X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Bonig prorrogará la concesión sanitaria de Torrevieja y mantendrá la de Dénia si gobierna

Foto: KIKE TABERNER
18/04/2019 - 

VALÈNCIA. La candidata del PP a la Presidencia de la Generalitat, Isabel Bonig, cree que el modelo concesional en parte de la sanidad pública valenciana ha sido positivo, por lo que, si gobierna, no solo mantendrá la actual concesión del área de salud de Dénia, que el presidente Puig ha anunciado que va a rescatar, sino que prorrogará la de Torrevieja, que vende a finales de 2021.

Así lo anunció en uno de los almuerzos que este periódico está manteniendo con los candidatos de los partidos con representación parlamentaria, cuya crónica se publicará en los próximos días. A la pregunta concreta sobre la concesión del área de Torrevieja y su hospital, la única que vence durante la próxima legislatura -octubre de 2021-, Bonig afirmó que "si Ribera Salud quiere continuar", su gobierno aprobará la prórroga de cinco años prevista en el contrato si las dos partes están de acuerdo.

Torrevieja es uno de los cuatro departamentos de sanidad pública valenciana que gestiona una empresa por concesión. Los otros se alargan más allá de la próxima legislatura y son: Elx-Vinalopó, que también gestiona Ribera Salud y cuyo vencimiento está previsto en junio de 2025; Manises, gestionado por Sanitas y con fecha de finalización en mayo de 2024, y Dénia, gestionado por Marina Salud -65% DKV y 35% Ribera Salud- y que vence en abril de 2024.

En el caso de Dénia, cuya reversión sin acuerdo con la concesionaria anunció este miércoles la Conselleria de Sanidad, si gobierna Bonig y mantiene la concesión hay un impedimento legal para que Ribera Salud se haga con el 100% comprando su parte a DKV, como tenían acordado en 2016, antes de que Puig prometiera rescatarla. Se trata de una disposición legal introducida por los partidos del Pacto del Botánico en 2018 según la cual ninguna concesionaria puede gestionar más del 40% del total de áreas privatizadas. "Nosotros estamos a favor de la fórmula concesional y en el tema de Dénia se miraría legalmente cuál es la situación, pero si cabe esa posibilidad, también se continuará", manifestó la presidenta del PP.

"Es un ejemplo de sectarismo"

Según Bonig, "esto es un ejemplo de sectarismo puro, son servicios públicos de titularidad pública. La ley de Contratos ya desde sus inicios, en 1958, establecía distintas formas de prestar los servicios públicos, bien directamente o bien indirectamente, mediante concesiones. Por lo tanto, tanto la gestión cien por cien pública como las concesiones son legales, legítimas y constitucionales".

La candidata popular criticó que haya sido Puig el que haya liderado la iniciativa para recuperar la gestión de Dénia antes del final de la concesión.
"Me parece irresponsable que un partido que ha estado gobernando este país, que fue el que creó la concertada porque era imposible que el Estado pudiese asumir todo, diga que esto es un enchufismo y que es dárselo a los amigos, porque hay mecanismos para que si las cosas no funcionan, se intervenga.
Me parece demagogia que el presidente Puig haya dicho que tanto si hay acuerdo como si no, va a revertir Dénia. Porque estás enviando un mensaje a los inversores, que dirán: Yo ahí cómo voy a ir, si tienes una concesión y te montan un pitote".

Hospital de Dénia. Foto: RAFA MOLINA

"Esto que lo haga Estañ o Rubén Martínez Dalmau, perfecto, incluso Mónica Oltra, pero Puig y el PSOE no pueden hacer esto porque el daño que está haciendo a esta comunidad es de una irresponsabilidad… él, que va presumiendo de llevarse bien con los empresarios", añadió.

Los informes de la Sindicatura

Bonig recordó que hay un informe de la Sindicatura de Comptes sobre la concesión de Manises, encargado por la Conselleria de Sanidad entonces dirigida por Carmen Montón, que decía que era un 24,5% más barata que si hubiese estado gestionada directamente. "42 millones de euros de ahorro en la gestión… Quince más cinco son 20 años, por 42 millones estamos hablando de unos 840 millones de euros, señaló.

Además, aludió a otro informe de la Sindicatura de Comptes "del señor (Vicent) Cucarella, que es de Compromís, al que votó el PP como Síndic porque es un buen técnico". "Dice que hay dos hospitales que son los más eficientes, con mayor prestación de servicios y donde los usuarios esperan una media de tres veces menos para ser operados y atendidos que en la red pública: el primero Torrevieja y el segundo el Vinalopó-Elche, los dos de Ribera Salud", recordó.

Bonig reconoció que durante la gestión del PP se habían cometido algunos errores en este asunto, como no firmar las liquidaciones con las concesionarias cada año. "No puedes estar cinco años sin hacer las liquidaciones la Conselleria, también lo digo". Añadió que, para evitar que vuelva a ocurrir, tiene que haber cuerpos especializados en la liquidación de las concesiones.

Noticias relacionadas

next
x