Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

DENTRO DE LA CAMPAÑA 'LA RECONQUISTA DEL VIDRIO' ORGANIZADA POR ECOVIDRIO

San Vicente, El Campello y Altea logran recoger 40 toneladas de vidrio durante Moros y Cristianos 2019

26/02/2020 - 

SAN VICENTE DEL RASPEIG. No importa si se calzan las botas pirata, las alpargatas maseras o las babuchas moras, ni tampoco si la marcha que guía a esos pies hasta el contenedor de vidrio es mora, cristiana o un batallero pasodoble. Lo fundamental es el acto de reciclar el vidrio para obtener resultados como el de más de un millón de envases de vidrio recolectados durante las fiestas de Moros y Cristianos 2019 en 32 municipios de la Comunitat Valenciana. Una acción posible gracias a la campaña La reconquista del vidrio, organizada por la entidad sin ánimo de lucro Ecovidrio, quien ayer, martes 25 de febrero, entregó los premios correspondientes a los tres primeros municipios que más toneladas de vidrio consiguieron recoger, todos ellos de la provincia de Alicante: San Vicente del Raspeig, El Campello y Altea. El acto tuvo lugar en la Casa de Asociaciones de San Vicente y contó con la asistencia de Joan Piquer, director general de Calidad y Educación Ambiental de la Generalitat, José Luis Magro, gerente de Marketing de Ecovidrio, Jesús Villar, alcalde de San Vicente, Julio Oca, primer teniente de alcalde de El Campello, Marta Lloret, concejala de Juventud y Fiestas de Altea, José Ramón Pastor, presidente de la Federación de Unión de Comparsas Ber-Largas de San Vicente, y Marga Sebastiá, presidenta de la Junta Festera de Moros i Cristians de El Campello.

La campaña se ha dividido en tres categorías: Atabales, cuyo ganador ha sido San Vicente del Raspeig, municipio que consiguió reciclar más de 18 toneladas de vidrio (una media de 5'8 kg por festero/a); Darbukas, con El Campello como vencedor, habiendo recogido casi 11 toneladas de residuos de vidrio (9'9 kg por festero/a), y Dolçainas, alzándose Altea con más de 11'4 toneladas en total (15'3 kg por festero/a). Las tres alicantinas han sido premiadas con un galardón conmemorativo fabricado en vidrio y un cheque de 1.500 euros destinado a la organización de actos de las fiestas de Moros y Cristianos 2020. Esta entrega ha supuesto el cierre de la campaña 2019 y el lanzamiento de 2020, año en que desean superar las cifras, "lo cual va a resultar bastante complicado, porque los resultados de 2019 han sido realmente espectaculares", considera el gerente de Marketing de Ecovidrio, José Luis Magro.

Con la campaña del ejercicio ya pasado, Ecovidrio ha logrado recolectar más de un millón de envases de vidrio, lo que supone un crecimiento del 15'45% en las tasas de este material reciclado. Esto se traduce en "más de 267 toneladas de residuos de vidrio que han aparecido en los contenedores y se han reciclado 100%", interpreta Magro, porque "el vidrio es un material totalmente reciclable y, por tanto, tiene infinitas vidas", complementa el director general de Calidad y Educación Ambiental, Joan Piquer. "Todo lo que podamos recoger en origen no existe necesidad de tirarlo a los contenedores en masa, que luego llega a las plantas y se paga por la entrada a esas plantas, mientras que la recogida en origen tiene coste cero para muchos ayuntamientos", informa.

Además de un completo reciclaje y, como consecuencia, "una perfecta sostenibilidad", apunta el gerente de Marketing, que las festeras y festeros depositen el vidrio en los contenedores y generen estas cifras también conlleva la reducción de "155 toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera en los procesos de fabricación de vidrio, así como evitar una contaminación equivalente a la que provocaría un avión dando 14 vueltas al mundo", ejemplifica. La acción tan simple como colocar el vidrio en un contenedor deriva de la concienciación, a través de la cual se ha conseguido "aumentar un 129% las visitas a la web respecto al año pasado, es decir, más de 57.000 visitas y la transmisión de ese mensaje a más de 250.000 valencianos/as o visitantes a la Comunitat que han venido a disfrutar de estas fiestas", se enorgullece del crecimiento Magro.

El reto que Ecovidrio lanza a los municipios en esta especie de carrera del reciclaje de vidrio siempre presenta facilidades por parte de la entidad para que el reciclado resulte "fácil, por lo que aportamos las infraestructuras necesarias, les damos la concienciación y la información para que sepan cómo se debe llevar a cabo", declara el gerente de Marketing. Pese a que asegura que son conscientes de la dificultad que supone superar los resultados en 2020, fija el propósito en transformar el mundo en un lugar "mejor para todos, lo que se consigue llevando a cabo acciones tan simples como reciclar vidrio, algo que está contribuyendo, de una manera pequeña pero poderosa, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En particular, a lograr que las ciudades sean más sostenibles (ODS 11), a tener un consumo mucho más responsable (ODS 12) y a intentar evitar el incremento de temperaturas". 

A la participación, en 2019, de 32 municipios, se suma este 2020 uno más, Oliva, formando un total de 33 localidades valencianas concursantes para agregar "un poco de competencia sana adicional", bromea Piquer, quien insta a seguir batiendo récords y a animar "a los municipios que aún no participan a que se apunten y todos a una voz reciclar más cada año". Y manifiesta que "la Comunitat Valenciana, que tiene una actividad económica turística muy importante, se sitúa en la punta de lanza del reciclado de este tipo de eventos en España, logrando trasladar a la ciudadanía esta implicación en nuestras fiestas con la cultura del reciclado de calidad como es el vidrio".

Noticias relacionadas

next
x