X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El PPCV amplía por tercera vez la querella contra el hermano de Ximo Puig

4/12/2019 - 

VALÈNCIA. La querella del PPCV contra Francis Puig, hermano del presidente de la Generalitat; el director de Política Lingüística, Rubén Trenzano y contra los hermanos Enrique y Juan Adell Bover no hace más que crecer. Mientras esperan que su anterior ampliación sea aceptada por el juzgado, desde las filas populares han encontrado más pruebas que probarían el presunto fraude de subvenciones realizado por Francis Puig.

Según la ampliación, a la que ha tenido acceso Valencia Plaza, los querellantes explican que las empresas de Puig también recibieron dinero de subvenciones otorgadas por la Diputación de Barcelona. Concretamente Comunicacions Els Ports habría recibido 150.000 euros de la diputación catalana a través de Xarxa Audiovisual Local SL. El partido político utiliza una información publicada en El Mundo para solicitar que se amplíe la investigación.

Dice la querella que "esta cuestión carecería de importancia" de no ser porque según afirma el medio, "la mayor parte de los contenidos contratados a Comunicacions dels Ports por la xarxa que controla la Diputación de Barcelona son idénticos a los que se han emitido por Nord Televisió. Es más, este diario ha comprobado que en algún caso se trata exactamente del mismo vídeo. Sucede, por ejemplo, con algunos reportajes del Sexenni de Morella", y habría utilizado las mismas facturas para justificar esta subvención y las concedidas en la Comunitat Valenciana.

Facturas

El presunto uso fraudulento de las facturas por parte del hermano del presidente no es nuevo. Tanto en la querella original como en la primera ampliación, el PPCV ya alertaba al juzgado y a la Fiscalía Anticorrupción de este tipo de prácticas, además de otras como presentar la misma factura cinco veces, con el mismo número de factura pero diferente importe, lo que podría suponerle añadir el delito de falsedad documental al de fraude de subvenciones.

Sobre este último punto, Valencia Plaza ya informó de que, en las subvenciones del Gobierno valenciano, constan cuatro facturas con esa misma numeración, dos con fecha 30 de septiembre de 2016 y otras dos con fecha 30 de octubre de 2016. En cuanto a los importes, hay dos facturas de 15.720 euros, y otras dos por valor de 1.950 y 1.850 euros, lo que hace un total de 35.240 euros a los que habría que sumar el IVA, 7.400 euros. En todos los casos se justificaba el 100% de la factura.

En definitiva, según la investigación realizada por el PPCV, Francis Puig presuntamente habría justificado 58.360,4 euros a través de facturas falsas -al menos cuatro de ellas-.

Ampliación

La Fiscalía está estudiando la primera ampliación e informará en breve si está a favor o no de ampliar la investigación que ya está en marcha. Una investigación que se amplía por semanas, pues a las constantes ampliaciones de la querella hay que sumar la denuncia presentada por Inés Aular, extrabajadora de una de las empresas de los Adell Bover.

La denuncia de Aular, exmujer de uno de los hermanos, se ha unido a la causa abierta en el Juzgado de Instrucción Número 4 de València. Entre las perlas que la mujer dejó en su denuncia se encuentra que, según su versión, Francis Puig "era el socio en la sombra" de los Adell, y que los tres integraban "una red de obtención de subvenciones mediante falsedades".

A raíz de dicha denuncia, este periódico pudo comprobar con el libro mayor de Kriol, empresa de los Adell Bover, la existencia de diversos apuntes contables que vinculan a las empresas de Francis Puig con Kriol.

Son cinco facturas. Cuatro emitidas por la empresa de Puig por un total de 22.566,50 euros y una de Kriol a Mas Mut por 9.135,50 euros, que es la suma de las dos primeras emitidas por Mas Mut, lo que deja un margen para Francis Puig de 13.431 euros. En el caso de la segunda empresa del hermano del presidente, Comunicacions dels Ports, son siete facturas emitidas durante los mismos meses que las de Mas Mut, entre mayo y septiembre de 2017. Al igual que con la otra empresa, también se emiten dos facturas que después se devuelven por un total de 8.209.

La diferencia estriba en que si en los primeros apuntes contables era Kriol quien debía para a Mas Mut, en esta ocasión en una de las empresas de Puig la que paga a la de los Adell Bover. Los otros tres apuntes contables son tres facturas por los que Kriol ingresa un total de 11.573,65 euros.

Noticias relacionadas

next
x