X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El proyecto Repescaplas retira más de 3.000 kilos de residuos del mar en la costa valenciana

14/01/2019 - 

VALÈNCIA (EP). 'RespescaPlas' ha retirado más de 3.000 kilos de residuos del mar durante 2018 en la costa valenciana (puerto de Gandia) y gallega (puertos de Marín y Vigo). El proyecto ha superado así con creces la estimación inicial de alcanzar los 300 kilos.

El objetivo era buscar una solución al problema de las basuras marinas y sus efectos negativos sobre la biodiversidad marina debido a la elevada cantidad de residuos, con el tratamiento específico para este flujo como una de las soluciones, detalla la Fundación Global Nature en un comunicado.

Entre los principales resultados destaca la retirada de más de 3000 kilos de residuos, tanto los depositados en fondos profundos como los flotantes dentro de la columna de agua, que han sido depositados en los puertos de las zonas de actuación. Esto ha supuesto un "enorme éxito" para la organización al multiplicar por diez la previsión.

Paralelamente, 'RepescaPlas' pretendía profundizar en el conocimiento de los residuos marinos, para lo que se han caracterizado por tipologías casi 8.000 objetos, contabilizados y clasificados según categorías y tipos con la metodología desarrollada en la plataforma 'Marnoba'.

Una parte de estos objetos, los clasificados dentro de la categoría 'plástico', han sido caracterizados también en función de su naturaleza antes del proceso de valorización material o reciclado propuesto en el proyecto.

Dentro del conocimiento del residuo marino se ha desarrollado un estudio de caracterización ecotoxicológica con la selección de tres residuos (redes, nasas de pulpo y láminas industriales), que se han expuesto a tres organismos marinos (larvas de erizos, microalgas y copépodos).

Redes de pesca tóxicas

Todos los resultados han dado negativo, a excepción de un tipo de red de pesca que mostró toxicidad en el caso de las larvas de erizo. Este resultado será objeto de mayor estudio durante 2019 para observar si esta toxicidad es debida al material, a los aditivos o por elementos que se absorben al mismo durante su estancia en el medio marino.

Por último, tras la caracterización previa por materiales de los residuos marinos retirados, dentro de la fracción plástica se procedió a su pretratamiento mediante lavado y triturado y se experimentaron las posibilidades de valorización de cada tipo de material. Entre estos materiales, el tipo 'film' --como el polietileno de baja densidad o el polipropileno, entre otros-- presenta mejores resultados para su reciclaje o valorización material.

Los responsables del proyecto han celebrado tres sesiones en Gandia (Valencia) junto a las cofradías de pescadores de esta localidad, Madrid y Marín (Pontevedra), con el apoyo de la Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto y Ría de Marín (Opromar), el 19 y 22 de diciembre, para presentar el balance de 2018.

'RepescaPlas' continúa este año para profundizar en los estudios ya realizados y así ampliar y afianzar los resultados, con la meta de extender el proyecto a nuevas zonas de la costa española. La iniciativa se desarrolla con la colaboración de la Fundación Biodiversidad y el Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa pleamar, cofinanciado por el FEMP. 

Noticias relacionadas

next