X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

concluye que la generalitat se ahorra un 30% con la gestión privada del hospital de torrevieja

La Sindicatura avala el ahorro de las concesiones sanitarias en pleno rescate del Hospital de Dénia

6/11/2018 - 

VALÈNCIA. La compleja operación para rescatar de manera anticipada la concesión sanitaria del departamento de salud de La Marina se topa con un nuevo obstáculo. A los problemas jurídicos que el Consell se está enfrentando para cumplir la promesa del presidente Ximo Puig de recuperar la gestión directa del departamento se ha sumado ahora una auditoría operativa de la Sindicatura de Cuentas que señala que, con Ribera Salud, la gestión es más eficiente: más barata para las arcas públicas y con mayor calidad percibida por parte de los pacientes.

La conclusión más contundente del informe, que compara los indicadores de Torrevieja con la media de los centros que la Generalitat gestiona de forma directa, es precisamente la del ahorro. Así, la gestión privada de este departamento supone un ahorro de dinero público de 45 millones de euros cada año. En porcentaje, la administración valenciana se ahorra un 30% del coste que tendría que asumir con la gestión directa del departamento.

VER DOCUMENTO COMPLETO

En cuanto al apartado asistencial, la auditoría del organismo que dirige Vicent Cucarella pone de manifiesto la notable diferencia en los tiempos de la lista de espera quirúrgica entre el Hospital de Torrevieja y la media de los de gestión pública directa, de modo que  los pacientes con solicitud en el centro alicantino esperan 38 días frente a los 115 días de la media autonómica.

No extraña, por tanto, que la Sindicatura concluya de manera general que, tras evaluar conjuntamente el principio de economía y el principio de eficacia, "Torrevieja es uno de los departamentos de salud más eficientes" y su hospital el mejor gestionado de todos los hospitales comarcales de la Comunitat.

En sus alegaciones al informe, de hecho, la empresa concesionaria destaca que en las propias encuestas de satisfacción realizadas por la Conselleria de Sanitat, como el cuestionario escrito Servqual, Torrevieja ocupó en 2015 el tercer mejor puesto de los 24 departamentos de salud de la Comunidad.

En ese mismo ranking, el Hospital de Dénia alcanza un nivel de satisfacción entre sus pacientes superior al 83%, uno delos más elevados del sistema valenciano de salud.

No es la primera vez que el órgano fiscalizador apunta al modelo de gestión público privado mediante concesión, el conocido como modelo Alzira, como el más ventajoso para la administración en términos de calidad y ahorro. En un informe similar realizado en 2017, la Sindicatura de Comptes determinó que el gasto soportado por la Administración en el Departamento de Salud de Manises, gestionado por Sanitas, era un 24,6% inferior al gasto corriente en asistencia sanitaria en el conjunto de departamentos de gestión pública de tipo comarcal.: 674 euros frente a 894 euros por habitante.

Sin argumentos para Puig

Sin embargo, la publicación de esta nueva auditoría llega en un momento especialmente para el Consell de Ximo Puig, que tras asumir la gestión directa del Hospital de Alzira por finalización de contrato lleva dos años y medio buscando la manera de asumir el centro que está bajo la batuta de la empresa Marina Salud, participada al 65% por la aseguradora DKV y al 35% por Ribera Salud.

El contrato actual vence en 2024 y el socio mayoritario ha mostrado su predisposición por la firma concesionaria. Año tras año, en el Debate de Política General que marca las líneas maestras del curso político, el presidente de la Generalitat ha manifestado la intención de ejecutar el rescate antes de que concluyera la legislatura.

Vicent Cucarella, Síndic Major de Comptes. Foto: EVA MÁÑEZ

En abril de este mismo año, Puig anunció la apertura de la fase "definitiva" de la operación. Descartado el rescate a las bravas debido a la elevada indemnización que la Generalitat tendría que abonar a las empresas, la vía de la negociación ganó fuerza.

En cualquier caso, cumplir la promesa tendrá un coste millonario para la Generalitat que ni la Conselleria de Sanidad ni la de Hacienda han acertado a precisar en el Presupuesto de 2019, el último de la legislatura.

Según justificó el conseller de Hacienda, las cuentas incluyen "las contingencias que puede provocar la reversión", pero no una partida concreta porque, según explican fuentes de este departamento, poner una cifra en el Presupuesto perjudicaría la estrategia negociadora con la concesionaria.

Lo más parecido a una reserva económica para la reversión anticipada del servicio es un apartado en el capítulo de gastos del Presupuesto de la Conselleria de Sanidad donde se concreta que, en el caso de proceder a la reversión, "destinarán parte del presupuesto anual asignado a las liquidaciones de Dénia", que en 2019 asciende a 121 millones de euros.

Noticias relacionadas

next
x