X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista al nuevo director general de vivienda

Rafael Briet: "El fallo del TC contra nuestra 'Ley Antidesahucios' nos afecta muy poco"

Foto: KIKE TABERNER
25/08/2018 - 

VALÈNCIA. Rafael Briet, diputado socialista responsable de las políticas de vivienda en Les Corts, fue el relevo lógico escogido por el PSPV para ocupar la Dirección General de Vivienda ante la repentina salida de Rebeca Torró, que marchó para asumir responsabilidades de Jorge Rodríguez tanto en el Ayuntamiento de Ontinyent como en la Diputación de València. Briet exalcalde de Cocentaina, afronta su nuevo cargo optimista por la aplicación de la 'Ley Antidesahucios' valenciana pese a la declaración de inconstitucionalidad de parte de su articulado y con nuevos proyectos bajo el brazo para impulsar la promoción privada a precios asequibles.

-Asume una dirección general nuclear en las políticas del Consell del Botànic en la recta final de la legislatura ¿Cómo lleva este reto? 

-Bueno... en Les Corts yo era el responsable de las políticas de vivienda, de modo que en cierta medida es una continuidad en mi trabajo, a pesar del salto a la gestión. Para mí es un orgullo, porque formar parte de un gobierno que pone las políticas de vivienda en su eje principal, en el top ten de su acción, me hace sentirme realizado personalmente. Además, por supuesto, es una gran responsabilidad, porque el cargo exige dar respuestas en un ámbito, el de garantizar el derecho a la vivienda, en el que muchas veces no son posibles los resultados inmediatos. Vivienda es una dirección general en la que hay que aplicar políticas muy decididas de forma constante y durante mucho tiempo para que nuestro objetivo pueda ser una realidad. En esta dirección general se han tomado muchas decisiones acertadas en esta línea, pero hay que seguir trabajando. La adaptación está siendo fácil, es fácil con la consellera Salvador, porque es una dirigente con las ideas muy claras y con una línea bien trazada desde el principio. Esto facilita mucho el trabajo. 

"Lógicamente, una nueva incorporación debe suponer un nuevo impulso, lo que no quiere decir que se deba apartar de lo que se venía haciendo"

-¿Qué objetivos le quedan por tachar de la lista en este último año a esta dirección general?

-Lógicamente, una nueva incorporación debe suponer un nuevo impulso, lo que no quiere decir que se deba apartar de lo que se venía haciendo, porque esta dirección general tiene una hoja de ruta muy clara. En particular hay dos temas muy importantes: desarrollar la Ley por la Función Social de la Vivienda y trabajar para desarrollar y ejecutar los planes estratégicos presentados. Estas van a ser mis prioridades. Cabe tener en cuenta también que presentamos hace muy poco el Libro Blanco de la Vivienda, y este es un espacio en el que se recoge el marco estratégico en el que nos debemos mover. Hay que avanzar hacia la equidad habitacional, hacia 'desmercantilizar' la vivienda y socializarla. Además estamos trabajando en nuevas ideas, pero todas tendrán como marco estratégico este libro.

Rafael Briet. Foto: KIKE TABERNER
-¿A qué se refiere con lo de "una nueva incorporación debe suponer un nuevo impulso"? ¿Qué nuevas políticas tiene previsto impulsar en la Dirección General de Vivienda de cosecha propia?

-Estamos trabajando estas líneas y confrontándolas con los actores que trabajan en vivienda. Lógicamente no puedo avanzar una línea concreta porque se tienen que testar, pero sí algunas ideas. Ampliar el parque público de vivienda es necesario. Lo tenemos que ampliar con la incentivación de la construcción de vivienda protegida, no solo por parte de la EVha (el antiguo Eige) si no por parte de las entidades privadas dentro de unas condiciones. Esto se contempla en el nuevo plan estatal. Nosotros estamos buscando fórmulas para que haya inversores a los que les sea interesante hacerlo. 

-En el caso de la EVha el proceso ha consistido en concursos dirigidos a cooperativas y empresas para que construyan en suelo público ¿estaríamos hablando de una iniciativa similar pero directamente desde la Generalitat?

-Son iniciativas todavía por pulir, que estamos... no negociando pero sí compartiendo con los agentes implicados. También deberán formar parte de esta iniciativa otras direcciones generales. Son medidas que queremos impulsar para la recta final de la legislatura y el próximo mandato. Todavía no se pueden avanzar. Pero se trata de hacer atractiva la construcción de vivienda asequible al sector privado. Queremos que el suelo en manos del sector privado también tenga una salida.

-¿Están manteniendo el ritmo de pago en tiempo y forma con las ayudas al alquiler?

-La evolución con esta conselleria en materia de alquiler ha sido brutal, y es muy importante por que se trata de una solución fundamental a nivel habitacional. En 2016 se dieron unas 5.000 ayudas, en 2017 lo subimos a 12.000 concedidas, y hemos llegado a las 24.000 solicitudes presentadas de este año. Cabe recordar que el anterior Gobierno dejó a deber 340 millones de euros en ayudas en 8 años, que es más que todo el plan estatal que está en juego ahora... Ahora, después de mucho tiempo, se convocan, se otorgan y se pagan las ayudas en el año, salvo incidentes puntuales. Antes no se podía confiar en las ayudas de la Generalitat.

-Tienen a Helena Beunza, hasta hace nada Directora General de la EVha, en la Secretaría General de Vivienda del Gobierno de España ¿Se va a beneficiar el Consell de esta circunstancia?

