X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

promovieron la urbanización de portosenso

Zontoga SA, extinguida: fin a la UTE de hoteleros de Benidorm y  promotores de Altea para un residencial de lujo

6/08/2017 - 

ALTEA/BENIDORM. Fin de trayecto para Zontoga SA, la promotora que unió a empresarios de la construcción de Altea y al grupo hotelero Ona Sol de Benidorm, con Antoni Mayor (actual presidente de Hosbec) y Pere Joan Devesa. La empresa, que se creó para desarrollar el proyecto urbanístico de Portosenso, en el litoral de Altea, ya es historia, pues el concurso de acreedores ha concluido y la empresa ha quedado extinguida.

En Zontoga coincidieron empresarios locales de Altea Construcciones Llano del Castillo, Aliblanca S y empresarios como Mario Pérez Pérez (ya fallecido), Francisco Ripoll Pérez o Francisco Zaragoza Juan, entre otros. Todos se unieron bajo el nombre de Zontoga SL y con el propósito de desarrollar una urbanización de lujo, con puerto deportivo incluido, que se encargó al arquitecto francés Jacques Nouvel

La empresa entró en concurso de acreedores en 2015 y durante este proceso, hasta llegar a la extinción, que se dio el pasado 12 de julio, según recoge el Registro Mercantil, perdió la condición de urbanizador del proyecto urbanístico conocido como Marymontaña, el pasado mes de marzo de 2017. Así lo acordó el ayuntamiento alteano a petición de la propia empresa. Cabe señalar que la urbanización de este suelo incluía la construcción de más de 300 viviendas, un hotel de cinco estrellas y la ampliación de 100 amarres en el puerto deportivo.

Con la entrada en concurso de acreedores, el suelo fue a parar manos del banco malo y allí, la mercantil valenciana Rover Alcisa se hizo con su propiedad por unos 15 millones de euros. Posteriormente, hubo una reprogramación del plan parcial, que obligaba a reducir la edificabilidad del proyecto,  algo que finalmente no se produjo porque las empresas Sauco Inversiones y Expagril, SL. vinculadas al grupo Rover Alcisa, enviaron un correo a todos los concejales con el título Presunto delito aprobación en el Pleno. Con él les advertía que aprobar la modificación de las normas urbanísticas de ese plan parcial, como estaba previsto, supodría emprender acciones administrativas y penales. Y de momento, el proyecto está en stand by y la empresa original que lo promovió, extinguida.

Noticias relacionadas

next