X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La deuda histórica del Estado con la Comunitat asciende a 14.380 millones, según la Sindicatura

28/12/2016 - 

VALENCIA. (EFE). El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha afirmado este miércoles que el informe de fiscalización de las cuentas de la Generalitat correspondiente al ejercicio de 2015 "avala" y "da más fuerza si cabe" a la Generalitat de cara a "la próxima batalla por la reforma de la financiación autonómica".

El informe, según ha comunicado el conseller, "acredita que la deuda histórica del Estado con la Comunitat Valenciana asciende a 14.380 millones solo en el periodo 2002-2015, unas cifras que ponen de relieve cómo los ingresos que tenemos como Generalitat son claramente insuficientes para que los valencianos tengan unos servicios públicos fundamentales dignos".

En un comunicado, Soler ha recordado que el Consell de Ximo Puig ha exigido al Gobierno central "la inmediata modificación de un modelo de financiación caducado desde enero de 2014 y que el Ejecutivo central se ha negado a reformar pese a penalizar gravemente a los valencianos al asignarles la peor financiación per cápita de toda España".

"Me alegra pensar que la Sindicatura de Comptes ha confirmado todas nuestras tesis sobre la nefasta financiación de los valencianos", ha destacado Soler. El conseller ha hecho hincapié en que el informe "reafirma" que el déficit de la Generalitat "no se produce porque la Comunitat Valenciana gaste más que el resto sino pese a ello, lo que significa que responde a una carencia de ingresos".

En concreto, la auditoría verifica que la Comunitat Valenciana ha gastado un 12 % menos que la media per cápita en el periodo 2002-2015, al tiempo que ha gozado de unos ingresos inferiores al promedio del conjunto de las autonomías en un 16 %.

"Resulta sangrante verificar cuestiones que ya habíamos denunciado, como el hecho de que hay comunidades que, tras la crisis y una vez realizado los ajustes, siguen contando con un nivel de gasto por habitante superior al que disponía la Comunitat Valenciana antes de la recesión".

Facturas en los cajones por 1.836 millones

La auditoría de la Sindicatura certifica también mejoras en la gestión, a juicio de Soler, como la reducción en un 29,1 % de los importes de las cuentas 409 y 411 (conocidas tradicionalmente como facturas en los cajones), al pasar de los 2.590,4 millones de euros al cierre de 2014 a los 1.836,2 millones en el mismo periodo de 2015.

Por otra parte, el conseller ha destacado la labor a de "limpieza contable" en las finanzas de la Generalitat, cuyo inicio se acometió ya a finales de 2015 con el afloramiento, entre otras medidas, de pérdidas patrimoniales -no reconocidas por el anterior Ejecutivo- por un total de 3.084,57 millones.

Esras incluyen la provisión de la deuda de Feria Valencia (505 millones de euros), la deuda y los avales fallidos de la SGR y de IFA (338 millones), la multa de la Unión Europea por la manipulación del déficit que hicieron los gobiernos anteriores (18,93 millones), los créditos a corto y largo plazo con el sector público (1.471,4 millones), la depreciación de las participaciones del Consell en las entidades y organismos (471,76 millones) o las pérdidas por entidades extinguidas (40,57 millones).

Noticias relacionadas

next
x