Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

juan francisco pérez, coordinador del pp provincial de alicante 

"Ya está bien de hablar de familias en el PP; hay que hablar de unidad y de proyecto"

9/08/2020 - 

ALICANTE . El alcalde de Finestrat y diputado provincial Juan Francisco Pérez Llorca (1976) ha sido el perfil elegido por el nuevo presidente del PP provincial de Alicante, Carlos Mazón, para ser el coordinador general del partido, una especie de responsable de la organización interna. Pérez Llorca atiende a Alicante Plaza en su despacho de la Alcaldía de Finestrat para hablar de cómo afronta el futuro del partido, qué objetivos tiene y cuál es o cuál debe ser el mensaje interno y externo. El edil aboga por dejar atrás el pasado y hablar de proyecto, ideas y unidad y sobrepasar el debate de las familias internas.

-¿Qué supone para Juan Francisco Pérez haber sido elegido el nuevo coordinador del PP de la provincia de Alicante?

-Lo asumo con mucha ilusión. Yo comencé en política desde abajo: entré como concejal de la oposición en un municipio pequeño; después fui concejal de gobierno y ahora alcalde. En el partido he sido coordinador comarcal y formé parte del consejo de dirección. Ahora soy coordinador general del PP de Alicante. Soy de los que creo en la política, y me gusta la política y lo vivo intensamente. Así que para mi es un reto. Creo mucho en la filosofía del PP.

-El resto es conseguir que el PP sea la fuerza más votada en la provincia de Alicante. En la Marina Baixa lo sois, pero en otras no. ¿Cuál es la fórmula? ¿Reagrupar el voto de centro derecha? ¿Volcarse más en determinados municipios?

-Creo que hay que volver a ilusionar mucho a la gente. He sido jefe de campaña de Carlos Mazón y la sorpresa ha sido que hemos sido capaz de ilusionar a la gente. Somos dos personas, Mazón y yo, que venimos de etapas diferentes dentro del mismo PP, con trayectorias dispares, y sí que hemos visto que la gente se ha sumado al proyecto o ha participado mucho más. Al final, siempre hay una faceta que debes atraer tú, ilusionar tú y después encontrar a gente con ganas de participar. Y creo que está pasando. Tenemos 300 nuevos afiliados en dos semanas. Y los coordinadores comarcales sí que me están transmitiendo que la gente quiere sumarse y pelear en municipios clave. Está claro que primero debemos armar bien el partido en algunas localidades y después luchar por esas alcaldías. Creo que estamos en el buen camino. Con trabajo y diálogo todo se puede conseguir.

"Cualquier persona que votaba a Cs o al PSOE, o cualquier otro partido, y crea en el proyecto del PP, puede sumarse"

-¿La estrategia de reunificación pasa por sumar a la que gente que en su día se fue a Ciudadanos y algunos a Vox?

-Pasar por sumar a todas las personas que crean en el proyecto, y que crean como lo planteamos en el PP. El secretario general, Teodoro García-Egea, dijo que toda persona que está en el espacio entre la extrema izquierda y el populista de la extrema derecha tiene cabida en el PP, y estoy totalmente de acuerdo. Pero no sólo basta con esos requisitos, sino que también debes creer en el proyecto que tenemos ahora. Cualquier persona que votaba a Cs o al PSOE, o cualquier otro partido, y crea en el proyecto del PP, puede sumarse.

-Por el momento, el mensaje del PP se ha centrado mucho en el agua y en el turismo, pero hay más cosas…

-La actualidad en estas últimas semanas se ha centrado mucho en el turismo y el agua. En el turismo porque hemos visto como el Gobierno de España ha maltratado a la Comunitat Valenciana: trabaja para que la cuarentena se levante para las Islas Canarias y Baleares, pero se ha olvidado de la Costa Blanca y su aeropuerto, algo que ya pasó durante el Estado de Alarma. Había que hacer fuerza en este tema porque al principio la Generalitat no lo hizo. Y cuanto al cuanto al agua, hay que recordar que los trasvases están aprobados por consenso entre varias comunidades que esta ministra (Teresa Ribera) lo ha roto. Y en estos momentos, sí que peligra el Tajo-Segura. Y además, el ministerio no ha querido participar en la Mesa del Agua de la Diputación. Por tanto, había dos problemas de actualidad que había que abordar. Pero por supuesto que hay más temas que abordar…

"El PP habla de todo y no rehúye ningún debate. Pero estas semanas, los temas de debate han sido el agua y el turismo"

-Quizás lo que se echa en falta es una visión más amplia de las cosas y esta pandemia ha reabierto muchos debates y se ha echado en falta que el PP de Alicante hablara de esas cuestiones…

-El PP habla de todo y no rehúye ningún debate. Pero estas semanas, los temas de debate han sido el agua y el turismo, que lo sigue siendo. Tenemos sobre la mesa la resolución de la FEMP sobre si el Gobierno expolia el dinero (remanentes) de los ayuntamientos y solo caben dos opciones. O lo expolian con el rodillo socialista, o se busca un acuerdo, que es el remedio menos malo. Soy alcalde y sobre esto quiero hace una reflexión: los ayuntamientos somos la administración que más cumple y quien nos controla (la administración general del Estado) es el que más incumple sus objetivos de déficit. A los consistorios se les impone la regla de gasto, y no podemos hacer nada para evitar; el Gobierno siempre está mendigando en Europa que le levanten las restricciones por incumplir el porcentaje de déficit. Con el expolio, se va a castigar a las administraciones que hemos hecho los deberes, cuando tocaba y cuándo nos lo pidieron. Y quiere quedarse el dinero una administración que no cumple nunca, y que no tiene un plan para revertir esos fondos sobre los ciudadanos.

