X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

disputa jurídica sobre las zonas de gran afluencia turística 

Los centros comerciales reactivan la batalla por abrir en festivo e instan al TSJ a reconocerles daños   

Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante despliegan una doble estrategia legal: solicitan la ejecución provisional de la sentencia que les reconoce la libertad horaria los 365 días del año para poder disfrutar de ese régimen de inmediato y se oponen al recurso presentado por el Ayuntamiento contra ese sentencia. En ese escrito, piden que el alto tribunal mantenga el derecho a percibir una compensación por las ventas perdidas   

30/12/2016 - 

ALICANTE. La contienda jurídica sobre las aperturas en festivo continúa. Y la baza de la reclamación de una indemnización por daños y perjuicios al Ayuntamiento, también. Los tres centros comerciales de Alicante a los que una sentencia reconoce el derecho a poder abrir los 365 días del año, como ya lo hace el comercio asentado en el Centro tradicional y Maisonnave prácticamente de forma ininterrumpida desde 2013, acaban de formalizar dos nuevos trámites para que sea la Justicia la que fuerce necesariamente a la administración a concederles ese mismo régimen de libertad horaria en las mismas condiciones de las que, por ejemplo, ya dispone otro gran operador del sector: El Corte Inglés. 

Como avanzó Alicante Plaza, ese camino puede tardar en despejarse definitivamente entre un año y medio y dos años: el tiempo medio en el que el Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) suele tardar en resolver asuntos como el recurso de apelación planteado por el Ayuntamiento de Alicante contra esa sentencia favorable a los centros comerciales. En este escenario, la estrategia legal en dos pasos que acaban de activar las tres grandes superficies trataría, precisamente, de acortar esos plazos y, además, aspiraría a seguir procurándoles una posición de fuerza en el caso de que las dos partes -centros comerciales y Ayuntamiento- decidiesen reanudar la negociación para llegar a un acuerdo extrajudicial. 

La primera de esas acciones legales puesta en marcha por los centros comerciales, como ya ha informado este diario, consiste en la solicitud de ejecución provisional de la sentencia a su favor, dictada el pasado 7 de noviembre por el juzgado de lo Contencioso número 4 de Alicante. Se trata de una petición esperable con la que Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante aspiran a que la justicia obligue al Ayuntamiento a reconocer ya a los tres complejos como zona de gran afluencia turística (ZGAT) sin tener que esperar a que se resuelva el fondo del litigio. Según las fuentes consultadas, el escrito por el que se formula esa solicitud se limita a subrayar lo que podrían considerarse preceptos o requisitos tipo para esta clase de solicitudes: que la aplicación inmediata de la sentencia no supone ningún perjuicio para el interés público ni para posibles terceros y que, además, en el supuesto de haberlos, en ningún caso serían irreparables.

La petición de ejecución provisional, que se pretendía registrar jueves o viernes, debe ser admitida a trámite. Cuando eso ocurra, se facilitará el Ayuntamiento un plazo de cinco días hábiles para que conteste a esa petición (se entiende que oponiéndose). A partir de entonces, según las mismas fuentes, la justicia podría resolver en unos dos meses obligando al Ayuntamiento de Alicante a incluir a los tres centros en una zona ZGAT o rechazando esa pretensión de los solicitantes. De producirse el primer supuesto, el alcalde, Gabriel Echávarri (PSOE), ya dejó claro en noviembre que se delimitarían tres nuevas zonas ZGAT independientes para cada centro comercial y limitadas sólo a ellos (es decir, no extensibles a los comercios de su entorno).

La segunda acción legal ejercitada por los centros comerciales -que al parecer se registró hace una semana- consiste en la presentación de un escrito de oposición al recurso formalizado por el Ayuntamiento. Según las fuentes consultadas, se trata de un escrito basado en argumentos de carácter técnico para rebatir la estrategia planteada en el recurso municipal. Como publicó este diario, el Ayuntamiento solicitó que la sentencia se dejase sin efecto tras subrayar que, en realidad, los centros comerciales debieron pleitear contra el acuerdo del Consell y no contra la decisión municipal acordada en octubre de 2015, ya que la administración competente para declarar zonas ZGAT es el gobierno autonómico (el ayuntamiento propone y el Consell dispone); que las tres grandes superficies no se opusieron contra el primer acuerdo que salió del ayuntamiento en 2013 que también les negaba la posibilidad de abrir en domingo; que su exclusión de ese régimen sí estuvo motivado; y que nadie podía alegar que se rompa la igualdad de competencia porque tampoco nadie lo alegó en 2013.

CON ESAS DOS ACCIONES LEGALES, LOS CENTROS COMERCIALES TRATAN DE ACORTAR TIEMPOS Y DE MANTENER UNA POSICIÓN DE FUERZA SI SE ACORDASE REANUDAR LA NEGOCIACIÓN CON EL AYUNTAMIENTO. NINGUNA DE LAS DOS PARTES DESCARTA LA REAPERTURA DEL PROCESO DE DIÁLOGO

Según las fuentes consultadas, la representación legal de los centros comerciales trata de rebatir todos esos argumentos con constantes referencias legales. La importancia de ese escrito también radica en que en él se incorpora la petición expresa para que el TSJ mantenga el reconocimiento del derecho que, según la sentencia de primera instancia, asiste a los tres centros comerciales para ser indemnizados por los ingresos no obtenidos a no haberles concedido el régimen de libertad horaria que sí se concedió a los operadores del Centro y Maisonnave. 

El fallo del juzgado de lo Contencioso de Alicante establecía que los centros comerciales habían cometido un error de procedimiento al plantear la petición de una compensación económica por la vía contenciosa y abría la puerta a que la planteasen esa petición indemnizatoria como reclamación de responsabilidad patrimonial de la administración. En la sentencia, también se reprochaba a los centros comerciales que no especificasen el cálculo de esa posible indemnización.

En esta última acción legal, las tres grandes superficies tampoco la cuantifican, pero sí insisten en que el TSJ mantenga viva esa posibilidad de restitución económica del daño supuestamente producido para poder ejercerla si se considera oportuno.

¿Rompe esta doble estrategia cualquier posibilidad de entendimiento entre los centros comerciales y el Ayuntamiento? En principio, no. Es cierto que no se ha dado ningún paso para retomar la negociación después de que se anulase una primera cita, en noviembre. Pero ni los centros comerciales ni el equipo de Gobierno lo descartan. Portavoces de los tres complejos apuntaron este viernes a Alicante Plaza que hasta ahora no ha habido más contactos tras la fallida reunión de noviembre para "no entrar en el circo mediático" que se había planteado, pero no cerraron la posibilidad del diálogo. Tampoco lo hizo el portavoz del tripartito, Natxo Bellido, quien insistió en que "siempre es mejor llegar a un acuerdo de consenso".

Entre tanto, el régimen de aperturas sigue siendo el aprobado en noviembre de este año en el Consejo Local de Comercio, primero, y en la Junta de Gobierno, después: sólo pueden abrir domingos y festivos los comercios asentados en Centro y Maisonnave que se comprometan a ampliar plantillas y limiten a once los festivos laborables al año para sus trabajadores.  

 

Ver comentarios

Noticias relacionadas

next