X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

primarias

La fotocopia del DNI: un requisito para votar en Podemos que socava la participación

19/11/2018 - 

VALÈNCIA. En julio de 2017, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, colgaba un video en Youtube en el que explicaba un 'extra' que iba a comenzar a aplicarse en las primarias de la formación morada: la necesidad de presentar una fotografía o fotocopia del anverso y reverso del DNI de los inscritos como condición para poder votar en los procesos.

Según explicaba el dirigente de Podemos, este sistema se iba a comenzar a aplicar como novedad en las Asambleas Ciudadanas de Aragón y Baleares, con el objetivo de que las votaciones fueran "más seguras" y con la promesa de extenderse al resto de territorios. Una medida que se implementaba con el incentivo además de recibir de regalo una "credencial de compañero/a de Podemos".

La iniciativa, en este caso, no influyó en la elección al secretario general de Podem de la Comunitat Valenciana, dado que este proceso se había celebrado un par de meses antes, resolviéndose con la victoria de Antonio Estañ frente a la senadora Pilar Lima, próxima a Pablo Iglesias; y a la diputada Fabiola Meco, en aquel momento a la cabeza de 'Més Morat, Més Podem', corriente en la que participaba el hasta entonces líder Antonio Montiel.

Sin embargo, la exigencia de presentar una copia del DNI sí se aplicó en los procesos para la elección de los consejos ciudadanos municipales que tuvieron lugar en junio de este año. Uno de los efectos principales de la necesidad de aplicar esta medida conllevó, así lo consideran diversos dirigentes de Podem, un descenso de la participación en las primarias.

Como muestra, un botón. En el proceso de primarias para la elección del secretario general del partido en València ciudad en enero de 2015, participaron unas 1.900 personas. Tres años y medio después, en junio de este año, los votantes en el proceso se redujeron hasta los 1.277 participantes. La victoria, en ambos casos, fue para el líder actual, Jaime Paulino.

El secretario de Organización, Pablo Echenique, y Pablo Iglesias. Foto: EFE

De esta manera, parece claro que la obligatoriedad de remitir la copia del DNI funciona en cierta medida como un efecto disuasorio entre los inscritos de Podem a la hora de participar en los procesos. Una circunstancia que, para algunos responsables de la formación morada, beneficia "claramente" a los candidatos "próximos a los aparatos del partido". 

De hecho, no son pocos los que creen que este hecho pudo influir también en lo ocurrido en Madrid, con la suspensión de militancia de Rita Maestre y de otros cinco concejales por negarse a participar en las primarias. En este sentido, y pese a que por ejemplo Maestre es una dirigente con alto grado de conocimiento, el mayor control del aparato de Podemos en el proceso -al participar solo los que presentan DNI se presupone que 'se borran' de la votación los militantes que no participan de la vida orgánica- sería una de las razones por las que Maestre y sus compañeros habrían abandonado la idea de presentarse al proceso.

El incumplimiento de plazos, otra seña de identidad en los procesos

Al margen de las condiciones necesarias para ejercer el voto, lo cierto es que Podemos sigue pagando novatadas en las primarias ya sea por su deseo de control, la falta de manos para acaparar la labor o los problemas técnicos. Así, todavía este viernes se continuaban subsanando errores cometidos al hacer públicas las distintas candidaturas a las primarias autonómicas y locales. Cabe recordar que las diferentes listas debían haberse hecho públicas el lunes y no fueron colgadas hasta el miércoles por la tarde y con un buen número de fallos.

No es la primera vez que ocurre algo similar. En abril de este año, la dirección estatal de Podemos prorrogó 36 horas el plazo para presentar las candidaturas que optaban a dirigir el partido en los distintos municipios. En ese mismo proceso, se repitió la historia pocos días después: in extremis, se volvió a modificar el calendario prolongando el plazo para la entrega de avales de nuevo 36 horas.

Para culminar estos incumplimientos en la hoja de ruta, los resultados de las primarias de València se conocieron con ocho días de retraso. En este caso, aunque en el tiempo de espera no trascendieron las causas, el aplazamiento se habría debido a comprobaciones 'extras' en este proceso debido a que se produjeron varias votaciones desde la misma IP. Finalmente, se hicieron públicos los resultados sin consecuencia alguna.

Noticias relacionadas

next
x