Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ENTREVISTA A LA VICEPRESIDENTA DE CEAV y presidenta de cev valencia

Eva Blasco: "Hasta que no haya vacuna, la recuperación del turismo será limitada"

16/08/2020 - 

VALÈNCIA. El turismo a nivel internacional ha sufrido el golpe más duro que se recuerde de la historia reciente. La pandemia provocada por la covid ha puesto en pausa a un sector que se había consolidado como uno de los motores de la economía española. En 2018, supuso 147.946 millones de euros, equivalente al 12,3% del PIB ese año, unas cifras que en el primer semestre de 2020 se han quedado reducidas a la mínima expresión ante el cierre de fronteras al inicio de la cuarentena y la baja movilidad de la temporada estival. 

El turismo también es una de las áreas clave de la actividad económica valenciana que acusa las inclemencias del covid-19. Un sector con múltiples actores y en el que las agencias de viaje han jugado un papel fundamental y que ahora acusa la parálisis de los últimos meses. Eva Blasco, vicepresidenta de Relaciones Internacionales de la Confederación Española de Agencias de Viajes y miembro consejo directivo de la Asociación Europea de Agencias de Viajes, tiene claro que va a ser necesaria una vacuna para poder volver recuperar cifras de 2019.

"Hasta que no haya vacuna, la recuperación del turismo será limita", lamenta. Presidenta de CEV Valencia y  a las riendas de Europa Travel, la empresaria apunta a la necesidad de tomar nuevas medidas en el sector, tacha la obligación de cuarentenas a los turistas como sistema como cuestiones políticas y destaca que el reajuste empresarial por la falta de actividad vendrá con la finalización de los ERTE.

- Hemos hablado en otras entrevistas de atentados, del Brexit, pero nunca se había puesto sobre la mesa una pandemia mundial que pudiera afectar al turismo. Es evidente que no estaba en los planes de contingencia de las empresas ni del Estado.

- La última pandemia, de la que hace más de un siglo, era en un mundo totalmente distinto, que no estaba globalizado, donde no existía la movilidad que existe actualmente y nadie podía estar preparado para esto. Ni las empresas, ni las personas, ni los gobiernos. Es cierto que en España hablamos mucho de que el Estado ha improvisado, pero esta improvisación se ha producido en todos los países. No nos echemos siempre piedras porque no somos los peores. Yo no digo que se haya hecho bien, pero nadie estaba preparado. Ni España, ni Estados Unidos, ni Alemania, ni Francia, ni Italia. Esto es una pandemia mundial. En Australia, por ejemplo, están creciendo ahora los casos. Esto es como una película de ciencia ficción de la que todos estamos esperando despertarnos.

- ¿Cuál es el día de la actividad de las agencias de viajes? Porque aunque se ha empezado a retomar el turismo todavía está todavía muy limitado y la situación actual tampoco acompaña.

- La situación de las agencias de viajes y en general de la mayor parte de subsectores turísticos como hoteles, guías o museos es crítica. Estamos hablando de caída de facturación del 100% y en el mejor de los casos, en estos momentos, pues de caídas del 95%. Es una caída tan brutal que jamás nadie podría haber imaginado y ninguna empresa va a hacer un plan de contingencia pensando que caen sus ventas un 100% durante meses. Te lo podrías plantear por un mes después de fenómenos como el 11 de septiembre, pero esto es pasar del todo a la nada. 

"Fuimos el primer sector que se vio afectado de una forma brutal y ahora estamos prácticamente parados"

Esto es como un tren. Nosotros íbamos en el primer vagón, porque desde finales de febrero lo único que hicimos fue cancelar viajes, facturación cero y devolver dinero que habíamos facturado previamente. Y ahora, en estos momentos, somos el último vagón. Porque hasta que no se abran fronteras, no se recupere movilidad y no se restablezca el transporte aéreo no puede despegar nuestra actividad. Por tanto, éramos el primer vagón al principio de la pandemia, porque fuimos el primer sector que se vio afectado de una forma brutal y ahora estamos prácticamente parados.

Además, en el caso del mercado español, somos un mercado de última hora. En Alemania dicen que se está percibiendo algunas venta, pero hablamos de un 10% de lo que sería el año pasado de ventas para el otoño y para el año que viene. Sabemos que el mercado español no es un mercado que vaya a reservar el cliente ya para el próximo año. 

- Cuarentenas obligatorias para turistas que vuelvan de España como las impuestas por Reino Unido o Suiza tampoco ayudan.

