Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

controles especiales por parte de la policía local

Alicante castigará a quienes arrojen mascarillas o guantes a la vía pública con multa de 3.000 euros

1/06/2020 - 

ALICANTE. El Ayuntamiento de Alicante intensifica la vigilancia frente a comportamientos incívicos, de modo que la Policía Local comenzará a sancionar a los ciudadanos que tiren al suelo las mascarillas o guantes usados, así como cualquier material sanitario desechable de protección de posibles contagios de coronavirus o que puedan convertirse en un foco de infección. La Concejalía de Seguridad ha precisado que esas conductas pueden conllevar multas de hasta 3.000 euros.

Según las mismas fuentes, la Policía Local ha puesto en marcha esta medida tras detectar en la última semana conductas incívicas por parte de algunos ciudadanos, desde que entró en vigor la obligatoriedad de usar mascarillas, "ya que se ha observado material sanitario desechable como mascarillas y guantes de un sólo uso, abandonado en la vía pública,  por ello se ha comenzado desde este fin de semana a montar un dispositivo para evitar que se tire el material de protección del coronavirus.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha calificado este lunes este tipo de conductas de "incívicas y muy peligrosas para la salud", ya que el material usado como las mascarillas o los guantes puede estar infectados por las personas que las han usado y al tirarlas al suelo podrían suponer "focos de infección". Por ello, ha insistido en que durante los controles que van a realizar los policías, a las personas que sean sorprendidas arrojando al suelo mascarillas o guantes usados se les aplicará sanciones.

"La gente debe de tener conciencia de que estas conductas afectan a la salud de los demás porque la mascarilla se lleva para proteger de contagios y si la tiramos al suelo ponemos en riesgo a la población, en esta ocasión se informará pero también se va actuar de forma contundente sancionando estas conductas incívicas con multas de hasta 3.000 euros", ha añadido González.

La cuantía de las multas puede oscilar entre los 210 y los 3.000 euros, en función de la gravedad de la infracción cometida, y se aplicará el artículo 130 de la Ordenanza de Limpieza del Ayuntamiento de Alicante que prohíbe el abandono de cualquier sustancia desechable en la vía pública. Los criterios que se valorarán para determinar la graduación y cuantía de la sanción son: el grado de culpabilidad o la existencia de intencionalidad, la continuidad o persistencia en la conducta infractora, naturaleza de los perjuicios causados, así como la reincidencia, por comisión en el término de un año de más de una infracción de la misma naturaleza cuando así haya sido declarado por resolución firme en vía administrativa.

En la ordenanza de Limpieza están tipificadas las infracciones como:

-Infracciones leves con multas de hasta 210,00 €. Incumplimiento de las normas sobre limpieza de la vía pública, tales como tirar papeles, cartones, bolsas de plástico, chicles, comida, colillas o escupir en la vía pública. Hasta 210,00 €. Arrojar desperdicios u objetos en la arena y zonas colindantes de las playas.

-Infracciones graves con sanciones de hasta 1.200,00 €. Ensuciar la vía pública con envases, envoltorios u otros objetos o enseres, siempre que se genere riesgo para la salud o la integridad física de los ciudadanos,

-Infracciones muy graves con sanciones de hasta 3.000,00 €. Depositar en la vía pública o en contenedores no aptos para ello residuos de carácter industrial y especial, sanitarios, peligrosos. 

Noticias relacionadas

next
x