Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el gobierno la considera no legalizable

A Aparcisa sólo le queda la vía judicial para evitar la demolición de la terraza del mercado provisional de Elche

26/10/2019 - 

ELCHE. El bipartito de Elche parece decidido a zanjar los asuntos que tiene abiertos con Aparcisa, la empresa concesionaria del proyecto de nuevo Mercado Central. Además de la rescisión unilateral del contrato si no hay acuerdo, algo que podría llegar en 2020 según ha dejado caer el portavoz Héctor Díez, también pretende culminar el desmantelamiento de la terraza del bar que hay en el mercado provisional. Una terraza que se hizo a pesar de que no había ningún proyecto sobre esta obra cuando se concedió el permiso para edificar en tiempo récord el inmueble en la zona ajardinada de la Avinguda de la Comunitat Valenciana. A priori, los plazos se han dilatado tanto porque había un acto administrativo de por medio que ahora llega a su final. 

Como todo lo que tiene que ver con el Mercado Central, hay que ir bastante para atrás para recordar los hechos previos que han hecho llegar a esta situación. En 2017 Àgora d'Elx preguntó al Ayuntamiento por la falta de licencia de la terraza de la cafetería; en febrero de 2018 Urbanismo declaró ilegal la terraza del mercado provisional y todo ello se hizo público siete meses después, en septiembre del año pasado, además de que varias horas después ese mismo día Contratación pidió a Aparcisa que regularizara la situación. No se supo nada más hasta que en febrero de este año, en una Junta Local de Gobierno, el entonces tripartito desestimó las alegaciones presentadas por Aparcisa para legalizar la solera de hormigón de la terraza y la pérgola que cubre la solera, y le dio un plazo de un mes para demoler la mencionada terraza

Una situación que se vuelve a repetir ocho meses después, ya que la mercantil había presentado nuevas alegaciones que ahora ha desestimado el Consistorio, agotando la vía administrativa. La empresa gallega presentó un recurso de reposición, la última opción administrativa, que es lo que ahora ha rechazado el bipartito, a pesar de que le había dado un plazo de un mes para demoler la terraza y la cubrición en febrero. La única alternativa que le queda a Aparcisa ahora es ir a lo tribunales y presentar un contencioso administrativo contra el Consistorio, que quiere demoler porque considera "no legalizable" la actuación y como señaló el Arquitecto Municipal, la empresa tenía la obligación de construir un mercado provisional para los placeros, “no estando contemplada en el programa de necesidades ninguna terraza exterior cubierta”. En el Proyecto Básico y de Ejecución del Mercado Provisional no estaba contemplada tampoco la tampoco la cubrición de ninguna terraza exterior.

Noticias relacionadas

next
x