X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de marzo y se habla de PP ALICANTE elisa díaz benidorm altea Compromís ignasi candela

mercadona invertirá 2.300 MILLONES EN 49 APERTURAS, 10 EN PORTUGAL, Y EN PONER EL 'LISTO PARA COMER' EN 250 TIENDAS

Juan Roig se planta en 1.600 supermercados en España y dispara la inversión en mejorarlos

13/03/2019 - 

VALÈNCIA. España no da para más 'mercadonas'. Juan Roig, presidente de la compañía de supermercados, considera que los 1.636 establecimientos con los que terminó 2018 marcan su capacidad tope. El objetivo ahora es hacerlos cada vez más rentables. A ello destinará gran parte de los 2.300 millones de euros que invertirá solo en 2019, un esfuerzo "récord" que supone más que duplicar los niveles de hace apenas dos años y que servirá también para abrir sus primeras diez tiendas en Portugal, implantar el 'Listo para comer' en 250 y extender el nuevo modelo de venta online a Barcelona y Madrid.

"Mercadona va bien y va a ir mejor. Haremos todo lo que haga falta". Tras presentar unos resultados marcados por el fuerte incremento del beneficio neto, que aumentó un 84% hasta los 593 millones, el presidente de Mercadona subrayó que la empresa está "jugando más fuerte que nunca en su historia", que no dudará en seguir tomando decisiones "valientes", aunque sean "impopulares" o "incómodas". Si es necesario cerrar una tienda para abrir 100 metros más allá, se hará. Continuará con su estrategia de proveedores especialistas para mejorar el surtido porque "nos falta más calidad" y ahondará en su obsesión para satisfacer al jefe (cliente): "Cuanto más te preocupas por el cliente, más ganas; 2018 fue el año del gran cambio y nos ha salido espectacular".

Para ello, acelerará también el ritmo de modernización de la red de tiendas físicas. Hasta ahora, Mercadona ya ha adecuado 400 tiendas para adecuarlas a su modelo Tienda 8 –locales eficientes con nuevas secciones de frescos y servicios como jamón al corte–. Solo en este año renovará casi las mismas que hasta ahora: 390 tiendas. Y no va más rápido porque no dan abasto con los permisos, comentó Juan Roig.

De los 1.500 millones invertidos en 2018 (+51%), 962 ya fueron para la apertura de 29 tiendas y la transformación de 215; 257 millones para los nuevos bloques logísticos automatizados, un proceso que se extenderá desde ahora también a los ya existentes; y otros 60 millones en la llegada a Portugal.

La comida para llevar, introducida como prueba el pasado año, despegará definitivamente en 2019. De las diecisiete tiendas en las que está disponible actualmente tras una inversión de 5 millones pasará a 250 establecimientos con autoservicio de ensaladas, pizzas preparadas al momento al gusto del cliente y el resto del surtido 'Listo para comer', para el que está en pleno proceso de captación de proveedores regionales. Es el resultado de haberse dado cuenta de que debe "hacer más cosas" en sus tiendas, como habilitar espacios para que el cliente puede calentar y tomar su comida.

Fotos: KIKE TABERNER

Esta mejora, junto al café de máquina para llevar en vasito de cartón por un euro, ya está disponible en dos tiendas en València. Todo forma parte de la "obsesión" por satisfacer a un cliente que ahora pide productos que estén "más cerca de la boca".

"Eso lo tenemos que terminar en las tiendas. La cocina del siglo XX no existirá a mitad del siglo XXI. Lo que vamos a hacer en los hogares será terminar y calentar los productos", vaticinó Juan Roig, para quien la cocina quedará relegada a una actividad que se realizará por hobby. 

Una decisión "muy gorda": reubicar 400 tiendas

Además de tener sus 1.600 tiendas completamente adaptada al nuevo modelo en 2023, Mercadona trasladará de ubicación una de cada cuatro supermercados porque no cumplen con alguno de los cinco componentes estratégicos –jefe, trabajador, proveedor, sociedad y capital–. Se trata de una decisión "muy gorda" que incluye también el cierre de 100 tiendas, de las cuales sesenta serán temporales por cambio de sitio, pero otras cuarenta no volverán a abrir.

