X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Escisión en el Botànic por el vaciado de las diputaciones

14/09/2018 - 

VALÈNCIA. Fue imposible el acuerdo. El PSPV se desligó de la mano de sus socios y siguió su propio camino este jueves: votó en contra de la propuesta de resolución planteada por Podemos -y a la que en la fase de negociación se sumó Compromís- en el Debate de Política General que se celebra estos días en Les Corts que pedía vaciar las diputaciones. Con 37 votos a favor y 60 en contra, la supresión de los órganos provinciales vuelve a convertirse en un callo entre los socios del Botànic. 

Desde que estalló la Operación Alquería, el futuro de las Diputaciones se había convertido en un tema prioritario para Podemos. Tanto es así que el pasado martes, en la primera jornada del Debate de Política General, el secretario general de los morados, Antonio Estañ, le avanzó al jefe del Consell, Ximo Puig, que su grupo registraría una Ley de Gobiernos Locales para ir vaciándolas de competencias. La intención, aunque utópica, era que se aprobara antes de que termine la legislatura.

La norma, no obstante, no era la única ofensiva que iba a emprender el grupo parlamentario que lidera Estañ en esta materia. Este jueves defendieron una propuesta de resolución para que los partidos del Botànic se posicionaran públicamente a favor o en contra de que las corporaciones provinciales tengan menos protagonismo en detrimento de los ayuntamientos y la Generalitat. El texto de la proposición pedía al Consell que se aprobaran "unas medidas urgentes" para incorporar "los presupuestos de las Diputaciones a la Generalitat", estableciera "competencias claras" y permitiera, "por fin, acabar con la asignación de obras a dedo sustituyéndolas por criterios objetivos y claros".  

El director general de Administración Local, Toni Such. Foto: KIKE TABERNER

Una redacción que dividió por la mitad al Consell. Mientras Compromís aseguró por la mañana que no tenía ningún problema en apoyar este texto en las votaciones de la tarde, el PSPV se negó en rotundo. No contemplaron ni la abstención como en otras ocasiones ha hecho por "lealtad al Botànic". Consideraba que una modificación "de un calado tan importante como la supresión de las diputaciones" no podía ser objeto de una propuesta de resolución, sino que habría que abordarla "con seriedad y rigurosidad". Esto es, mediante la elaboración de una ley.

Un argumento que sus propios socios de gobierno cuestionaron. Desde la coalición valencianista señalaron que la redacción de esta propuesta de resolución no contemplaba "nada" que no recogiera "ya el Estatut de Autonomía" que en su día "aprobaron PSOE y PP", por lo que les resultaba "incomprensible" que se opusieran "a algo que ellos mismos aprobaron". 

Los valencianistas se refierían a los artículos 66.2 y 66.3 la Carta Magna de la Comunitat. El primero señala que la Generalitat, mediante una ley de Les Corts, "podrá transferir o delegar en las Diputaciones Provinciales la ejecución de aquellas competencias que no sean de interés general de la Comunitat Valenciana"; el segundo, que "coordinará las funciones propias de las diputaciones provinciales que sean de interés general de la Comunitat Valenciana. A estos efectos, y en el marco de la legislación del Estado, por Ley de Les Corts, aprobada por mayoría absoluta, se establecerán las fórmulas generales de coordinación y relación de las funciones que deben ser coordinadas, fijándose, si es el caso, en las singularidades que sean indispensables para la más adecuada coordinación". "A los efectos de coordinar estas funciones, los presupuestos de las diputaciones se unirán a los de la Generalitat". 

Fran Ferri (Compromís). Foto: KIKE TABERNER

Con este escenario, tanto Compromís como Podemos subrayaron que no habían 'volcado' en una propuesta de resolución nada que no contemplara ya el Estatut. De manera que lo que querían los morados era que esta reforma se convirtiera en un mandato de Les Corts al Consell y, así, comenzar a trabajar en la ley de Gobiernos locales que ya anunció el grupo de Estañ apenas horas antes. 

Sus votos a favor, no obstante, no bastaron. PSPV, Ciudadanos y PP se posicionaron en contra de esta iniciativa. Y todo, a pesar de que con asiduidad se incumplen las propuestas de resolución que se aprueban en la cámara valenciana. Los socialistas, no obstante, no querían adquirir este compromiso para que en futuros debates se les pudiera tornar en contra y ser utilizado como argumento de oposición. 

Aunque es cierto que el Consell aprobó un decreto de coordinación de las diputaciones al inicio de la legislatura y los tribunales lo tumbaron -por defecto de forma, ya que debía ser una ley y no decreto-, en 2017 anunciaron que elaborarían una norma para sortear el varapalo judicial. Sin embargo, desde entonces no se ha conocido el contenido a pesar de que el president de la Generalitat anunció hace apenas dos meses que estaban trabajando en una ley de Gobiernos locales. Ante la incertidumbre de si el Ejecutivo valenciano llegará a tiempo o no antes de que termine la legislatura, Podemos jugará esta vez el partido por su cuenta y presentará una proposición de ley desde el parlamento valenciano. El rechazo de la propuesta de resolución de este jueves, no será suficiente para que los morados cesen en su empeño de ver desaparecer las diputaciones. El tiempo, eso sí, corre en su contra.   

Antonio Estañ. Foto: KIKE TABERNER

Antecedentes

No es la primera vez que el vaciado de las diputaciones enfrenta a los socios del Consell. No en vano, en febrero de 2017 esta cuestión ya abrió una brecha entre Compromís y PSPV. En la coalición valencianista no agradó en absoluto que el órgano provincial que en aquel momento presidía el socialista Jorge Rodríguez lanzara una iniciativa -repartir 15.000 ejemplares en los colegios de "Quadern de la dipu"- para explicar y defender el papel que éstas tienen.

Como contraofensiva, el grupo de Compromís en la Diputación presentó un vídeo sobre el papel que habían jugado hasta el momento estas entidades provinciales y por qué debían desaparecer.

Noticias relacionadas

next