X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ANÁLISIS AP - la confluencia para la Alcaldía de Alicante

Podemos y EU buscarán un candidato con carné y puestos de salida en primarias por separado

4/09/2018 - 

ALICANTE. El acuerdo de confluencia electoral alcanzado entre Podemos y EU en la ciudad de Alicante comienza a avanzar con las primeras concreciones en el inicio del nuevo curso político: precisamente, el que ha de conducir hasta los comicios municipales de mayo de 2019. En paralelo a las decisiones que también deben afrontar el PSOE o Ciudadanos (Cs), las dos formaciones de corte progresista prevén concretar este mismo mes de septiembre el contenido de su protocolo de integración por lo que respecta a la configuración de su candidatura conjunta que, en función del pacto alcanzado entre sus cúpulas nacionales, debe quedar suscrito antes del 1 de diciembre, si bien es cierto que su confluencia sigue abierta a la incorporación de otras formaciones con las que se pretende concertar contactos oficiales a lo largo de las próximas semanas. Entre ellas, figuran el partido animalista Pacma, Esquerra Republicana del País Valencià (que sí se sumó a la plataforma electoral Guanyar Alacant en 2015) o Equo (por el momento, ligado a Compromís en la Comunitat Valenciana, a expensas de lo que pueda decidirse en su próximo congreso autonómico, este otoño). 

En ese camino para armar la coalición 'Unidas Podemos' en Alicante ya hay una propuesta de partida que, según las fuentes consultadas, podría colmar las expectativas de sus dos socios fundacionales: la elección de un candidato con carné que milite en uno de los dos partidos que quedaría equilibrado con la asignación de los números 2, 3 y 4 a la segundo fuerza integrante de la alianza. Es decir, que se acordase designar un alcaldable de EU y que le siguiesen tres representantes de Podemos; o a la inversa, con un cabeza de cartel reservado al partido de Pablo Iglesias, acompañado por otros tres esquerraunistas, con lo que se descartaría una posible distribución de puestos en una lista en cremallera

Todo parece apuntar que ese es el escenario deseado, con lo que se dejaría sin efecto la posibilidad de que se eligiese a un independiente como número 1. Se trata de una de las fórmulas que también queda contemplada en el acuerdo marco de integración suscrito por las direcciones nacionales de las dos fuerzas (junto a Equo), sobre la que ya se había llegado a debatir de manera informal a escala local. De hecho, incluso se había especulado con nombres concretos, como el de la exsíndica de Greuges, Emilia Caballero, entre otros posibles referentes sociales cuya identidad no ha trascendido. 

Ese hipotético acuerdo de reparto compensado de plazas de salida (número 1, a cambio de los tres sucesivos) no cerraría la puerta a la suma de otros referentes sociales sin afiliación a ninguna sigla en los puestos que se reservase expresamente para ello. Eso sí, de lo que no cabe duda es de que Podemos será tajante a la hora de reivindicar un peso preferente en la distribución de huecos en la cabeza de la candidatura en función de lo que considera el esperable arrastre de votos que podría aportar cada formación por separado. No hay dato estadístico ni demoscópico definitivo, pero en Podemos se aferran a los resultados de las municipales de 2015 para fijar sus propios números: en el partido se considera que aportaron cerca de 23.000 votos de los 28.000 que cosechó Guanyar Alacant, ya que, sostienen, fueron las papeletas reunidas por la candidatura autonómica podemita en la ciudad.

La confluencia se decanta por un cabeza de cartel elegido entre la militancia de uno de los dos partidos, aunque sigue abierta a la suma de independientes en puestos de salida   

En el caso de que el acuerdo se concrete en esos términos, como parece probable, la gran incógnita por despejar sería la identidad de los posibles aspirantes a liderar la lista conjunta tanto en las filas de Podemos como de EU. Por lo pronto, los dos partidos tienen trazada su propia hoja de ruta por separado para celebrar elecciones primarias con el objetivo de dirimirlo. En ese proceso, como ya ha informado Alicante Plaza, las primeras en celebrarse serán las de EU. Y muy probablemente, antes de lo previsto. Puede que durante el mes de octubre. 

Hasta ahora, ningún militante ha dado el paso al frente para confirmar su intención de convertirse en candidato y probablemente nadie lo haga hasta que no se abra el proceso de manera oficial. Eso sí, entre la militancia se da por hecho que el portavoz municipal, Miguel Ángel Pavón, optará a repetir candidatura en la que sería su tercera experiencia. Él, por el momento, sólo apunta que está a disposición de su partido. También se especula con la posibilidad de que, en ese caso, el exconcejal de Cultura, Daniel Simón, decida medir sus fuerzas con Pavón para que los afiliados tengan la oportunidad de elegir entre varias opciones. Lo cierto es que si hay votación, podría esperarse un resultado ajustado como el que se registró en la elección de su nuevo coordinador local, Luis Fernando Sevilla, el pasado febrero, en un momento en el que la agrupación se encontraba literalmente partida en dos, en un proceso que arrancó poco antes de que Guanyar acordase su salida del equipo de Gobierno.        


Podemos, por su parte, celebrará sus propias primarias a partir de enero. Y por el momento se desconoce quién podría postularse para convertirse en hipotético número 1. Su reelegido secretario general, Pascual Pérez, también ha mantenido hasta ahora que se ponía a disposición de su partido. Sin embargo, entre su círculo de confianza se sostiene que tras su candidatura a la secretaría general no se escondía ninguna aspiración de convertirse en alcaldable. Sí se apunta, sin embargo, la posibilidad de que puedan intentarlo algunos de los componentes de su cúpula: el denominado consejo ciudadano municipal. En principio, podrá dar el paso cualquier inscrito que acredite un mínimo de seis meses de militancia en el partido, al margen del resto de requisitos que pueda establecer la dirección nacional, como la presentación de avales.    

Noticias relacionadas

next