- Lo que desde el nivel de agencias trabajamos desde el primer día fue conseguir una apertura coordinada de fronteras en la Unión Europea para ver si podíamos recuperar la movilidad en Europa, porque ya estamos viendo lo que pasa ahora con la pandemia en el continente americano, y es que van por detrás. El Gobierno de España apostó mucho por una apertura coordinada de fronteras considerando la importancia que el sector turístico tiene en nuestro país y su aporte al Producto Interior Bruto.

Se consiguió una apertura coordinada de fronteras en Europa pero después tengamos presente que estamos hablando de Reino Unido, que ya está fuera de la Unión Europea. Entonces no se puede hacer esa gestión diplomática estamos hablando de Suiza, que pertenece al espacio económico europeo, pero no es Unión Europea. Es cierto que otros países como pueden ser Francia o Alemania lo único que han hecho es recomendaciones por zonas. Ahí sí que hay un esfuerzo importante del Gobierno español para intentar que no se hundan esos mercados emisores. 

"la decisión de Reino Unido sobre la cuarentena tiene un componente político importante por parte del gobierno británico"

Sin embargo, el mensaje que se lanza actualmente provocará que, aquel que se pueda haber visto afectado en sus reservas, posiblemente decida ya no reservar. Yo creo que la decisión de Reino Unido tiene también un componente político importante por parte del gobierno británico. Tengamos presente que en el momento en que establecen la cuarentena de cada 10 reservas que entraban en turoperadores británicos, un 60% tenían como destino España. 

Entonces, una decisión de ese tipo significa que de cada 10, seis de repente se queda sin su reserva. Entonces, tienen dos opciones, reservar en otro destino con la inseguridad de decir, "¿y si me vuelve a pasar?", o me quedo en territorio británico y por tanto realizo el gasto allí y animo a la economía de Reino Unido, que además con el Brexit está todavía más debilitada. No hay una confianza del consumidor en moverse. También a nivel de consumidor español no les da tanto miedo una cuarentena como un posible cierre de fronteras. Entonces, muchos están optando por segundas residencias, casas de amigos y familiares,...

- ¿Cómo están las agencias a nivel financiero?

- Se nos autorizó por el Gobierno a dar bonos, pero que, después de una carta de la Comisión Europea, dejó de hacerse. Los bonos que podían dar las agencias eran exclusivamente del importe del billete de avión y del hotel que no hubiera recibido la agencia el reembolso para esperar a que el proveedor te abonara el dinero. Ahora nos encontramos en una situación crítica porque, especialmente con importes de compañías aéreas, hay millones de euros que no han sido reembolsados pero que nosotros hemos devuelto ya los clientes.

"no hemos podido hacer un cierre completo como un establecimiento hotelero o un bar"

Esto hace, por tanto, que las tensiones de tesorería sean brutales, con una caja donde además no estamos recibiendo nuevos ingresos. Porque para devolver la confianza en el consumidor también se está facilitando mucho desde paga a la salida a posible cancelación al 100%. Porque hay que devolver la confianza del consumidor. Eso hace que muchas agencias de viajes lleven seis meses con las cajas vacías. Los ERTE nos han ayudado, pero no ignoremos que aunque se están manteniendo en nuestro sector sin modificaciones desde marzo, las empresas pagan una parte de la seguridad social de los trabajadores.

Es cierto que el principal coste para una agencia de viajes es el personal, en torno al 80%, pero el resto de gastos como los sistemas informáticos, de seguros o licencia se han mantenido al 100%. Tampoco se ha hecho ERTE a toda la plantilla, porque hemos seguido prestando el servicio de atención al cliente, aunque haya sido para cancelar reservas del futuro o para resolver problemas. Teníamos que seguir prestando ese servicio. O para el corporativo, las empresas seguían haciendo movimientos mínimos. Pero no hemos podido hacer un cierre completo como un establecimiento hotelero o un bar.

- ¿Se han dado cierres de agencias?

-  En este momento no se ha iniciado el proceso de cierre, porque hay agencias que no han reabierto, es decir, mantienen el trabajo mínimo en teletrabajo, de atención al cliente, de solucionar cancelaciones de reservas, pero no se han abierto todas las oficinas. En comercio, bares o restaurantes, cuando se han empezado las aperturas es cuando te das cuenta de que pasado un tiempo y ya no abren. Por tanto, se prevé que a finales de este año, principios del año que viene, pueda producirse un número importante de cierres que nos es imposible cuantificar. Porque claro, ahí el problema también es cuando vamos a iniciar la recuperación. Previsiblemente hasta Pascua o verano del año que viene. 

