X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de agosto y se habla de solvia benidorm PANORAMIS la vila joiosa port hotels

recurso en estudio tras quedar 'silenciados' en el consejo local  

Los sindicatos impugnarán el pacto de Comercio para que no se abra 38 festivos en todo Alicante

1/02/2018 - 

ALICANTE. El pacto autonómico sobre las aperturas en domingo, que se prevé refrendar en el pleno de les Corts el próximo 7 de febrero, seguirá sin traer la ansiada paz. Al margen del rechazo ya expresado por Facpyme y por el Colectivo de Comerciantes por Alicante, las secciones de servicios de los sindicatos CCOO y UGT estudian ya un previsible recurso frente a esa nueva regulación de horarios comerciales al considerar que resulta lesiva para los trabajadores del sector y para los pequeños comerciantes, en general, y para los de Alicante, en particular

¿En qué sentido? Primero, porque "contraviene los derechos de los trabajadores a la conciliación de la vida laboral y familiar". En esta línea, insisten en que en la capital de la provincia se pasa de un régimen estacional de 22 festivos de apertura (entre el 15 de junio y el 15 de septiembre) a otro de 38 domingos y festivos hábiles para el comercio (desde el 15 de junio hasta el primer domingo de Rebajas, además de la Semana Santa).

Segundo, porque esa extensión de los festivos de apertura no contribuye a aumentar las ventas ("el poder adquisitivo de las familias es el mismo, lo único que sucede es que el consumo se reparte entre siete días", argumentan). Tercero, porque no crea más puestos de trabajo y solo consigue precarizar los que ya hay, al abocar a los empleados a trabajar más días. Y cuarto, todavía de un modo más específico sobre la situación de Alicante, porque conlleva "la imposición" de una Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) en toda la ciudad, cuando en otras poblaciones, como en la ciudad de València, ese régimen de libertad de apertura a 38 jornadas se limita a cinco zonas ZGAT distribuidas en el casco urbano, no a todo el término municipal.

Ese sería, en principio, el argumento central de su impugnación con el que -como mínimo- tratarían de limitar el alcance de ese nuevo régimen. El propósito es atacar los motivos que habrían llevado a considerar que toda la ciudad de Alicante es turística durante ese nuevo periodo ampliado al que se pasa ahora. "Se trata de un argumento equivocado, todas las estadísticas siguen reflejando que el turismo es estacional y, además, que el turista no va a los centros comerciales", señala la secretaria general de Servicios de CCOO, Patricia Carrillo.

Además, se añadiría un quinto motivo de rechazo que también podría tener encaje en su recurso: la generación de desequilibrios territoriales respecto a otros puntos de la provincia. "Si se aplica ese régimen aquí, se están creando desigualdades en términos de competencia respecto a ciudades vecinas como Elche", añade.

Así lo expresaron los dos sindicatos este miércoles en una concentración celebrada a las puertas de la Delegación del Consell, mediante la lectura de un manifiesto contra el acuerdo autonómico, en un acto que contó con la participación de la federación de comerciantes Fecoema, además de partidos como Podemos y EU-Guanyar. Y así lo intentaron trasladar -sin éxito- ante el Consejo Local de Comercio, en el que se les negó el uso de la palabra para dar lectura a esa misma declaración con el argumento de que se trataba de una sesión de carácter extraordinario con un punto único (la modificación de la ordenanza de venta no sedentaria) en la que no se contemplaban intervenciones. De hecho, habían sido advertidos, el martes, por la propia vicepresidenta y edil de Comercio, Gloria Vara (PSOE), de que se aplicaría lo previsto en el reglamento del consejo y que, en consecuencia, no podrían mostrar su desacuerdo frente a la nueva regulación, negociada por la Conselleria de Economía durante cerca de dos años. Además, según Carrillo, se les planteó que, para poder incluir una iniciativa en el orden del día del consejo, debían reunir las firmas de dos tercios de sus miembros.

Ese mismo quórum es el que ambos sindicatos deberían reunir para poder plantear una segunda iniciativa paralela al recurso para combatir, también, esa nueva regulación de las aperturas en festivo. Se trataría de buscar un nuevo acuerdo que reduzca esas 38 jornadas hábiles, en la línea de lo que ya prevé el mismo acuerdo autonómico. Ese pacto, prevé que se puedan aprobar modificaciones en el ámbito local, siempre que cuenten con el respaldo unánime de todos los operadores del sector representados en el consejo de comercio. Los sindicatos consideran que se trata de una condición excesiva que prácticamente imposibilita el acuerdo, ante el previsible rechazo de los grandes operadores comerciales a que se pueda reducir esa cifra de festivos. Con todo, según Carrillo y la responsable de Comercio de UGT, Abigail Vacas, como mínimo se intentará.

