Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

servicios adicionales al margen de la renovación de maquinaria 

Alicante ampliará la contrata de limpieza para incluir el PAU 5 y un servicio extra en contenedores

23/12/2019 - 

ALICANTE. Nuevos cambios en la prestación del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos de Alicante. El equipo de Gobierno compuesto por Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs) ultima una propuesta de modificación del contrato en vigor (en manos de la UTE que conforman FCC, Ferrovial, Inusa y Grupo Cívica) con el fin de incorporar servicios adicionales para mejorar la prestación y poder encajar la compra de nueva maquinaria, comprometida en el pliego de condiciones a partir del año 2016. Todo, con una ampliación de costes que podría aproximarse a los dos millones de euros, según fuentes municipales.

En concreto, una de las principales novedades que la Concejalía de Limpieza prevé introducir a través de esa modificación se refiere a la extensión del servicio a dos zonas del término municipal que no quedan reflejadas en el contrato actual. Se trata, por un lado, del núcleo residencial de Tabarca (la única isla habitada de la Comunitat), en la que -según fuentes municipales- no se presta un servicio periódico regular, de modo que se viene actuando mediante batidas específicas concretas. 

El propósito, ahora, es instaurar un sistema periódico tanto en la limpieza como en la recogida de residuos, de modo que se preste una especial atención a la zona conocida popularmente por los residentes de la isla como El Corte Inglés como lugar en el que se acumulan multitud de enseres.

Por otro lado, la segunda zona urbana que se pretende incorporar a la contrata es el PAU 5 de Playa de San Juan, ya que el desarrollo urbanístico experimentado con la construcción de nuevos residenciales se ha producido fundamentalmente después de que se adjudicase el contrato, en el año 2013. En este caso, el objetivo del departamento de Limpieza que coordina el popular Manuel Villar, es reconocer oficialmente la prestación de los servicios de limpieza y recogida de residuos en sus calles y reforzar la labor que se viene prestando de facto hasta ahora.

Pero, además, la modificación del contrato incluye la prestación de otro servicio adicional que no figura de manera específica en el contrato vigente. Se trata de un refuerzo específico para la limpieza del entorno de los contenedores, en el que se contempla la creación de hasta cinco brigadas encargadas de revisar su estado y de retirar los enseres y residuos que pudiesen haberse depositado fuera de ellos antes de la hora establecida, mientras se incide en las campañas de concienciación y de sanción a los infractores para evitar esas prácticas.

Como avanzó este diario, la modificación del contrato se completará con la renovación de parte de los vehículos destinados a labores de limpieza y recogida de residuos. En concreto, se prevé la adquisición de al menos cinco camiones recolectores y de cuatro máquinas hidrolimpiadoras.


El bipartito confía en que ese paquete de cambios refuerce la prestación del servicio y contribuya a mejorar la sensación de limpieza de la escena urbana, frente a las críticas que se reiteran de manera cíclica por parte de asociaciones de vecinos, colectivos de comerciantes y hosteleros, y representantes de empresarios vinculados al sector turístico. 

El contrato de limpieza, recogida y eliminación de residuos es uno de los más caros de los que dependen del Ayuntamiento de Alicante, junto al servicio de transporte público en autobús o la contrata de limpieza de colegios y edificios municipales. Supone un coste anual de más de 37 millones, desde que se adjudicó en 2013. Su concesión se extingue en el año 2021, aunque el pliego de condiciones contempla dos prórrogas de dos años cada una, hasta 2025. La intención del equipo de Gobierno es volver a licitar su prestación, sin llegar a conceder esas posibles prórrogas, a través de la convocatoria de concursos por separado (limpieza, por un lado, y recogida de residuos y eliminación, por otro) para favorecer una mayor especialización y concurrencia entre empresas. 

Esas licitaciones dependen de la redacción de un nuevo Plan Local de Residuos, cuya elaboración se encuentra atascada temporalmente, tras el recurso presentado frente al proceso para contratar el trabajo de consultoría externa que resulta necesario con carácter previo.

Noticias relacionadas

next
x