"Va a ser finales de 2020 y principios de 2021 cuando se produzca un reajuste del sector"

De momento, los ERTE los tenemos prorrogado hasta el 30 de septiembre, por lo tanto nuestra indicación, y los sindicatos del sector, están de acuerdo en intentar renegociar hasta el 30 de diciembre y ver después cómo podemos salir adelante. Y es que, aunque se inicie la recuperación en marzo-abril de 2020, no será con los volúmenes de 2019 y las estructuras se corresponderán a 2019. Por tanto, va a ser final de 2020 y principios de 2021 el periodo de reajuste del sector. 

- ¿Y el turismo internacional? ¿Cuándo se le espera?

- Todo el sector a nivel mundial, y es lo que intercambiamos, estamos esperando la vacuna. Creemos que hasta que no haya vacuna, la recuperación va a ser muy limitada. Tanto el vacacional como en el corporativo. El turismo doméstico en España es importante pero dependemos mucho del internacional. También las agencias emisoras dependemos de los viajes al extranjero, que es donde tenemos mayor aporte de valor y nos da los ingresos. Hasta que no haya vacuna la recuperación va a ser muy limitada, tanto en el vacacional como en el corporativo, porque las empresas harán los movimientos mínimos. 

Pensamos que una reactivación más rápida tendría que llegar posiblemente de la mano de la vacuna. En España hicimos uno de los confinamientos más estrictos del mundo, conseguimos aplanar la curva pero parece que llega otro repunte. Entonces miras al continente americano, África ha empezado, otros territorios podrían llegar. Puede reproducirse en Asía, está subiendo en Australia... Por eso insisto, cuando hablamos del destino de España, el destino Valencia, campañas de promoción de destino,... hay que hacerlas, pero mejor utilizar esos recursos cuando esté recuperándose la demanda. Cuando haya una posibilidad de reactivación rápida. No tenemos un problema de modelo ni tenemos un problema de destino. Esto es una pandemia mundial, no se viaja a ningún destino. Hay un problema global y universal, que es la pandemia.

-Comentabas que la mayor parte de las decisiones que se están tomando respecto a cuarentenas en otros destinos parecen ser más cuestiones políticas que de seguridad.

- Yo creo que hay muchas decisiones que más que estar basada en motivos epidemiológicos, están basadas en decisiones políticas. Ten presente que Estados Unidos, en el momento en que en abril empieza a tomar ciertas medidas, una de las primeras fue vaciar los campus universitarios y a todos los estudiantes extranjeros les dijo que se volvieran a su país porque se planteaba la pandemia como una amenaza de China y una amenaza de Europa. ¿Y qué ocurre ahora? Que la pandemia en EEUU está desatada, muy vinculada  no haber tomado medidas restrictivas el 4 de julio. Para los gobiernos, demonizar al extranjero, al exterior, es un buen arma política. Por un lado les da un colchón político, diciendo que el peligro viene de fuera. Y al mismo tiempo, en la medida en que tú restrinjas los movimientos reduces el riesgo de contagios pero también que se te escapen divisas. 

- El otro día decía el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, que aún queda partido. ¿Se alargará la temporada turística hasta septiembre?

- Yo nunca quiero dar nada por perdido, pero no se pueden hacer previsiones. Había una previsión de, a ver si se salva el verano. Ésta ha sido la evolución. Desde la óptica empresarial sabemos que un punto básico para la toma de decisiones es la certidumbre. El problema es que ahora la incertidumbre es total y absoluta y no es culpa de nadie. ¿van a mantener los establecimientos hoteleros abiertos por si acaso? No lo sé. Tendrán que mirar su caja y tendrán que mirar sus costes.

¿Van a mantenerse determinados parques de atracciones que vivan más de turismo extranjero, abiertos, con costes fijos, por si acaso? La apuesta es complicada. ¿Van las compañías aéreas a mantener la recuperación previstas de rutas si no tienen la ocupación necesaria? Las compañías aéreas habían empezado a restablecer rutas, no con la capacidad previa, pero en torno a un 50% si cogemos Valencia. ¿Van a mantenerlas cuando prácticamente en la quiebra, salvo que reciban apoyo gubernamental? Son todo incógnitas. Se depende de muchos factores, por igual se abren fronteras, se levantan cuarentenas, se permite algo más de movilidad, pero tienes una conectividad muy limitada, una oferta muy limitada y por tanto, es una evolución del día a día. 

- Es que a día de hoy no se puede trabajar con plazos...

- Tú haces predicciones, haces escenarios y a los 15 días cambias todas las previsiones y todos los escenarios. 