El PSOE negó el turno de palabra a CCOO y UGT en base al reglamento del consejo y Compromís reprochó que no se permitiese tratar sobre horarios, tras otro recurso "unilateral"

Lo cierto es que en esa apreciación sí coincide el actual equipo de Gobierno, del PSOE. Vara reiteró este martes que en el consejo local precedente ya se expresó la disconformidad del Ayuntamiento de Alicante por las nuevas condiciones impuestas a la hora de tomar decisiones que afectan al ámbito local. En este sentido, recordó que hasta este momento no se había exigido unanimidad para plantear regulaciones similares y que se había respetado simplemente que se aprobasen por amplia mayoría.

El desarrollo del consejo, además, provocó la crítica de los representantes de Compromís, que lamentaron que se negase el turno de palabra a los representantes sindicales para que expresasen su parecer sobre el acuerdo autonómico "cuando la mayoría de los consejeros no habrían tenido ningún reparo en que lo hiciesen".

El portavoz municipal de los nacionalistas, y miembro del consejo, Natxo Bellido, también consideró inaceptable que ni el alcalde, Gabriel Echávarri, ni Vara, informasen al consejo sobre la interposición por parte del Ayuntamiento de un último contencioso municipal frente al régimen de aperturas que continúa en vigor (el modelo estacional limitado a los meses de verano). Un recurso que, como publicó Alicante Plaza, se anunció en diciembre y se ha formalizado ahora. Según Bellido, "nadie ha explicado hasta ahora por qué se ha presentado ese recurso ni con quién se ha consultado". A su juicio, tanto en el rechazo a la intervención de los sindicatos, como en el silencio sobre ese contencioso, "nos encontramos, otra vez, ante esas decisiones unilaterales fruto del capricho del señor alcalde que parece que ya se están naturalizando y que nosotros vamos a seguir denunciando", indicó.

El cambio de la ordenanza de venta no sedentaria

Respecto al orden del día del consejo, se aprobó el inicio de los trámites para la aprobación del Proyecto de modificación de la Ordenanza Reguladora de la Venta no sedentaria y otras actividades y espectáculos temporales con finalidad mercantil en la Vía Pública, con un respaldo unánime. Según fuentes municipales, algunas de las reformas más significativas, son por ejemplo en lo que respecta a la transmisión de un puesto de venta hacia otro usuario, en el supuesto de traspaso por causa de fallecimiento o jubilación, cuando sea a favor del cónyuge o de un familiar en primer grado de consanguinidad, al importe final a abonar por dicho concepto se le aplicará una reducción del 90% en el canon a pagar al Ayuntamiento.

Por otra parte, se logra eliminar una de las restricciones más demandadas por los comerciantes en cualquier modalidad de venta en lo que respecta a las personas jurídicas a las que se les permite disponer de más de una autorización en un mercado, actuación que hasta ahora, no era posible.

También, en el mercado de Artesanía de la Playa San Juan, por solicitud de los usuarios se reduce de 50 a 47 puestos, en el caso de que existiera alguna baja se disminuirían a 46. Así mismo, en la presentación de solicitudes en el Registro General de la Corporación, se aumenta el plazo de 30 días a un mes a la fecha propuesta para el ejercicio de la actividad que se trate, lo que facilita los trámites a aquellos que presenten sus instancias, al objeto de evitar continuas confusiones por parte de los interesados en el cómputo de plazos.

Así mismo, hasta el momento, cuando la Administración recibe varias solicitudes, se establecía por baremo de puntos con la celebración de un sorteo posterior en el caso de que existiera un empate. Con estas mejoras, tendrá preferencia la instancia que se haya presentado antes por registro en el Ayuntamiento.

Por último, en cuanto a las sanciones vigentes, desaparece la infracción que suponía vender en los laterales de los puestos de venta. Además, en el caso de cometer una infracción, los titulares se beneficiarán de dos posible reducciones que suman en total un 40%, en el caso de pago anticipado se reducirá un 20% y en el caso de reconocimiento voluntario de la infracción otro 20%, cuando actualmente la reducción solo completa el 25% por pago voluntario.

Noticias relacionadas

next