Hoy es 18 de mayo y se habla de aquaculture ACUICULTURA alicante urbanismo benidorm iglesia

reconoce a construcciones enciso como adjudicataria de las obras

Un juez asigna a una constructora excluida el derecho a reformar la Finca Benisaudet en Alicante

16/02/2021 - 

ALICANTE. La justicia corrige las apreciaciones técnicas de la Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Alicante y reconoce a la empresa Construcciones Enciso el derecho a convertirse en adjudicataria de la reforma de la Finca Benisaudet: una obra impulsada por el equipo de gobierno (PP y Cs) con el objetivo de destinar el inmueble (residencia de verano del literato Gabriel Miró) a usos culturales y educativos del barrio de Los Ángeles. 

Como informó Alicante Plaza, la de Construcciones Enciso fue inicialmente la propuesta mejor posicionada al plantear un precio de 508.139 euros al concurso que partía con un presupuesto de salida de  602.580,06 euros. Sin embargo, los técnicos municipales rechazaron su oferta tras considerar que solo había acreditado la realización de obras de vallado y de reforma de viviendas particulares y que no había justificado la presentación de balances contables en el registro mercantil durante los últimos tres años, según concretaron fuentes municipales el pasado mayo, tras el proceso de valoración de las ofertas.

En base a esas consideraciones, la Mesa propuso como adjudicataria de las obras a la empresa que había obtenido la segunda mejor valoración en el concurso, Eneas Servicios Integrales, que pujó por el contrato con un oferta económica de 520.445 euros. La adjudicación quedó aprobada en Junta de Gobierno el pasado septiembre. Y, de hecho, según fuentes consultadas, la constructora ya habría iniciado la ejecución de los trabajos, una vez que quedó aprobado el plan de seguridad y salud para su desarrollo, en octubre.

No obstante, ahora, en una sentencia fechada el 11 de febrero, el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 considera que Construcciones Enciso sí reunía el requisito de solvencia técnica requerida para poder ejecutar la obra, en contra de lo que se resolvió en el órgano municipal en el que se valoran las ofertas presentadas en todo proceso de licitación. 

La sentencia detalla que Construcciones Enciso presentó recurso de alzada contra el acuerdo de mayo por el que se decidió adjudicar la obra a Eneas Servicios Integrales. Ese recurso quedó estimado solo en parte, en la medida en que el ayuntamiento seguía declarando que "no quedaba acreditada la solvencia técnica o profesional de la demandante" después de que la mercantil aportase diversa documentación contable sobre otras obras realizadas de similares características. Por ello, Construcciones Enciso acudió al juzgado para que se revirtiese esa consideración. Y la sentencia ratifica que, en efecto, la empresa recurrente sí cumplía el baremo requerido para acreditar esa solvencia técnica: haber ejecutado obras por un importe mínimo de 350.000 euros, IVA incluido.

La sentencia considera que la constructora sí cumplía el requisito de solvencia técnica y obliga al Ayuntamiento a indemnizarla con más de 21.000 euros

De ahí que el juzgado considere que "la demandante sí tenía solvencia técnica" y que "se le tuvo que adjudicar el contrato". Es más, añade que "debe estimarse la petición de indemnización por daños y perjuicios" y fija el importe de esa compensación en el 6% del presupuesto de ejecución material de obra: una cifra de 21.173,95 euros, más los intereses legales. No obstante, el fallo no alterará la ejecución de las obras, que seguirán en manos de Eneas Servicios Integrales, según confirmaron representantes de Construcciones Enciso. En esta línea, las mismas fuentes defendieron que su único objetivo era que se rectificase la valoración que se confirió a su propuesta, en la medida en que pudo causar un perjuicio a su imagen el hecho de que se hubiese considerado que no reunía los requisitos de solvencia técnica necesarios para ejecutar obras de características similares a la de la reforma de la Finca Benisaudet.

De este modo, las obras de rehabilitación del inmueble de titularidad municipal deberían proseguir su curso al margen de la sentencia para que pudiesen quedar concluidas en el plazo de seis meses previsto por contrato. Como concretaron fuentes municipales al dar a conocer el proyecto de rehabilitación, el edificio que ocupa la finca se encontraba en un estado de semiruina hasta el inicio de los trabajos de reforma. Dispone de una superficie de unos 400 metros cuadrados y ofrece entre sus tres plantas un total de 620 metros construidos, a lo que hay que se añaden unos 200 metros entre sus dos porches. 

La rehabilitación proyectada por el ayuntamiento consiste en dotar las tres plantas con escaleras y ascensor, conservando la distribución existente, y acondicionar las estancias y el núcleo de aseos en todas las plantas. Así, se ejecutará una nueva escalera principal, se demolerán los tabiques, se eliminarán los tapiados existentes, se sustituirá el suelo y toda la carpintería de madera y se comprobará el estado de forjados y cubierta. En el exterior se repararán, entre otras cosas, todos los elementos de la terraza en mal estado, según concretaron fuentes municipales al informar sobre el proyecto.

Noticias relacionadas

next
x