X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

oferta mejor valorada sin el 'bonus' por mantener la plantilla 

Una filial de ACS gana el megacontrato de limpieza de colegios y vuelve a 'movilizar' a los trabajadores

13/07/2017 - 

ALICANTE. El segundo concurso convocado por el tripartito de Alicante sobre el servicio de limpieza de colegios y edificios municipales, uno de los contratos de mayor importe de los que dependen del Ayuntamiento, entra en su última fase con un resultado incómodo para los tres socios de gobierno. La Mesa de Contratación confirmó este miércoles que la oferta mejor clasificada -y que se perfila como futura adjudicataria- es la presentada por una UTE que lidera una filial de ACS: Clece, en alianza con Fissa. Su propuesta habría superado en menos de tres puntos a la plica de FCC, pese a que ésta última había presentado la oferta más económica. Y, además, la empresa del imperio de Florentino Pérez había renunciado a la bonificación de 8 puntos adicionales que el equipo de Gobierno introdujo en el pliego de condiciones para las empresas que se comprometiesen a asumir y mantener la plantilla que presta el servicio en la actualidad durante los dos próximos años. Curiosamente, el resto de empresas concursantes sí habían asumido ese compromiso.

Según fuentes municipales, el triunfo de la UTE Clece-Fissa deriva, en primer lugar, de la puntuación que depende de una valoración técnica tras haber presentado la mejor propuesta organizativa (más horas de servicio con 15 empleados más y con un mayor rango de perfiles profesionales, al incluir jardineros). Y en segundo término, su victoria llega también de los puntos obtenidos a partir de criterios objetivos, al haber presentado la segunda propuesta económica de menor coste para el Ayuntamiento (14,25 millones).

El problema es que, según las mismas fuentes, el acuerdo de la Mesa de Contratación ya ha generado intranquilidad entre los actuales operarios de la contrata (unos 450 trabajadores), ante el riesgo de que la futura concesionaria decida prescindir de sus contratos. De hecho, sus representantes sindicales ya han solicitado un encuentro con el equipo de Gobierno para que se les ponga al corriente sobre cuál puede ser su futuro laboral a partir de ahora.

Los representantes de los trabajadores ya han solicitado una reunión con el equipo de Gobierno para que se les ponga al corriente de cuál es su futuro

El tripartito insiste, como lo viene haciendo desde que se produjo la primera licitación, en que la nueva adjudicataria está obligada por el convenio laboral del sector a asumir a los trabajadores de la concesionaria saliente (en primer término, Ortiz e Hijos y, desde abril, FCC, tras asumir la concesión con su misma plantilla en un contrato de emergencia). De esa obligación, quedarían excluidos los cuadros directivos. Ahora bien, podría darse la circunstancia de que la UTE asumiese a los empleados sólo temporalmente y que, después, optase por despedirlos y formalizar nuevos contratos. Ese temor fue el que llevó a los operarios a cargo del servicio a anunciar una convocatoria de huelga, el pasado diciembre, lo que hubiese dejado sin limpieza a 53 colegios de la ciudad, al margen de otras dependencias públicas como instalaciones deportivas o bibliotecas. 

El equipo de Gobierno decidió paralizar la licitación en marcha (lo hizo en el último día para presentar propuestas) para tratar de incluir en el pliego garantías adicionales sobre la continuidad de la plantilla. Esas cláusulas sociales se sustanciaron en la concesión de una bonificación que, en último término, no ha servido para decantar la previsible adjudicación del servicio.

Sea como fuere, el portavoz del tripartito y edil de Contratación, Natxo Bellido (Compromís), sostuvo este miércoles que, si se superan los trámites administrativos pendientes y se confirma la adjudicación, el equipo de Gobierno "pedirá a la empresa que asuma a la plantilla actual aunque no se haya comprometido formalmente a hacerlo". De hecho, fuentes municipales ya deslizaron este miércoles que la empresa ya habría anunciado su voluntad de mantener a los trabajadores y su intención de reunirse con ellos para trasladarles una mensaje de tranquilidad.        

Noticias relacionadas

next