- ¿Las medidas del Gobierno, al margen de los ERTE, han sido suficientes en el sector turístico? ¿Son necesarias más medidas?

- Hacen falta más medidas. Aparte de los ERTE y los ICO, que no olvidemos que son préstamos que hay que devolver, no ha habido más apoyos. Sí que hay que agradecer que, por ejemplo, las ayudas de la Generalitat Valenciana, que para agencias de viajes ha abonado un importe igual para toda agencia de 2.500 euros. Pero así, como otros países como Holanda, Bulgaria o Dinamarca han establecido ayudas estatales para turoperadores y agencias de viajes a las que recurrir para devolver a los consumidores si tú no tienes los fondos y que no se les caigan todas las empresas, a nivel español no se ha establecido absolutamente ninguna línea de apoyo específica para el sector de agencias de viajes ni para el sector hotelero. 

"Hacen falta más medidas aparte de los ERTE y los ICO"

El sector hotelero es cierto que unos meses antes tuvo un apoyo directo para Thomas Cook. Es posible ahora que compañías aéreas y otros transportistas como terrestres o marítimos, puedan tener ayudas en ese fondo de sectores estratégicos, pero ahí nuevamente las agencias de viaje nos quedaremos fuera y las hoteles también. No existe ningún fondo estatal y sabemos que los recursos son limitados, pero nosotros tenemos una estructura empresarial con mucha pequeña y mediana empresa que será la gran damnificada de esta pandemia.

- ¿Por qué el turismo tiene tan mala prensa como actividad económica? Colomer siempre incide en que es el sector que sacó al país de la última crisis.

- Es algo que he dicho públicamente y he trasladado también en varias ocasiones al presidente de la entidad además de defenderlo en CEV públicamente. Ahora se habla mucho de cambio de modelo del modelo productivo en general en España. Se dice que era un modelo de poco valor añadido, de empleo precario, que era un modelo productivo excesivamente dependiente del turismo. Y yo lo digo públicamente, no demonicemos un modelo productivo y un sector de éxito, que fue clave para que se saliera de la anterior crisis. El sector que fue locomotora de la anterior crisis profunda en España fue el sector turístico. 

"No demonicemos un modelo productivo y un sector de éxito, que fue clave para que se saliera de la anterior crisis"

Es un sector vanguardista desde los años 60. Tenemos un modelo sostenible y un modelo de éxito que ha aportado mucho a este país. Si teníamos ahí un producto de éxito no es que hayamos sido excesivamente dependientes, es la ley de la oferta y la demanda. Y evidentemente, se ha dado inversión empresarial en aquellos sectores que realmente tenían una rentabilidad. En la anterior crisis, fue el sector financiero el rescatado por el Estado español.

Afortunadamente, en el sector turístico no se habla de sector especulativo, porque también es cierto que las rentabilidades de nuestro sector tampoco son tan elevadas. Pero no digamos que es absolutamente necesario cambiar el modelo productivo porque se ha demostrado un modelo productivo de poco éxito. Tampoco creo que la calidad en el empleo, por ejemplo, se pueda medir solo en términos retributivos porque no tiene tanta rentabilidad como el industrial, por ejemplo. No digamos que tenemos que cambiar radicalmente nuestro modelo turístico. Hay que hacer un turismo responsable y sostenible medioambiental, económica y socialmente. El turismo ha aportado mucho a la economía de este país y es mucho lo que seguirá aportando. 

- Las declaraciones de Fernando Simón tampoco ayudaban mucho.

- No me gusta pedir las dimisiones de nadie en base a declaraciones desafortunadas, porque yo soy de las que considero que si una persona está todo el día haciendo declaraciones es fácil que no se meta la pata. Creo que adoptó un punto de vista puramente epidemiológico y de salud, y desde esa óptica lo que estaba diciendo era cierto, cuantos menos vengan y cuantos menos se muevan, es mejor. 

"Fernando Simón adoptó un punto de vista puramente epidemiológico y de salud"

Los españoles no nos tiremos piedras sobre nuestro propio tejado. La improvisación se ha producido y se está produciendo en absolutamente todos los países. Todos los gobiernos están improvisando, porque no había planes de contingencia y sigue sin haberlos. Lo que hay que pedir se pide. Pero lo que no podemos hacer como país es trasladar al exterior que lo hacemos peor. Tenemos un gran sistema sanitario y no todos los países lo tienen. Tenemos una sanidad universal, con lo cual se ha atendido a todo el mundo. 

- ¿Qué le parece la posibilidad de cerrar locales de ocio nocturno?

