X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El PSPV confía en el perfil político de Rebeca Torró para el complicado mestizaje en Economía

29/06/2019 - 

VALÈNCIA. María José Mira, Blanca Marín y, ahora, Rebeca Torró. La que fuera mano derecha de Jorge Rodríguez en Ontinyent es la apuesta del PSPV para gestionar el complicado mestizaje en la Conselleria de Economía que desde la pasada legislatura dirige Rafael Climent, cargo designado por el Bloc. Con la elección de Torró, con un perfil político mucho más marcado que el de sus antecesoras, los socialistas buscan afianzar un contrapeso en un departamento estratégico del que tanto Mira como Marín han tenido que salir por falta de entendimiento con el conseller.

A ello se suma, además, el hecho de que Torró haya forjado su trayectoria política en Ontinyent, en el corazón del área de mayor influencia orgánica del conseller Rafael Climent, y las buenas relaciones que la política ha exhibido con la dirección del PSOE en Madrid. Un conjunto de factores que, en suma, pueden resultar incómodos para el sector de la Conselleria de Economía controlado por Compromís, ya que la secretaria general de los socialistas en Ontinyent le arrebatará protagonismo tanto en la comarca como ante los principales jugadores de la industria textil.

La elección de Rebeca Torró frente a otros perfiles de carácter técnico –el PSPV valoró situar en esta secretaria autonómica a Empar Martínez tras su buen desempeño en la Dirección General de Industria y Energía– coincide con el movimiento de Climent para reforzarse frente a su socio. Así es como se interpreta, de hecho, el nombramiento también concretado este viernes de Natxo Costa como nuevo subsecretario del departamento.

El controvertido director general de Comercio que mandó a su casa al promotor del megacentro comercial Puerto Mediterráneo ("Intu, go Home") ocupará un puesto clave en la tramitación administrativa, ya que todos los asuntos de la Conselleria pasarán por sus manos y controlará los temas que llegan al pleno del Consell.

Mientras tanto, quien sigue a la espera de destino es la antecesora de Torró en la secretaría autonómica de Economía. Blanca Marín, tras casi tres años como máxima representante de los socialistas en este departamento, el PSPV aún podría confiarle algún cargo de relevancia en el segundo escalón del Consell.

¿Heredera del capital político de Jorge Rodríguez?

Otra cuestión importante para el nombramiento de Torró en el cargo es su influencia dentro del grupo que había amasado el ex presidente de la Diputación Jorge Rodríguez. Un peso orgánico del que algunos dudan pero que también ha contado para esta designación, toda vez que el grueso de alcaldes y responsables comarcales afines al dirigente de Ontinyent se han quedado fuera de la corporación provincial debido al fuerte control de la secretaria del PSPV de Valencia, Mercedes Caballero, próxima al ministro José Luis Ábalos.

Así, Torró deberá, al margen de dedicarse a la gestión, justificar el -nuevo- espaldarazo recibido tratando de vertebrar y aunar los apoyos que en su día reunió Rodríguez para mantenerlos unidos en torno a la figura de Puig de cara a futuras citas orgánicas.

En este sentido, conviene recordar que la dirigente socialista fue durante la pasada legislatura directora general de Vivienda para terminar como vicepresidenta de la Diputación, entrando como número seis además en la lista del Congreso, puesto que finalmente no le otorgó escaño. 

Torró atravesó sus momentos más delicados en mayo después de que Jorge Rodríguez abandonara el PSPV tras su imputación en el caso Alquería y se presentara en las pasadas elecciones bajo las siglas de un partido independiente que borró del mapa a los socialistas en la capital de la Vall d'Albaida.

next
x