X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de 10N pspv-psoe alicante urbanismo hoteles tram la vila joiosa Catalunya

elecciones municipales 26M - los populares mantendrán la diputación

El PSPV gana en la provincia de Alicante, pero el PP resiste pese a la división del centro derecha

27/05/2019 - 

ALICANTE. Las elecciones municipales del 26 de mayo han dejado un mapa político que va camino de converger, de nuevo, en el bipartidismo. El PSPV-PSOE ha ganado las elecciones, con apenas 19.000 votos de diferencia sobre el Partido Popular, que mantiene un 29% del voto y menos concejales que en 2015. El PSPV no ganaba unas elecciones locales desde 1991, como ocurriera con las generales y autonómicas del pasado 28A: han tenido que pasar 28 años para que sucediera. Los socialistas vuelven a dominar sus históricos feudos, como Elche, Elda y Alcoy, y experimentan una subida notable en Alicante ciudad, pero que no les da para gobernar. El Partido Popular, por su parte, retiene el gobierno de la capital, y el de la Diputación de Alicante, y también afianza feudos como Benidorm, Ibi y Torrevieja, además de Orihuela, que está pendientes de pactos.

En la Diputación de Alicante, a falta de datos oficiales, el PP repetirá los 15 diputados provinciales que tiene actualmente; el PSOE sube dos, y pasa de 11 a 13; Ciudadanos tendrá dos, uno más que en 2015, y Compromís pierde dos: tendrá uno frente a los tres del pasado mandato.

En el global de la provincia, los socialistas ganan seis puntos al pasar del 25% de los sufragios en 2015 al 31,9% que han logrado ahora. Y lo hacen a costa de Podemos, Esquerra Unida y, en menor medida, de Compromís. El PSOE tendrá 565 concejales, unos 55 más que en 2015 y gobernará en muchas municipios de forma holgada. 

Compromís, por su parte, se deja 17.000 votos, sobre todo, en las grandes ciudades, que es donde más han crecido las candidaturas socialistas, pero tiene más regidores. Esquerra Unida-Podemos pierde la mitad de su representación municipal: le quedan las alcaldías de Aspe y Monforte del Cid, renovadas cuatro años después, y sólo mantiene los dos representantes de Alicante, más el de Elda y los dos de Alcoy. En el resto de municipios su presencia es insignificante. Esa mayoría socialista no le da para alcanzar la Diputación de Alicante, que seguiría en manos del PP.


El mérito del PP está en haber mantenido los resultados pese a la fragmentación del voto del centro derecha: es decir, a diferencia de las generales y las autonómicas, no ha tenido demasiado desgaste municipal y, además, ha reconquistado plazas importantes como Torrevieja y ha crecido exponencialmente en Benidorm e Ibi hasta llegar a la mayoría absoluta.

Ciudadanos no ha cumplido con las expectativas: confiaba en buen resultado en Alicante y Elche, y no lo ha conseguido. Bien es verdad que ha mejorado en Orihuela y Elda, y ha entrado en Villena, pero en la mayoría de las plazas ha perdido representación, pese a que el partido ha logrado más votos que hace cuatro años. Es la tercera fuerza de la provincia en votos, gana 9.000 papeletas, pero no supera a Compromís en concejales, que sí ha ganado 14 concejales respecto a 2015.

Vox irrumpe con 18 concejales, pero su caída de votos respecto a la convocatoria electoral del 28A es monumental. Ha logrado 28.000 votos frente a los 115.000 y 100.000 que logró en las generales y autonómicas, respectivamente. No obstante, sus concejales será claves en Alicante ciudad, y en municipios como Sant Joan d'Alacant y El Campello, donde pueden dar el poder al PP, si suma con Ciudadanos. 

Podemos y Esquerra Unida han sumado unos 36.000 votos pero lo han hecho con tres marcas diferentes: Esquerra Unida, Unidas Podemos y Podem. Y eso les ha lastrado mucho, además del crecimiento de los socialistas en los feudos progresistas y la resistencia de Compromís en las comarcas con más tradición del Bloc, como la Marina Alta, y l'Alcoià-El Comtat. 

Por último, los movimientos localistas o formaciones como Contigo, CCD y UCIN han sido los grandes perdedores: no tienen representación en ninguna gran ciudad. Ni en Alicante con el ex ciudadano Fernando Sepulcre, ni en los municipios de l'Alacantí. También ha quedado fuera el Partido de Elche o Ilicitanos en la corporación ilicitana. Sueña Torrevieja ha perdido un concejal. Sólo han salvado el tipo Gent per la Vila, que mantiene los dos concejales, y Altea amb trellat, que mantiene uno.

Noticias relacionadas

el tintero

La política es poder

Esa frase o muy similar recuerdo del breve y fortuito encuentro que tuve con el actual vicepresidente segundo del Consell y líder de Podemos, Rubén Martínez Dalmau. Y ha cumplido fielmente con su palabra y ha reclamado y logrado ese poder que anhelaba, una vicepresidencia y una conselleria para sus socios

next
x