- Si hay un sector turístico que esté encerrado puede haber una cierta demanda y no haber oferta. Pero no solo el ocio nocturno, también el ocio diurno, como parques de atracciones. Yo, en definitiva, creo que el ocio nocturno se ha demonizado porque es fácil demonizarlo, pero el ocio nocturno responsable, cumpliendo las normas de seguridad, tiene el riesgo que tienen los centros comerciales, que tienen los teatros, que tiene un concierto reducido. Lógicamente, lo que sí que creo es que hay que hacer inspecciones, controlar y aquellos que no cumplan las normas, ordenar los cierres.

Permitir ese ocio de la empresa responsable que cumplen las normas que controlan los aforos, que además invita a salir del local a las personas que no están respetando las reglas. Hay empresas que cumplen las normas de seguridad y hay empresas que no, pero eso no pasa solo en el ocio y en restaurantes y zonas de ocio nocturno. Eso pasa en empresas industriales. 

- ¿Deberían adoptarse medidas fiscales?

- Por el momento no se han adoptado. El mensaje fundamental que entendemos es que la caja necesita seguir recibiendo dinero, porque está muy mal, pero el tema es que si tú no adoptas medidas de alivio fiscal, posiblemente la caja recibas menos porque puedes abocar a más cierres. Los cierres generan menor poder adquisitivo porque mayor es mayor el desempleo. 

Y esto es toda una rueda de pérdida de confianza del consumidor y por tanto no vas a ingresar en el impuesto de sociedades, pero no vas a ingresar en el IVA, no vas a ingresar las cotizaciones de este trabajador. Entonces, es necesario. Yo nunca pido en ninguno de los foros eliminación de todos los impuestos. Jamás lo he defendido ni lo defenderé porque tengo claro lo que voy a defender es ingresar, pero sí que creo que tanto a nivel estatal como a nivel local, y yo lo he planteado expresamente en el Ayuntamiento de Valencia, debería hacerse un análisis técnico de las figuras impositivas. Establecer exenciones y bonificaciones temporales en función del covid, pero tampoco para todos. 

-  No se han bajado precios.

- No hay gran bajada porque la oferta se está reduciendo. Puedes tener bajadas puntuales que deriven de algún establecimiento que tenía todo previsto y ahora no puedes reducir todos sus costes. Entonces una bajada espectacular tampoco. Porque en destinos como Valencia, en los precios de los hoteles, había una guerra de precios ya muy grande. Los hoteles en esta ciudad no tenían mucho margen de reducirlo.

- ¿Cuál ha sido el papel de las agencias pandemia?

- En nuestro caso hemos repatriado a 1.500 personas.  Creo que esa es la única actividad que como agencia hemos hecho. Yo creo que ha sido un papel muy importante porque es cierto que han existido vuelos de repatriación, pero las agencias hemos estado gestionando el retorno de España durante los meses de marzo y abril con las fronteras ya cerradas.

También hemos estado gestionando para nuestros clientes la vuelta a sus hogares, la vuelta a sus casas, buscándoles vuelos, gestionando la cancelación. Rutas muy complicadas porque a veces para llegar eran auténticas odiseas. Hemos estado siempre ahí, siempre respondiendo al teléfono, siempre dando la cara. Entonces yo creo que hemos hecho un gran papel. De hecho, uno de los mensajes positivos que vamos a sacar de la pandemia es que creemos que el valor de la agencia de viajes ha salido reforzado. 

- ¿Hace falta un adelgazamiento de la administración en tiempos de pandemia?

- Creo que sí, que hace falta repensar las estructuras de la administración del sector público. Además, quizá se convierta ya no en algo deseable, sino en una obligación, porque yo continúo convencida de que los fondos europeos van a tener ciertas condiciones. Yo sé que es algo muy sangrante, como también lo es reducir las estructuras de una empresa privada, pero para nosotros también es muy doloroso. 

Creo que la reducción hace falta en todo el Estado español, en todas las autonomías. Es necesario, pero además esa necesidad puede ser que se convierta en una obligación derivada. 

- ¿Van a presentar proyecto para conseguir fondos europeos?

- A nivel de la Confederación Española de Agencias es algo que vamos a explorar. Fundamentalmente lo que vamos a animar es a que sean las empresas quienes se presenten, aunque todavía muy pronto, porque hay que ver cómo se definirá el concepto. Desde la Confederación Empresarial Valenciana tenemos, sobre todo, que animar a la empresa, dar ese asesoramiento más que entrar directamente. Empezar a entrar en proyectos, en proyectos, hacer, sino servir de dinamizador.

Noticias relacionadas

next
x