X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

habilita también el teléfono 900 700 096 para atender emergencias sociales

Alicante deja de cobrar por usar el autobús urbano y reduce líneas y frecuencias por la crisis sanitaria

20/03/2020 - 

ALICANTE. El Ayuntamiento de Alicante extrema la seguridad contra el coronavirus en los autobuses del servicio de transporte urbano municipal, a través de un nuevo decreto de Alcaldía en el que se elimina el pago del billete al limitar el acceso por las puertas traseras para preservar la seguridad del conductor, evitando el acceso a la parte delantera y reduciendo su ocupación a un tercio para mantener las distancias recomendadas. Además, se reduce la prestación del servicio en días laborables al horario de los sábados para todas las líneas excepto la 01, 03, 04, 11 y circulares que mantendrán sus servicios habituales. Y, se suspenden las líneas 16, 17 y 39, así como las nocturnas 03N y 22N.

Fuentes municipales han precisado a través de un comunicado que estas medidas se adoptan en cumplimiento de la última orden dictada por el Gobierno (TMA 254/2020) de 18 de marzo, en relación a la contención de la propagación del coronavirus en el transporte público de viajeros, que establece dichos supuestos y autoriza a las autoridades locales a adaptarlas a la realidad de las necesidades de movilidad existentes si la situación sanitaria así lo aconseja, garantizando, en todo caso, que los ciudadanos puedan acceder a sus puestos de trabajo y los servicios básicos.

De esta forma, se establece la gratuidad del servicio, al eximirse a los usuarios del pago del billete ordinario sencillo de la validación de las tarjetas de abono. No se permitirá el acceso del pasaje a la plataforma delantera del autobús y se mantendrá vacía la fila posterior a la butaca ocupada por el conductor, para garantizar la separación entre conductor y pasajeros. Para garantizar la máxima separación entre los viajeros no podrán ser ocupados más de un tercio de los asientos disponibles para la ocupación máxima del vehículo.

Los usuarios deberán acceder por la puerta trasera y se limita el aforo de los vehículos a un tercio de su capacidad

Además de establecer la gratuidad y limitar la ocupación a un tercio del aforo para preservar la seguridad de conductor y ocupantes, se establece una reducción de la prestación del servicio, adaptándolo a la realidad cambiante, ante el descenso del número de usuarios. De ahí que en días laborables se aplicará el horario de sábados a todas las líneas urbanas, excepto a las que pasan por el Hospital General: la 01 entre San Gabriel y Ciudad Elegida, 03 entre Ciudad de Asís y Colonia Requena, 04 entre el barrio de Tómbola y el Cementerio, 11 entre Virgen del Remedio y la avenida de Denia y circulares, que mantendrán sus horarios habituales.

Además, se suspenden las líneas 16 de la Plaza de Toros al mercadillo de la calle Teulada al estar éste suspendido, 17 de la zona norte con el mercadillo de la calle Teulada y 39 entre La Explanada y el Monte Tossal al no haber actividad deportiva, así como las nocturnas 03N entre Ciudad de Asís y Colonia Requena y 22N entre la plaza Puerta del Mar y Playa San Juan.

El alcalde, el popular Luis Barcala, ha pedido a los usuarios su colaboración para poder mantener el uso del transporte público municipal con las máximas medidas de seguridad y que la protección individual y colectiva contra el coronavirus sea lo más efectiva posible. En este sentido, el alcalde ha agradecido a los usuarios su comprensión ante unas medidas que se mantendrán hasta que finalice la situación de alerta decretada por el Gobierno y de las que Masatusa, la empresa concesionaria, dará cumplida información para conocimiento de los usuarios en sus redes sociales y medios de comunicación.

Además, la Concejalía de Acción Social que dirige la popular Julia Llopis ha habilitado un teléfono exclusivo para atender las llamadas de emergencia social, que se van a canalizar para ser atendidas a través de la Oficina Municipal de Emergencia Social, creada por decreto para hacer frente a la situación excepcional generada por la crisis del Covid 19.

Las personas que requieran los servicios de emergencia del área social deben llamar al 900 700 096. El resto de llamadas para solicitar cualquier tipo de información deben tramitarse a través del 010.

Noticias relacionadas

next
x