En eso el PP sí que tiene un mensaje muy claro: no quiere que se toquen los recursos de la administración local. Lo que queremos es que nos dejen utilizarlos más para los gastos que harán falta en un futuro más inmediato, y que en su mayoría sería de carácter social. Hay muchos temas y sí creo que lo estamos afrontando como se debe en este momento.

-Usted también es diputado provincial. ¿Cómo debe ser la relación entre la Diputación y la Generalitat Valenciana?

-La relación es mejor que antes: ahora se sientan a dialogar las dos partes. En el mandato anterior, todo era a bases de recursos judiciales porque no querían sentarse a hablar. Es verdad que hay más conexión últimamente en el tema de los Servicios Sociales y se ha firmado un documento que permite abordar cómo será el traspaso de las competencias impropias de la Diputación (teleasistencia, Hogar Provincial y centro Doctor Esquerdo). Y además, estas conversaciones han continuado después de un recurso de inconstitucionalidad de la Ley Valenciana de Servicios Sociales, que se ha aceptado parcialmente y que deja bien claro que la Diputación debe tomar parte en las decisiones sobre el reparto de fondos económicos.  Es decir, que la intención de la Diputación es mantener ese diálogo para lograr consensos más allá de las resoluciones judiciales. Yo he estado en la oposición frente a mayoría socialista, y no me gusta que me pasen el rodillo. Y tengo mayoría en mi ayuntamiento, y no le paso el rodillo a la oposición. Los políticos estamos para algo más que sumar la aritmética parlamentaria; los políticos estamos para sumar acuerdos que sean beneficios para todos. Esa labor que está haciendo Carlos Mazón al frente de la Diputación es muy buena, y el Gobierno de la Generalitat debe sumarse algo más. Es decir, que la relación es buena, pero necesitamos que la Generalitat se sume más a los acuerdos.

"La relación entre la Generalitat y la Diputación es mejor que antes: ahora se sientan a dialogar las dos partes; antes todo eran recursos judiciales"

-¿Lo dice por el Fondo de Cooperación Local?

 -Por ejemplo. Como alcalde, no soy partidario de que formar parte de ese fondo si no tengo la inmediatez para recibir el dinero porque el objetivo de ese fondo era facilitar recursos a los consistorios. Además, cuando han ofrecido ese dinero, llegaba un año tarde y sí lo querías antes, era vía confirming y negociado con las entidades bancarias. Lo que está planteando la Diputación de Alicante es que ese dinero llegue más rápido y con más cantidad a los municipios pequeños porque son lo que mayor dificultad tienen.

-La amenaza de la moción de censura en la Diputación de Alicante va y viene. Me consta que la relación con los diputados de Cs que dan apoyo al PP es muy buen. ¿Pero teme esa moción de censura?  

-No veo esa posibilidad de moción de censura. Con el pacto entre PSPV y Cs en Xixona, la propia alcaldesa socialista de Xixona ya dijo que era una cuestión estrictamente local, y que no tenía nada que ver con la institución provincial. Esa alcaldesa es consciente, como yo, que el acuerdo entre Cs y PP es para toda la legislatura. No tengo ninguna duda que es así. Además, la relación personal con los diputados de Cs es excelente.

-Pero Ciudadanos está virando en determinadas cuestiones…

-Ciudadanos está intentando buscando una estrategia política, diferente, para intentar consolidarse que yo no voy a juzgar porque no es mi partido. Insisto, lo veo más una cuestión interna de ellos a que se pongan en peligros los acuerdos con el PP.

"Siempre digo que la familia en el ámbito personal es fundamental para vivir, y que las familias dentro de un partido sólo sirven para destruirlo"

-¿Es partidario de hacer una coalición PP-Cs en el futuro?

- No es una mala opción si en determinadas zonas permite tener más representación. Apenas veo diferencias entre PP y Cs a nivel de programa. El futuro política irá poniendo a cada uno en su sitio, pero hay que reconocer que la fragmentación política del centro derecha al único que favorece es a la izquierda. Por tanto, sí podemos evitarlo, mejor.

-Antes has hablado de armar el partido y lo importante que son las personas. Hace no mucho, el PP vivió una división muy fuerte entre dos familias. ¿Temes que haya diferencias por la incorporación de personas que tuvieron un protagonismo en el pasado?

-Siempre digo que la familia en el ámbito personal es fundamental para vivir, y que las familias dentro de un partido sólo sirven para destruirlo. Si algo hemos aprendido es que ya está bien de hablar de familias en el partido; hay que hablar de unidad y de proyecto. Más ideas y más proyecto que personas. El caso de Carlos Mazón y el mío es un ejemplo: venimos de dos épocas diferentes; ni siquiera nos conocíamos mucho y eso no ha pesado para que me propusiera, primero, como jefe de su campaña, y después, como coordinador del partido. Vengo de otras sensibilidades del partido; no conozco la época en la que estuvo él porque me incorporé más tarde. Sirva como ejemplo de que lo importante no son las personas, sino el proyecto.  

Noticias relacionadas

next
x