X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cambios en el museo

Pico y pala: el IVAM encara el nuevo curso entre obras, mudanzas y un aniversario

4/09/2018 - 

VALÈNCIA. Cerrado por obras. Este cartel lo colgará en apenas unas semanas el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) en algunas de sus salas, un inicio de curso que queda marcado por los cambios físicos en la pinacoteca, dotándola no solo de mejoras sino, también, de nuevos espacios expositivos. El centro dirigido por José Miguel G. Cortés encara el curso en el que celebra su 30 aniversario –el del museo- con numerosos proyectos por ejecutar que modificarán el contenedor, aunque no tanto como desde la dirección querrían. Pendiente está el jardín de las esculturas, las obras de adecuación en las salas 4 y 5 y su mudanza a Alcoi, todo ello concentrado en el próximo mes de octubre, trabajos que prometen una nueva etapa en el museo. Al menos por lo que respecta a los espacios. 

Queda en pausa, eso sí, la soñada ampliación del museo anunciada por el propio Cortés hace un año. “Estamos trabajando en un proyecto de ampliación física, que no de construcción, para 2019”, confesaba durante una entrevista para Cultur Plaza, en la que verbalizaba su deseo de ampliar el proyecto en el terreno del arte contemporáneo. Efectivamente, el museo trabajaba en un proyecto que fue remitido a los ‘jefes’ de la Generalitat, pero al final parece que la cosa no ha cuajado. Fue el conseller de Cultura, Vicent Marzà, el encargado de derramar el jarro de agua fría sobre el director del museo. En una entrevista concedida a la agencia Europa Press el pasado mes de agosto, el de Compromís afirmaba que no contemplaba ninguna ampliación “más allá del Jardín de las Esculturas” en la presente legislatura. Ouch.

Con este proyecto fuera del juego, el que sí marcha adelante –tras numerosos retrasos- es el jardín de las esculturas mencionado por Marzà, rebautizado como Pati Obert. Las obras han sido adjudicadas a la empresa Llop Proyectos Integrales, S.L., por un importe de 358.773 con impuestos, una obras que se iniciarán a finales de este mismo mes, tal y como indican desde la propia conselleria. Los trabajos se alargarán seis meses, por lo que previsiblemente no estarán finalizados para el 30 aniversario (en febrero), un proyecto que resultará en un jardín destinado al esparcimiento y a acoger distintas actividades y que contará con una serie de esculturas que poder ver al aire libre. Las obras expuestas serán: Cosmos 62(1962), de Andreu Alfaro; Puerta de Thanatos II (2008), de Ramón de Soto; un escultura sin título fechada en 2008 de Per Kirkeby; Luna sobre prisma (2001) y Cara Plana (2001) de Miquel Navarro; y Fragmentos (1990) de Vicente Ortí.

Pero las máquinas no solo estarán faenando en el exterior del museo, en el jardín, sino también en el interior, dejando algunos de los espacios del IVAM fuera del recorrido habitual en el mes de octubre. Se trata de las salas 4 y 5 de la pinacoteca, así como la explanada de la entrada, en las que se llevará a cabo trabajos de pavimentación y revestimiento de suelos, de excavación y movimiento de tierras, instalación de cableado, accesorios eléctricos y ventilación. En este caso, las obras no se alargarán tanto como la previstas en el jardín de las esculturas, estando prevista la ejecución de los trabajos en apenas un mes.

Con el objetivo de compensar el cierre de salas, el museo de Guillem de Castro trasladará parte de sus fondos, aunque no muy lejos. Tan solo cruzarán el río. Será en el Museu de Belles Arts de València donde, de manera excepcional, se puedan ver más de una treintena de obras del IVAM, que se enfrentarán a otras tantas del museo receptor en el marco del proyecto Teníamos todo a nuestro favor. La iniciativa fue presentada por el propio Cortés junto con el director de Belles Arts, José Ignacio Casar Pinazo, el pasado mes de julio, encuentro en el que dieron a conocer algunos detalles de esta primera exposición, a la que seguirá otra muestra en la que los museos intercambiarán los papeles: serán las obras de Belles Arts las que viajen al IVAM, una segunda fase que tendrá lugar en 2020.

Y esta no será la única ocasión en la que, en este mes de octubre, el IVAM saldrá del IVAM. Otro de los platos fuertes del nuevo curso está vinculado a un proyecto de suma de fuerzas con otras entidades e instituciones, en este caso la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Alcoi y la Fundación CAM. Está previsto que el próximo mes abra sus puertas el Centre d’Art d’Alcoi (CADA), en el que el museo contará con una planta para exhibir sus fondos. El proyecto, ideado por Presidencia de la Generalitat, ha devuelto la vida a CADA cerrado desde hace años, generando un nuevo contenedor cultural que, en última instancia, se compone de las propuestas culturales de distintas entidades. Por lo que respecta al IVAM, abrirá su espacio con una exposición dedicada a Eusebio Sempere

Noticias relacionadas

next