-Evidentemente es algo muy positivo para el Consell. Que a los dirigentes de esta conselleria se les haya llamado para ocupar puestos de máxima responsabilidad en el ministerio es síntoma del buen trabajo que está llevando a cabo el Gobierno Valenciano, y también que vamos a tener unos interlocutores directos en Madrid que, además, podrán llevar al resto de España el espíritu de lo que estaban haciendo aquí. La relación con Helena es extraordinaria, nos ha atendido desde el primer momento.

Rafael Briet. Foto: KIKE TABERNER
-Decía antes que es fundamental el desarrollo de la Ley por la Función Social de la Vivienda, la ‘Ley Antidesahucios’ valenciana impulsada por el PSPV, pero el Tribunal Constitucional ha tumbado varios artículos importantes del texto valenciano ¿Qué se ha perdido por el camino?

-Muy poco. Yo creo que muy poco. Nosotros, lógicamente, no podemos estar contentos cuando se recurre una ley que pretende garantizar el derecho de una vivienda asequible, digna y adecuada para las personas. Que se recurriera esta ley quiere decir que el anterior Gobierno de Mariano Rajoy no estaba en consonancia con el Consell. Pero cabe subrayar que el anterior Ejecutivo recurrió 13 artículos de esta ley pero solo han sido 4 los declarados inconstitucionales finalmente, de modo que hay muchas medidas que prevé la ley que se podrán lanzar.

-¿De verdad no pasa nada porque caigan cuatro artículos, en concreto sobre la expropiación del uso de las viviendas, que era una de las revoluciones del texto? 

"por otro camino, por la vía de la multa, tendremos herramientas para hacer que los bancos y demás grandes tenedores de viviendas firmen el alquiler con opción a compra"

-Mi interpretación es que solo afecta realmente al artículo 13, a la posibilidad de expropiar el uso cuando la propiedad no quiera firmar el contrato que nosotros planteamos en el artículo 12 -donde se habla de la obligación de ofrecer un alquiler con opción a compra-. El 13 decía: cuando usted se niegue a cumplir con el artículo 12, nosotros le podremos expropiar el uso de la vivienda. Pero la sentencia sí que ha dejado vigente el artículo 12 en referencia al artículo 33, que dice: cuando usted no firme el alquiler con opción a compra la Generalitat le podrá imponer multas coercitivas. Es decir: por otro camino, por la vía de la multa, tendremos herramientas para hacer que los bancos y demás grandes tenedores de viviendas firmen el alquiler con opción a compra cuando haya un desahucio. El articulado nos deja margen. Otra cosa que considero fundamental es que el derecho subjetivo a la vivienda continúa vigente. Lo único que nos declara inconstitucional es el artículo 6.1, que establece que sea una acción pública que se pueda demandar ante los tribunales. Pero podrá demandarse por la vía administrativa. Por otra parte, tampoco nos declara inconstitucional todo lo referente a las viviendas vacías y la posibilidad de movilizar estas propiedades privadas de grandes propietarios.

En definitiva, yo entiendo que entre lo que pretendía el Gobierno con su recurso y lo que ha fallado el Tribunal Constitucional hay una gran diferencia, y que el resultado valida los postulados del articulado aprobado en su día en Les Corts en base a la propuesta de ley presentada por la consellera Salvador. Ahora esperamos que el Ministerio de Fomento tome nota y legisle para llenar el espacio que a nosotros no nos han dejado regular.

Rafael Briet. Foto: KIKE TABERNER
-Según explicó Rebeca Torró a Valencia Plaza la semana de la toma de posesión de Pedro Sánchez, la retirada del recurso por parte del nuevo Gobierno socialista habría impedido este fallo ¿se hizo realmente todo lo posible? Pasó un mes entre la llegada de José Luis Ábalos a Fomento y el fallo del TC contra la ley... Tratándose de un ministro valenciano, de una ley de su propio partido, y de una medida a coste cero, ¿no cree que pudo hacer algo más el dirigente?

"Estoy convencido de que Ábalos hizo todo lo posible para retirar el recurso. En un mes no dio tiempo a facilitar una nueva visión"

-Yo estoy convencido de que hizo todo lo posible. Lo que pasa es que cuando hay unos informes de abogados del estado argumentando por qué había que recurrir contra esta ley se requiere tiempo para hacer una modificación en sentido contrario. No es algo tan sencillo. Se requieren unas modificaciones oportunas para justificar el cambio de criterio y retirar el recurso y, obviamente, el mismo que hizo el informe inicial no va a hacerte el informe contrario de un día para otro. En ese mes no dio tiempo a cambiar las estructuras que había que cambiar para facilitar una nueva visión. No conozco exactamente cuál es el procedimiento, pero estoy seguro de que requería un plazo de tiempo más dilatado. El asunto ya estaba en el Tribunal Constitucional. La voluntad política estaba, era incontestable. Se puso toda la voluntad.

-En cualquier caso, ni siquiera hubo un anuncio de que se retiraría por parte de Fomento, como sí se hizo para el texto catalán… Cuando se le preguntó al respecto al delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Fulgencio, el dirigente pidió calma, y finalmente el TC se adelantó…

-Repito, yo estoy convencido que Jose Luis Ábalos hizo todo lo que estaba en su mano para retirar el recurso. Pero el tiempo que tuvo fue muy escaso.

-También hubo suspicacias en sentido contrario... ¿Cree usted, como han deslizado dirigentes del PSPV, que hubo prisa en el TC por fallar contra la ley valenciana antes de que el nuevo Gobierno socialista retirara el recurso?

-A nosotros nos sorprendió la premura, desde luego. Mirando otros pronunciamientos no era de esperar que llegara tan rápido. Pero ahora la situación está así, y yo insisto: considero que el resultado final no impide a la Generalitat movilizar las viviendas vacías, hay herramientas disponibles en el texto resultante.

Rafael Briet. Foto: KIKE TABERNER 

Noticias relacionadas

next