El proceso correrá paralelo con la llegada del nuevo modelo de entrega de pedidos online a Barcelona, prevista para el 12 de junio con una capacidad de 30.000 repartos al mes, y Madrid. La expansión llega precedida por el buen funcionamiento de su primera colmena –almacén específico de preparación y reparto de comandas online–, que en los ocho meses que lleva en marcha ha propiciado un crecimiento del 120% respecto a los anteriores pedidos de televenta, de forma que Mercadona, tras una inversión de 225 en formar al "trabajador digital", ha pasado de una "web de mierda" a facturar ya 2,2 millones al mes por este canal.

"La estamos viendo rentable, sostenible y la estamos dominando", dijo Juan Roig sobre esta modalidad, desarrollada con un equipo informático propio. Explicó que, por el momento, las ventas online en la provincia de Valencia no han canibalizado a las de la tienda física, pero reconoció no saber hasta cuándo el cliente compaginará "lo físico y lo online". Con todo, pronosticó un crecimiento más rápido de los pedidos online en Barcelona y Madrid porque la presencia a pie de calle es menor.

"Parir los productos que quiere el jefe"

En cuanto a la nueva relación con los proveedores, uno de los ejes de la "disrupción" que inició hace un par de años, Mercadona continuará con la estrategia de proveedores 'totaler' o especialistas –fabricantes de un producto en lugar de una categoría completa– que sean "muy buenos" y estén "obsesionados con la seguridad alimentaria" tras los dos "accidentes" de 2018 con una bebida de soja con sabor a fresa y plátano que contenía trazas de leche de vaca por un fallo humano.

"Hemos perdido el miedo a retirar un producto", aseguró Juan Roig como ejemplo de las decisiones "valientes" que dijo estar dispuesto a tomar, aunque sean "molestas", para "defender el mantenimiento de nuestro modelo de calidad total". Puso como ejemplo los recién estrenados nuevos uniformes, en los que ha invertido 29 millones de euros: "Es una de las decisiones que molestan, pero no hacerlo era quedarnos obsoletos. Los trabajadores están muy contentos".

A sus 1.400 proveedores especialistas les ofrece ahora acuerdos indefinidos, rentabilidad mutua, calidad máxima y que compartan su fijación por la seguridad alimentaria. "Tenemos que parir los productos que quiere el jefe. Hemos invertido 3 millones y desarrollado 300 productos nuevos en 2018 Mercadona fruto de procesos de coinnovacion", explicó el fundador de la cadena de supermercados.

Menos beneficios este año

Para el ejercicio en curso, en el que Mercadona se centrará en la mejora de la calidad porque "falta mucho", Juan Roig situó el objetivo de ventas en 25.200 millones de euros (antes de descontar el IVA) y en 435 millones de euros el de beneficios netos, un 27% menos que en 2018. "Antes nos movíamos por el objetivo del beneficio, pero ahora la forma de protegernos a nosotros mismos es marcarnos como objetivo el beneficio compartido", subrayó el empresario tras repasar como cada ejercicio sus datos de contribución a la sociedad: "Hemos pagado 293 millones de impuestos directos. La mejor responsabilidad social es que una empresa gane mucho dinero tras satisfacer a todos sus componentes".

Tras haber concluido el último ejercicio con una plantilla de 85.800 empleados, la meta es crear un millar de nuevos empleos este año y continuar con el ritmo de crecimiento del número de tickets por tienda, que desde 2017 acumula un incremento medio de 125 al día.

Más allá de España, Juan Roig vuelve a pensar en Italia como próximo país al que llevar su modelo, pero todo dependerá de cómo funcione la aventura portuguesa que iniciará este mismo año con diez tiendas que espera que sean 150 en un plazo de seis o siete años.

Fotos: KIKE TABERNER 

Noticias relacionadas

next