X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

REPORTAJE

Conecta el frío al sol: Es el momento del Frío Voltaico

4/12/2019 - 

MURCIA. La industria alimentaria es uno de los sectores económicos más importantes de nuestra economía. Dentro de ella destacan las empresas de congelados y refrigeración industrial entre las que más energía eléctrica consumen, siendo ésta fundamental para su actividad, y si añadimos, además, el elevado precio de la electricidad al que los empresarios del sector han de hacer frente, ponen de manifiesto al autoconsumo fotovoltaico como la alternativa idónea a este problema de consumo energético.

Esta solución es especialmente relevante en sectores con consumos energéticos elevados, como pueden ser las compañías de almacenamiento de producto congelado, refrigerado y a temperatura ambiente, beneficiando a estas empresas a reducir el coste de las facturas, así como a mejorar su competitividad en el mercado y en consecuencia a obtener un ahorro de uno de sus principales gastos.

Por tanto, los beneficios que el autoconsumo FV aporta a la industria son tanto económicos, que los hay, ya que permite al sector de refrigeración industrial obtener grandes ventajas económicas respecto al ahorro mes a mes en sus facturas eléctricas, siendo en los 30 años de vida útil de la instalación la energía un 80% más barata que la de la red en horario diurno y además financieramente son 100% bancables; como beneficios cualitativos que ayudan a las  empresas a mejorar sus RSC, su sostenibilidad y a sumarse al compromiso por la mejora del medio ambiente.

Empresas del sector como Frimar, líder en Alicante en el sector de congelados, o Antonio Marco, reconocida empresa del transporte y la logística, que ofrece la posibilidad de almacenar mercancías a temperatura controlada en cámaras frigoríficas, se han sumado a esta apuesta por el autoconsumo y compromiso por el medioambiente.

Fig. 1 - Caso real: Ejemplo del ahorro mensual durante un año de una empresa del sector congelados.

En las provincias de Alicante y Murcia, zona geográfica de alta radiación solar que proporciona una producción anual de entre 1.500 a 1.800 kWh/kWp, favorece a las empresas de congelados y refrigeración industrial al obtener un gran aprovechamiento de la solución de autoconsumo fotovoltaico diurno, ya que por su actividad no pueden paralizar sus consumos eléctricos, ni un segundo de las 24 horas del día, durante los 365 días del año.

Fig. 2 – Caso real: Ejemplo de aprovechamiento FV durante un día de una empresa de almacenamiento de productos congelados en la provincia de Alicante.

Podemos observar en la gráfica que debido al gran consumo eléctrico que tiene esta empresa, cómo en las horas diurnas aprovecha el 100% de la generación fotovoltaica incluso en los días de menor radicación solar.

Para conseguir este mayor aprovechamiento, y en consecuencia una mejor producción por parte de la instalación, la empresa de energías renovables Cubierta Solar, líder en la Comunidad Valenciana, recomienda el montaje de estructuras coplanares, las cuales actúan como aislante térmico y le añade a la cubierta una segunda capa la cual disminuye la temperatura interior de la nave entre 3 y 6 grados aportando al sector frigorífico un beneficio térmico ambiental.

Fig. 3 – Caso real: Ejemplo de cubierta coplanar.

Todos estos factores hacen que, financieramente una inversión en una instalación de autoconsumo fotovoltaico en el sector del congelado y frigorífico sea un proyecto principalmente de ahorro de costes, con una rentabilidad muy por encima de mercado, de bajo riesgo y con una recuperación de la inversión en un plazo de tiempo muy corto.

Hoy en día existen muchas formas de financiación, sin enbargo la opción que ofrece Cubierta Solar mediante un leasing es la más recomendable; ya que la mayoría de las entidades financieras ofrecen líneas de financiación favorables para los proyectos fotovoltaicos con tipos de interés por debajo del 1% y el 100% del capital necesario.
Tomamos como ejemplo una instalación de 500 kWn, la inversión sería de 450.000 euros:

Fig. 4 - Ejemplo de leasing para una financiación de una instalación de 500 kWn en una empresa del sector frigorífico.

Otro de los aspectos importantes de sumarse al autoconsumo fotovoltaico en la refrigeración industrial son las ventajas cualitativas de estas instalaciones. Ya que los paneles solares que se asientan en la cubierta de las instalaciones evitarán la emisión de CO2, uno de los gases nocivos protagonista en los efectos del Cambio Climático, confirmando así la apuesta medioambiental y de sostenibilidad, y ayudando a cumplir con las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la empresa.

Si tomamos como ejemplo una instalación tipo como la anterior de 500 kWn, evitará la emisión a la atmósfera de casi 250 toneladas de CO2 anuales, equivalentes a la absorción de CO2 de 14.300 árboles plantados o a 60 toneladas de petróleo no consumido.

Para finalizar, diremos que el autoconsumo fotovoltaico ha venido para quedarse. Son muchas las empresas del sector frigorífico, como compañías de otros sectores industriales, las que están apostando por este modelo energético, beneficiándose de ser más competitivas, así como del resto de ventajas tanto económicas como de sostenibilidad que aporta esta energía limpia. Empresas que ya se suman y forman parte de una nueva cultura energética más responsable, la cual se basa en valores como el cuidado al medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y el compromiso con la sociedad y su entorno.

Así pues, no lo olvide, es el momento del autoconsumo, es el momento del Frío Voltaico.

Noticias relacionadas

next
x