de implantar una noria turística de hasta 60 metros de altura similar a las que ya ha situado en otras grandes ciudades como Liverpool o Abu Dhabi.               

Noticias relacionadas

next
x